La clave Cervantes de Luis Manuel Calenti y Sergio Aguado

Junio 2021

Todo está en el Quijote y la Clave la tiene Cervantes. Así se presenta La Clave Cervantes, obra escrita por Luis Manuel Calenti de la Vega (Melilla, 1976) y Sergio Aguado Martín (Granada, 1973), dos grandes aficionados a la Historia que decidieron unirse para crear una novela de ficción y aventuras, y que al mismo tiempo, ofrecen un recorrido por el rico patrimonio español menos conocido y por pasajes históricos de la época en que el escritor manchego escribió su obra cumbre.

La novela arranca en el año 2013 y narra las aventuras de Emilio García, un profesor de Historia de la Universidad de Granada que descubre un gran secreto oculto en las páginas del Quijote, que fortuitamente le llevará hasta un galeón hundido para hallar unas cartas del siglo XVI que hablan de un tesoro escondido. Su búsqueda le llevará a lugares como el monasterio de San Pedro de Cardeña en Burgos, el castillo de Manzanares el Real o el palacio de Sotomayor.

Misterios, anagramas, códigos ocultos en la novela de Cervantes y en tumbas de reyes harán que pronto salga tras su pista una organización sin escrúpulos cuyos integrantes no dudarán en tomar cualquier acción para conseguir su objetivo, el mayor tesoro de la historia de la humanidad. La espada Tizona del Cid Campeador y las tumbas de Colón o los Reyes Católicos cobran también especial protagonismo en una trama que pone en evidencia el auténtico linaje de la monarquía española, según sus autores.

La idea de la novela es original de Luis Manuel Calenti. Empezó a fraguarla durante siete años, pero decidió aparcarla “porque la historia es muy compleja y era muy difícil llevarla a buen puerto”. Conocer a Sergio Aguado, aficionado a los hechos históricos y a la escritura, como él, fue determinante para retomar ese viejo proyecto y concluir lo que había empezado un lustro atrás.

“Sergio había escrito algunas narraciones cortas. Me pasó algunas de ellas, me gustaron y entonces surgió la idea de dar forma y terminar La Clave Cervantes. Y la verdad es que quedó muy bien y estamos muy contentos con el resultado, detalla Calenti. Aunque debió ser esta su primera novela, se convirtió finalmente en la segunda, puesto que anteriormente publicó Tierra Fronteriza, donde materializó su afición por el mundo castrense que le viene de familia, ya que desciende de una larga tradición familiar de militares.

La escasez en el mercado editorial español de obras más habituales en la narrativa anglosajona, como “El Código Da Vinci” de Dan Brown, donde el suspense, el misterio, los enigmas y los hechos históricos se entremezclan en la ficción, le llevó a Calenti a dar el paso de idear su propio “Código Da Vinci” hispano.

Eso y el hecho de que las nuevas generaciones apenas tengas conocimiento sobre pasajes históricos relevantes, según él mismo descubrió a través de sus hijos. “Hablando con ellos me di cuenta de que la historia que estudiaban era mínima y muy pobre, con muy poco contenido. Yo les hablaba del Cid Campeador y no sabían quién era. A Cristóbal Colón sí lo conocían, pero casi de refilón. Entonces pensé en escribir sobre hechos históricos importantes, como la Batalla de Lepanto, a través de una ficción.

“Decidí describir el patrimonio menos conocido porque precisamente son menos populares y han tenido una gran relevancia. Podía haber tirado por lo fácil, La Alhambra, el Escorial, el acueducto de Segovia…, pero esos monumentos son tan universales que no necesitan florituras, sim embargo el osario de Wamba o el monasterio de San Pedro de Cardeña no son tan universales y tienen mucha relevancia”.

Calenti “tenía una idea muy clara y tenía escrito lo que debía pasar en cada capítulo, y Sergio, que es más aficionado a la historia le otorgó más trasfondo histórico y le imprimió esa capacidad narrativa que tiene. Así es como lo hemos hecho a medias y la verdad es que creemos que ha salido una cosa bastante buena”, detalla.

Luis Manuel Calenti, además de las dos novelas citadas es autor de otros títulos como “Patinaje en línea-guía por niveles” y “Entrenamiento Muteng” debido a su afición al deporte. También es aficionado a las ciencias por lo que tiene publicado “Un paseo por el espacio” de índole astrofísica y prevé publicar este año otro título de geología.

Calenti es licenciado en administración y dirección de empresas, con numerosos masters en informática y diseño publicitario entre otros, mientras que Aguado es grado en informática y administración.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *