ENCUENTRO CON VIRGINIA GASULL (IN VINO VERITAS)

Aunque he tardado más de lo que me hubiera gustado por fin escribo la crónica del encuentro con Virginia  Gasull, autora de In vino veritas de la que pronto tendréis la reseña, pero ya os adelanto que la hemos leído las dos y nos ha gustado mucho.

Como siempre es un placer de acudir a un encuentro de esos que tanto nos gustan. Es más, en esta ocasión era especial. Soy una enamorada del vino y no sólo del vino en sí, sino de todo lo que le rodea: bodegas, procesos, maridajes… así que cuando un libro con esta temática se cruzó en mi camino no me cupo duda de que iba a leerlo y cuando recibimos la invitación a esta presentación acepté encantada.
Cuando llegamos la autora nos estaba esperando con una gran sonrisa y unas copas de vino preparadas junto con unas tapas para acompañar. A medida que fuimos llegando nos sentamos y comenzamos a intercambiar impresiones entre los que ya se habían leído el libro y los que no, por lo que no les dejamos hacer mucho spoiler.
Inicialmente y para romper el hielo, Virginia nos sirvió un burdeos y nos contó un poco acerca de este vino.
Después pasó a presentarse y a contar algunas cosas acerca de la novela.
Virginia también nos comentó, y constataron los que ya habían leído la novela, que es una mezcla de géneros. En ella podemos encontrar novela negra, thriller, de investigación… Lo que ha intentado crear la autora es una novela lo más creíble posible. Es por ello que la historia de amor que se desarrolla en ella no quería que fuera una historia como Las sombras de Grey, sino que quería una historia con la que cualquiera se pudiera identificar.
También nos confirmó que el tema del padre de la protagonista que queda totalmente abierto, está hecho así a propósito ya que es un tema que será desarrollando en una novela posterior.

Virginia nos contó que esta historia se le ocurrió visitando un chateau en Burdeos. Allí empezó a preguntar acerca de toda la historia de los expolios, el robo de bodegas, los viñedos… y pensó que era una buena base para una historia. Además, actualmente no hay muchas novelas que giren entorno a esa temática. Además Virginia sabe bastante de este mundo, por lo que sus conocimientos junto con la investigación que realizó han llegado a conformar una novela que tiene una importante base histórica y de la que podemos llegar a aprender bastante.

Otra de las cosas que nos comentó la autora y que los presentes confirmaron, fue que es una novela que vale tanto para el lector amateur en el mundo del vino, ya que éste puede comenzar su apredizaje, como para el avanzado que va a encontrar datos técnicos contados con una base fruto de la investigación de la que hablábamos. Todo ello en perfecta sintonía con la historia y sin aburrir al lector en ningún momento. Lo único de lo que se puede sentir culpable Virginia es de que nos entren unas ganas irrefrenables de tomarnos una copita de vino.
En cuanto a su forma de trabajar, la autora nos contó que plasma toda la trama en possit en una pared de casa y que cuando escribe se pone música, que además ésta depende de la escena que está escribiendo en ese momento.
También nos contó que esta novela la ha llevado un año y medio, del cual uno ha sido de investigación.
Le gusta viajar a todos los lugares para conocer los ambientes en los que se van a mover sus personajes. Es por ello por lo que cuando decidió que iba a situar la historia en ….. viajó hasta allí para pasar unos días junto con su madre, y el propietario del chateau en el que se mueven los personajes en la novela la invitó a visitarlo y le contó su historia.
En cuanto a la portada, Virginia nos contó que la había realizado la presidenta de la asociación de ilustradores de Euskadi que es amiga suya. Portada con la que también se habían serografiado las botellas que allí se encontraban y que es un pleno acierto para un libro como este.
El título en cambio es una frase célebre que le pareció muy acertada para una novela como está ya que además se encuentra en el contenido de la novela y recoge muy bien su argumento.
Finalmente, probamos el otro vino que nos había traído y que también era semejante a uno de los que aparece en la novela. Hablamos del momento en el que aparece este vino y nos nos comentó un poco acerca de él.

Finalmente, nos dedicó los ejemplares y nos fuimos cada uno con una botella de vino cuya etiqueta era portada del libro bajo el brazo.
Desde aquí damos las gracias a la editorial y a la propia Virginia por su amabilidad.

13 comentarios en “ENCUENTRO CON VIRGINIA GASULL (IN VINO VERITAS)”

  1. Estoy leyéndolo ahora mismo y me está gustando mucho. Como tu dices todo el tema del vino es muy interesante y a pesar de la cantidad de datos no es en absoluto tedioso sino que esta muy bien fundido con la historia. Una mezcla de géneros muy interesante.
    Un beso

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com