Montena, abril 2020

La trilogía de Laura Gallego, Guardianes de la Ciudadela cumple dos años.

Se cumplen dos años desde que Montena publicara El bestiario de Axlin, la primera parte de Guardianes de la Ciudadela, que empezaba así: «Las pesadillas de Axlin eran seis: los galopantes, las pelusas, los dedoslargos, los nudosos, los crestados y los robahuesos. Había sido así desde que tenía memoria, y por esa razón nunca se había planteado la posibilidad de que pudiera existir otro tipo de horrores más allá de la empalizada del enclave en el que vivía.». Se confirmaban así la vigencia de una autora única, que, tras cinco años de trabajo (en los cuales escribió además otras cuatro novelas y una enciclopedia), hacía llegar a sus lectores una nueva trilogía.

Laura Gallego empezó a escribir a los once años. Escribió, junto a una compañera de colegio, que hacía las ilustraciones, una novela de casi 300 páginas. «Mi amiga Miriam y yo decidimos escribir un libro de fantasía. Se llamaba Zodiaccía, un mundo diferente, y trataba de una niña que viajaba a una isla mágica donde todo tenía que ver con los horóscopos. Tardamos tres años en acabarlo y salió una cosa muy larga. Ese libro nunca se publicó, pero yo ya sabía que quería ser escritora.» Y desde entonces no ha dejado de escribir. Cuando cumplió los veintiuno, y publicó su primera novela, Finis Mundi (1999, premio Barco de Vapor), ya había escrito catorce novelas, más de 2000 páginas. Y hacía ya varios años que participaba en el premio.

«Después de acabar el bachillerato entré en la Universidad de Valencia, a estudiar Filología Hispánica para ser, en un futuro, profesora de literatura. Seguía escribiendo y enviando textos a editoriales y concursos, pero no publicaba nada.» Al final,  lo consiguió, y todo ese tiempo invertido resultó un proceso de aprendizaje ineludible, que luego se condensaría en un talento exacto y a imitar, que la ha convertido en una de las autoras de referencia de literatura juvenil y fantástica en nuestro país. En el año 2012, su libro Donde los árboles cantan fue distinguido con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. La autora, también ha recibido el Premio Cervantes Chico por el conjunto de su obra. Las novelas de Laura Gallego han vendido sólo en España cuatro millones de ejemplares y han sido traducidas a dieciséis idiomas.

Lectora voraz, se entusiasmó pronto y de tal modo con La historia interminable, de Michael Ende, libro clave en su adolescencia, que ha seguido volviendo a él durante toda su vida. Cuenta, en su web oficial, ésta y otras lecturas importantes para ella:  El último unicornio, de Peter Beagle, El Ciclo de la Puerta de la Muerte, de M. Weis y T. Hickman y El Alquimista, de Paulo Coelho. Lectora de Tolkien, Terry Pratchett, George R. R. Martin, J.K. Rowling, Cornelia Funke, Brandon Sanderson… y muchos más de fantástica, también le gusta la ciencia-ficción, con autores favoritos dentro de este género como Orson Scott Card, Robert J. Sawyer, Arthur C. Clarke, Isaac Asimov y Philip K. Dick. Con una tesis doctoral sobre libros de caballerías, ha sido un gran lectora de El Quijote, y otros clásicos como Cien años de soledadLa vida es sueñoMacbeth. También clásicos de aventuras del siglo XIX: Dumas, Verne, Arthur Conan Doyle, Walter Scott.

Después de cinco años de trabajo meticuloso y una ingente labor de planificación, en abril de 2018 salía a la luz la primera parte de Guardianes de la Ciudadela, la nueva trilogía de Laura Gallego. Fiel a su pasión por la fantasía y los mundos imaginados, la autora presentaba una tierra oscura y peligrosa, cuyos habitantes se ven continuamente amenazados por monstruos de todo tipo, monstruos que menguan a la población humana sin mayor objetivo aparente que el de acabar con ellos de las formas más dolorosas y terribles posibles, en una guerra que parece que están a punto de ganar.

Y así empezaba un mundo fascinante contenido en tres novelas, El bestiario de AxlinEl secreto de Xein y La misión de Rox, trilogía con un total de más de 1500 páginas, que, ahora que se cumplen dos años desde la publicación del primer tomo, llevan vendidos más de 100.000 ejemplares.