Borrón y Cuenta Nueva, febrero 2021

Fantasmas en la trinchera. ¿Y si aprovechamos que no somos nadie?

Imagina el bar más humilde del barrio más pobre de la ciudad más fea en el que se reúnen unos parroquianos anodinos sumergidos en una rutina insulsa que no desentona con el ambiente. Sobre esta base, el escritor Jon Cabrera trabaja con agilidad para que este diamante en bruto se transforme en una rocambolesca banda de delincuentes en su nueva novela Fantasmas en la trinchera.

El escritor nos invita a sentarnos en una de las mesas del bar Imperial para observar y disfrutar de las aventuras y desventuras de este peculiar grupo de personas tan normales y sencillas que pasan desapercibidas a los ojos de la sociedad. Este anonimato precisamente se convertirá en una cualidad a la hora de realizar las operaciones más inverosímiles.

El escritor y periodista Jon Cabrera sorprende completamente al lector con su nueva novela Fantasmas en la trinchera. Una historia rocambolesca y llena de originalidad en la que un grupo de peculiares parroquianos de un bar, sumidos en su tediosa rutina del día a día, se lanzan a la aventura convirtiéndose en una banda de delincuentes.

Con un ritmo desbordante, y a través de las palabras de cada uno de los protagonistas, el lector se sienta como un cliente más en una de las mesas, de esas que vivieron una mejor época, en el bar Imperial. Y desde esta perspectiva irá descubriendo un grupo de habituales, personas aparentemente tan normales que pasan desapercibidas a los ojos de la sociedad. Solo el escritor Jon Cabrera es capaz de convertir este anonimato en una cualidad y reunirlos a todos para que se dediquen a las operaciones más inverosímiles que, por otro lado, suponen un soplo de aire fresco en las vidas de cada uno de ellos.

Un camarero empeñado en no mirar atrás, un propietario lleno de fantasía e inocencia, un inquilino inesperado que se topa con la realidad y una clientela que se encuentra en la fase final de su vida y a la que, precisamente, le falta vida. Todos ellos se unen en esta historia llena de giros y sorpresas constantes en la que es imposible aburrirse.

Con un estilo audaz y muy peculiar, Fantasmas en la trinchera atrapa al lector no solo por su originalidad en la trama sino también con su narrativa. El resultado, como en los clubes más elegantes, es un delicioso cóctel divertido y muy entretenido, lleno de emociones y del que seguro el lector querrá repetir. Un libro refrescante, que atrapa desde la primera página y en el que tampoco faltan momentos de cariño, ternura, tristeza, humor ácido y miles de situaciones
inesperadas.