Plaza&Janés, octubre 2020

Nosotras, enfermeras, la historia de unos días que me cambiaron para siempre, una crónica en primera persona de una de las peores crisis sanitarias que ha vivido el país.

Enfermera Saturada deja a un lado el humor en Nosotras, enfermeras, para contar en primera persona todo lo acontecido en el sector sanitario antes, durante y después del Estado de Alarma.

Héctor Castiñeira, enfermero detrás de Enfermera Saturada, ha luchado contra el COVID-19 desde el comienzo de la crisis en el Hospital Doce de Octubre de Madrid.

Nosotras, enfermeras se publicará el próximo 15 de octubre, coincidiendo con la entrega del Premio Princesa de Asturias de la Concordia a todos los trabajadores del sector sanitario.

Este es el testimonio de una enfermera que luchó contra el coronavirus en primera línea, armada con una bolsa de basura y una mascarilla reutilizada. Pero, en realidad, es también la historia de todos los enfermeros y las enfermeras que plantaron cara al virus, esos a los que la sociedad llamó héroes, y por quienes aplaudía a las ocho, mientras ellos y ellas vivían con el miedo pegado a su espalda. Es el testimonio de sus lágrimas, temores y sacrificios, y a la vez de la inmensa felicidad que sentían cada vez que apagaban un respirador y entregaban el alta a un paciente.

Nosotras, enfermeras es la crónica en primera persona de Héctor Castiñeira sobre todo lo acontecido durante la primera ola del COVID-19, una de las mayores crisis sanitarias a las que ha tenido que hacer frente España. Héctor narra lo acontecido entre los meses de enero a mayo y analiza el antes, el durante y el después del famoso “Estado de Alarma” en el que se vio inmerso el país durante más de tres meses.

Como enfermero de profesión, ha estado luchando contra el virus en primera línea desde el minuto 0 en el Hospital Doce de Octubre de Madrid: ha sido testigo y ha vivido el horror de las muertes, la impotencia de la falta de recursos, el agotamiento físico y psicológico… Pero también la esperanza de los enfermos que mejoraban, la alegría inconmensurable en cada alta médica y el optimismo de una mejora de la situación.

Además, ante la desinformación y el circo mediático que se formó en torno a la crisis, Héctor se ha erigido como la voz representante del sector sanitario tanto en medios de comunicación como en redes sociales desmintiendo bulos, dando consejos sobre salud pública y ayudando al público a entender la realidad de lo que estaba pasando en hospitales y centros de salud.