NUESTRA OPINIÓN …

Cuando vi La cocinera de Himmler entre las novedades de Alfagura no pude dejar de sentirme atraída por ella. La portada y el título hicieron que me fijara rápidamente en ella, pero empecé a leer algunas reseñas que iban apareciendo y consiguieron que me hiciera replantearme su lectura.

Cuando me propusieron organizar un sorteo y una lectura conjunta junto con los blogs El buho entre libros, El Universo de los libros, Libros que hay que leer, From Isi y Cuéntate la vida, pensé que parecía que el libro me buscaba, así que acepté. Tenía que leerlo fuera cual fuese el resultado.

No sé si ha sido debido a que tenía una idea totalmente diferente a esta novela (como ya ha pasado a otros lectores), pero, aunque no puedo decir que me haya disgustado porque no sería exacto, si tengo que reconocer que no me ha entusiasmado.

Y esta sensación puede deberse más a la personalidad de su protagonista, que a la forma en que está escrita la novela.

Y es que Rose es una mujer con una personalidad bastante fría, extraña (quizás debido a lo vivido durante su niñez), con la que no sólo no he podido empatizar, sino a la que tampoco he podido comprender. Es más, mientras estaba leyendo me he planteado si el escritor ha prentendido forjar un personaje que tan poca empatía despierta, conscientemente. O quizás es que yo estuviera viendo a Rose desde un prisma equivocado.

Me gustaría hacer mención a un «personaje» que acompaña a Rose buena parte de su vida. Se trata de «Teo» una salamandra que, como ocurre con Pepito Grillo en Pinocho, será su conciencia. Aunque no son muchos, me han gustado esos diálogos de Rose con Teo, creo que son la parte que más me ha hecho acercarme a la protagonista, con ese punto de cordura que intentaba poner a alguna de sus acciones.

En el año 2012 nos encontramos a una Rose centenaria en buenas condiciones físicas y mentales que está escribiendo sus memorias. Con este motivo vamos a ir yendo y viniendo de ese año a distintos momentos de su pasado, y así vamos a conocer muchas cosas sobre ella.

Rose no va a tener una vida nada fácil. Dada su longevidad va a «vivir» mucho, va a viajar y se va relacionar con personajes muy importantes, y todo esto va a influir en su vida. Pero estos lugares, pesonajes y hechos históricos (aunque haga mención de ellos) no son lo principal de la historia ni el autor va a ahondar mucho en estos aspectos, ya que lo verdaderamente importante en la novela es la historia de Rose y sólo vamos a conocer todos estos aspectos por la influencia que tengan en su vida.

Tanto es así que a veces me ha parecido que el autor da por sentadas algunas cosas, como si el lector tuviera que saberlas por lo ya leído.

No cabe duda que Rose ha tenido un gran afán de superación, después de todo lo que ha pasado su vida cambia totalmente cuando la recoge Scipion Lempererur, y gracias a su esposa Emma adquire una amplia formación, pero  me hubiese gustado más explicación sobre la gran transformación que tuvo que sufrir durante estos años una chiquilla que nada tenía y a la que la vida había tratado tan mal.

También me ha parecido que la novela cojeaba un poco en otros aspectos, no llegando a entender, como algo tan arraigado en Rose (y uno de sus puntales),  como la venganza , una venganza que la lleva acompañando desde sus primeros años en los que ya anotaba en un papel que siempre la acomapañaba los nombres de las personas a las que aplicaría el «ojo por ojo, diente por diente», y que después de satisfacerla le proporciona tanto poder como para hacerla renacer en momentos muy malos y que es su motor, termina por quedar diluido en la historia.

Aunque si hay algo que hay que reconocerle a Rose son sus ganas de vivir, su afán de supervivencia, y su carácter luchador. Como logra una y otra vez resurgir y empezar de nuevo.

No puedo dejar de hacer mención al humor que esperaba encontrar y al que se hace mención en la contraportada y en alguna de las citas que en ella aparecen. Poco me ha hecho sonreir, es más, pese a que en algún momento me haya podido sacar una pequeña sonrisa y a ese poder de superación que tiene la protagonista, Rose vive unas situaciones tan difíciles, tan duras, en muchos momentos de su vida, que me ha dejado un regusto más bien amargo.

Pese a su lenguaje sencillo y claro, a que es una novela que se lee bien, aunque encontremos algunos altibajos en su ritmo, altibajos que mucho tienen que ver con la vida de Rose, que los capítulos sean cortos y que en definitiva sea una lectura entretenida, para mi ha sido una novela con bastantes luces y sombras.

¿Os animáis a leer esta novela que ha generado reseñas tan diferentes?

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.