Caligrama, abril 

La escritora solsonense Claudia Rodelas presenta su ópera prima Esto es solo el comienzoInspirada en sus experiencias, la autora crea unos personajes cercanos y una historia amorosa que surge de encontrar un sitio en el mundo.

La editorial Caligrama publica Esto es solo el comienzoLos dos años que pasó en Irlanda marcaron a Claudia Rodelas, quien vio despierto su impulso literario. Dublín se convierte en un escenario en el que los protagonistas se encontrarán, cambiando sus esquemas y sus vidas. La autora crea una novela romántica, con tintes eróticos, que presenta a una mujer con vida ordinaria que, tras decir «no» a la comodidad, es capaz de conseguir cosas extraordinarias. Rodelas habla de que «el amor debe ser algo más, no solo un «para siempre»; debe llevar felicidad consigo, debe hacernos sumar, debe ayudar a sentirnos preciadas. Cuando ya no es así, no vale la pena. El amor no es magia, sino algo que se debe cuidar para que dure».

La protagonista es Dafne, una joven de 30 años, infeliz y dependiente de su pareja. En su viaje conocerá a alguien que hará tambalear sus ideas y sus sentimientos, y tendrá que elegir entre hacer lo correcto o lo que ella realmente desea. ¿Qué elegirá finalmente? 

Dice la escritora solsonense que el personaje principal tiene mucho de ella, aunque aclara que la realidad es que distan en muchos aspectos. «La creé insegura, con miedos, dudas e inconformista (aunque ella al principio no se dé cuenta de ello). Lo hice así para que me fuera más fácil crear un personaje redondo que al final de su aventura hubiera aprendido que la vida no debe ser fácil ni aburrida (si nosotros no queremos)».

La obra narra con agilidad historias marcadas por temores y la incertidumbre. El texto es una lectura repleta de lecciones y Rodelas interpreta con enorme reflexión las realidades de las emociones.

Clàudia Rodelas (Solsona, 1993). Graduada en Educación Infantil por la Universidad de Barcelona, ha trabajado creando historias para sus alumnos desde los dieciséis años. Su pasión son los libros. La autopublicación en 2018 de su primera novela le cosió alas y, hoy en día, dando por terminada su aventura de dos años en Irlanda, se ocupa de escribir a tiempo completo.