LA ABADÍA DE LOS HEREJES – EUGENI VERDÚ

NUESTRA OPINIÓN …

Que me gustan las novelas históricas no es ninguna novedad, tampoco lo es que nos gustan los thrillers, así que si además de estas dos menciones en la presentación del libro se menciona que está en la línea de El nombre de la rosa, una novela que aunque en algunos momentos se me hizo un tanto complicada y lenta, me gustó muchísimo, estaba claro que La abadía de los herejes tenía todos los ingredientes para terminar entre mis lecturas.

En Limoux la Inquisición, sin motivo aparente, hace detener al carpintero y su familia, que son sacados por la noche de su casa. Su mujer y él son encerrados mientras que sus hijos menores, nadie sabe el motivo ni quien lo ha ordenado, son entregados a la Iglesia desconociéndose que van a pasar con ellos.

El matrimonio Duver, pese a declararse inocentes, son torturados y declarados culpables de herejía en un juicio en el que, a todas luces, el veredicto estaba dictado de antemano. Tanto ellos como su hijo Ejean, al que también se juzgó, aunque hacia años que no vivía con la familia ni en el pueblo, son condenados a la hoguera donde mueren mientras que de su hijo se quema un muñeco, ya que nadie sabe donde se encuentra, a la espera de que sea encontrado y se pueda ejecutar la sentencia.

Ejean después de haber estado unos años viajando cree que ha llegado el momento de volver a casa, sin saber que lo que encontrará es la terrible realidad de la condena y muerte de sus padres y la desaparición de sus hermanos. Cuando conoce la realidad de lo sucedido por unos vecinos amigos de sus padres, se impone a sí mismo la tarea de saber que ha pasado con sus hermanos menores, así como limpiar el nombre de sus padres.

Tras un prólogo en el que Eugeni Verdú nos cuenta como llegó a esta historia, nos sumerge directamente en un thriller medieval ubicado en Limoux y en la Abadía de Sant Miquel de Cuixá, al sur de Francia, ambientada a finales del Siglo XIV, cuando tras el Fran Cisma de Occidente la Iglesia está dividida en dos papados diferentes: el de Aviñón a cuya cabeza está Clemente VII y el de Roma con Urbano VI. Una Iglesia donde las luchas de poder, la corrupción y las conspiraciones están a la orden del día, y con la Inquisición en pleno apogeo, siendo en muchos casos un mero instrumento para sembrar el miedo, saldar rencillas o hacerse con los bienes de los juzgados.

La abadía de los herejes es una novela que recupera una época oscura de la historia en al que los papas se aprovechaban del lugar que ocupaban para tejer alianzas con algunos reyes para luchara contra otros reinos, intentando someter a todos a su poder; sin reparos en hacerse con las propiedades de los más ricos aunque ello supusiera castigar con la hambruna a los súbditos de los señores.

En compañía de Ejean nos introduciremos y seremos partícipes de la vida diaria de la Abadía de Sant Miquel de Cuixá, una de las pocas abadías dúplices que existían, donde, aunque separadas, coexistían congregaciones de hombres y mujeres. Una Abadía en la que mientras las monjas se ocupaban de las rutinas diarias y de todo lo necesario para el funcionamiento del día a día de ambas comunidades, los monjes eran unos eruditos de mentes privilegiadas sometidos a las normas monacales, que solo se dedicaban al estudio y cuyo principal cometido era descifrar documentos y claves encriptadas, y que trabajaban para la red de espionaje del Antipapa de Aviñón.

Un lugar en el que Ejean pronto descubrirá que se guardan secretos, y en el que empiezan a tener lugar una serie de muertes que, aunque se intenta convencer a los hermanos que son fruto de la peste que asola el mundo, nuestro protagonista tiene claro que nada tienen que ver con esa enfermedad, que únicamente se utiliza para infundir miedo en la congregación.

La abadía de los herejes es una novela con una trama muy bien urdida, muy bien contada, que mantiene al lector con una intriga permanente,  en la que se desarrollan una serie de conspiraciones y tramas de distinta índole que confluyen en la razón última por la que el matrimonio Duver fue condenado y la suerte que corrieron los otros miembros de la familia; así como de cuales son los secretos que se esconden entre los muros de la Abadía. Una novela en la que destaca la gran documentación que ha tenido que llevar a cabo el autor para plasmar a lo largo de sus páginas, tanto la ambientación como el momento histórico en el que se desarrolla.

FICHA DEL LIBRO

3 Comments

  1. Manuela

    No pinta mal, pero tampoco me entusiasma tanto lo que cuentas como para hacerle un hueco entre tanto pendiente como tengo.
    Besos.

    Reply
  2. Laky

    Coincidimos en impresiones. Me ha sorprendido el amplio conocimiento de la época y de la vida en un monasterio medieval que muestra el autor, ha tenido que costarle mucho la documentación
    Besos

    Reply
  3. Margari

    Pues me llama mucho. Me gusta el período histórico que abarca y hace tiempo que no leo nada ambientado en él. Tomo nota.
    Besotes!!!

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.