ENCUENTRO CON TONY GRATACÓS (NADIE LO SABE)

ESTUVIMOS ALLÍ …

El pasado día 29 de marzo pudimos disfrutar de nuevo de una tarde entre libros. El lugar, la Casa del Libro de Gran Vía, y el encuentro, con Tony Gratacós, periodista y autor novel que acaba de publicar su primera novela con Destino, Nadie lo sabe.

Con un público más que abundante comenzó la presentación de esta novela de la mano de una de las personas encargadas de cultura de Casa del Libro que reconoció que, aunque suelen ser ellos quienes se ponen en contacto con las editoriales para cerrar los encuentros, en este caso fue al revés y fue la propia editorial quien les propuso el encuentro ya que era un libro que merecía la pena darse a conocer, un libro que ha tenido una nada desdeñable primera tirada de 20.000 ejemplares.

Tony Gratacós es nuevo en el mundo de la literatura pero tiene mucho bagaje en muchos otros ámbitos: periodista, ha trabajado para Antena 3, ha estado muy ligado a la producción de Disney por lo que… ¿cómo ha dado el gran salto a la literatura y por qué con una historia como esta?

Tony, con una fuerza, ilusión, entusiasmo y pasión increíbles, nos metió desde el primer momento a todos en el bolsillo contándonos cómo se había puesto a escribir una novela sobre la primera vuelta al mundo ya que justo en este año se van a cumplir 500 años desde que se completó por primera vez. Como otras veces nos han contado, hay mucha novela histórica en el mercado pero tendemos a descuidar lo que hemos hecho en España a lo largo de la historia, nuestro pasado, ya que pasamos a diario por multitud de iglesias, murallas y monumentos a los que no prestamos ninguna atención y que cuentan mucha parte de nuestra historia, una historia que es importante conocer porque solo sabiendo de dónde venimos podemos saber hacia donde vamos.

Sin embargo, el autor reconoce que no quería escribir una novela histórica lineal, ya que eso ya se hizo hace 500 años con los escritos que se dejaron de la época, sino que quería mirar la historia con otros ojos. Para ello, empezó a documentarse sobre aquel hallazgo que empezó Magallanes y terminó Elcano y ahondando en esa documentación descubrió la enemistad que había entre ellos gracias a los documentos que dejan patente que Juan Sebastián Elcano echaba pestes sobre Magallanes. A partir de esta documentación, descubrió tres cosas que le chocaron y que le valieron para ponerse manos a la obra con esta historia. La primera es que, la única crónica oficial, no menciona a Juan Sebastián Elcano, la segunda, el documento de una cédula real de 1524 (2 años después de completar la vuelta al mundo) donde Elcano pide permiso al rey para entrar en Valladolid armado y con guardias y, la tercera, que Juan Sebastián Elcano, que ha sido el primer español en regresar, solicita ser el general para repetir la expedición y no se lo permitieron, sino que fue nombrado segundo de abordo.

Estos hechos, no hicieron más que avivar la curiosidad del autor, Tony Gratacós, y se planteó dar respuesta a los mismos desde una ficción basada en hechos históricos.

Es por todo esto por lo que en Nadie lo sabe no vamos a encontrar una novela histórica, vamos a encontrar un thriller, una novela de investigación e incluso tintes de novela negra. Y, justo para dejar claro al lector que no va a encontrar una novela lineal, el comienzo de la misma parte de dos años después de finalizar la vuelta al mundo y con un protagonista que no es ni Juan Sebastián Elcano ni Magallanes, sino un joven cronista vasco, bastardo y que se acaba de graduar.  Será por medio de este periodista por el que vayamos conociendo la historia.

Si ya el autor nos había metido en el bolsillo sólo con esto, en este punto comenzó una narración del contexto histórico y los escenarios que fueron una clase de historia en toda regla y que ojalá se dieran así en los colegios. Un contexto que todos pudimos comprender a la perfección y sin un ápice de aburrimiento gracias a sus explicaciones. Hechos como que Europa y Portugal se estaban quedando en el culo de Europa, la llegada de un rey extranjero a Castilla que ni siquiera sabía hablar castellano y la llamada a la puerta de las Cortes de Castilla de un portugués, Magallanes, procedente del país que tenía mayor rivalidad con España, para hacer una expedición que su país no le había autorizado, son solo algunos de los hechos reales en los que el autor se basa para construir su ficción, Nadie lo sabe.

En este punto, pasamos a otra parte mucho más personal pero que merece la pena contar por la preparación que el autor hizo de su gesta en escribir y publicar este libro comparándola con la gesta de completar la primera vuelta al mundo.

Encuentro Tony Gratacos Tony Gratacós contó que en cualquier gesta hay cinco fases: preparación, determinación, esquivar la prepotencia, paciencia y no rendirse y el agradecimiento, pero vayamos una por una.

La preparación conlleva apoyo y aprovisionamiento. Igual que Magallanes tuvo que prepararse para tan arduo viaje, él escribió todo el argumento a lápiz en una de sus libretas antes de comenzar a escribir como tal.

La determinación. Magallanes tuvo que luchar para conseguir que le aprobaran el viaje y Tony Gratacós, tuvo que estar varios años escribiendo esta historia y venciendo los problemas y bloqueos que le iban surgiendo con una rutina muy estricta.

Esquivar la prepotencia. Cuando Magallanes llega al paso que une el Atlántico con los mares orientales, tiene que tener en cuenta que aún, le queda volver, terminar esa vuelta al mundo. El autor, el 13/12/2019 envía el manuscrito a una agencia y en marzo le responden que les ha encantado y que le quieren representar. Sin embargo eso no quiere decir que le vayan a publicar, queda el paso de las editoriales.

La paciencia y no rendirse. Lo peor del viaje de Magallanes son los 100 días después de descubrir el paso ya que había temporal y prácticamente no tenían que comer. Para el autor, lo peor llegó cuando aun representado por una agencia, todas las editoriales le dijeron que no, justo con la llegada de la pandemia.  Es en este momento cuando el autor, decide autopublicarse en Amazon y regalar 10 ejemplares a sus hermanos por navidad obteniendo con ello un muy buen feedback de todo aquel que la leía. Con más de 3000 libros vendido en Amazon, a finales de agosto, contacta con dos editoriales, una de ellas Destino, que le quieren publicar y así es como ahora, podemos tener este libro entre las manos y por lo que no puede más que agradecer tanto el apoyo de la novela en Amazon como el de todo aquel que se prestó a echarle una mano para sacar la novela a la luz.

Por si a alguien le interesa conocer qué es real y qué no en esta historia, el autor tiene una serie de documentos que no tiene problema en compartir con quién haya leído la novela y se lo solicite, y aquellos que ya ha podido leerlos reconocen que es un material que merece la pena conocer.

Desde aquí queremos dar las gracias a Destino, a la Casa del Libro y sobre todo al autor, Tony Gratacós, por una presentación en la que se pudo aprender mucho más que en cualquier clase de historia, y de la que solo salimos con más ganas todavía de leer la novela.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.