Voy a reconocer que no me acercaba con mucho entusiasmo a esta lectura. Quizás si no hubiésemos tenido un encuentro con la autora no lo habrá hecho. Sin llegar a decir que no me hubiese gustado su anterior novela, lo cierto es que posiblemente tampoco hubiese repetido, y me hubiese equivocado porque en esta segunda novela de Maria Jeunet encontré mucho más de lo que esperaba.
 

MIS IMPRESIONES

Me quedaban muy pocas páginas para acabar esta novela cuando asistimos al encuentro con Maria Jeunet y había una pregunta que tenía que hacerle sí o sí. ¿Había pasado mucho tiempo entre que había escrito Las hojas de Julia y su segunda novela La foto de Nora? Encontré tanta diferencia en la forma de plasmar la historia, en su prosa, un sus personajes, había tal evolución que pensé que habría gran distancia entre ambas novelas. No podía sospechar que la respuesta iba a ser «NO», había unos pocos meses.Como he dicho al principio de este post Las hojas de Julia no habría sido una de esas novelas que me hubiese hecho repetir con la autora, pero en La foto de Nora he encontrado una novela, que sin ser totalmente diferente a la línea trazada por María Jeunet en su primera novela, sí que es más completa, dirigida a un abanico de lectores más amplio que el de los que buscan solamente una novela de amor.

Me he encontrado una novela distinta, mucho más trabajada tanto en la forma de escribir, en la estructura, como en la temática, me ha gustado y me ha sorprendido muy gratamente este giro de la autora al mezclar la trama romántica con una trama policial que tiene tanta importancia o más que la primera. Ha sabido conjugar la parte romántica con la parte policíaca, manejando muy bien los tiempos y ha demostrado con esta novela que es capaz de escribir, también, otro tipo de historias.

Ya nos avanzó la autora en el encuentro que tuvimos con ella que ha decidido seguir el camino iniciado en este novela con otras tramas diferentes y creo que es todo un acierto y estoy deseando ver como sigue la evolución iniciada.

También los personajes están más elaborados, los conocemos algo más de los protagonistas. No es un análisis profundo pero sí conoceremos como han influido en ellos las circunstancias por las que han pasado, los motivos que les han llevado a tomar ciertas decisiones, etc.

Me ha resultado original y atractivo esos guiños que hace a su anterior novela, ya que ha utilizado personajes que aparecían en ella y en realidad podría decirse que el germen de esta novela está en Las hojas de Julia, pero es sólo eso un guiño y unos personajes que aparecieron en ella ya que la historia es totalmente independiente y en ningún momento es necesario haber leído la anterior para leer ésta.

La autora utiliza un lenguaje sencillo, claro, sin florituras que lleve a una lectura ágil, rápida, entretenida, que hace que la novela vuele entre las manos.

Las novelas de María Jeunet tienen como objetivo entretener, que pases un buen rato, que cuando acabes la novela tengas un buen sabor de boca y no se le puede negar que sabe como hacerlo.

Como ya he dicho para mi La foto de Nora ha supuesto una grata sorpresa, una evolución en la forma de escribir, de mostrarnos la historia, en la trama y en la forma de narrar de la autora, y me ha gustado mucho que no se haya limitado a escribir solamente una historia de amor. Estoy deseando tener en mis manos esa tercera novela que nos ha anunciado, para ver si María es capaz de seguir avanzando y demostrando todo lo que lleva dentro.

FICHA DEL LIBRO