Aunque con un poco de retraso desde que tuvo lugar, hoy os traemos un encuentro con Pilar Eyre al que asistimos, muy agradable y diferente a todos los que habíamos asistido.

A finales del mes de febrero, se puso en marcha una iniciativa que ya había tenido lugar tiempo atrás en el Parador de Sigüenza y que se ha trasladado a Madrid por el momento. Se trata de una serie de encuentros (usualmente uno al mes) llamados Noches literarias.

De mano del periodista Ramón Ongil, se hace una entrevista al autor en cuestión pero, no os lo perdáis porque las entrevistas/encuentros sacan mucho más de lo que suele preguntarse habitualmente. El primero de estos encuentros en Madrid fue con Pilar Eyre como invitada de honor, y que, además, dio pie a un montón de risas con sus diferentes comentarios que se iban intercalando con las escenas de su último libro Un perfecto caballero.

El libro, con 7 ediciones en castellano y una en catalán (en el momento de la presentación) fue todo un éxito desde su momento inicial a pesar de que pensaban que su publicación iba a quedar tapada por los hechos que se estaban dando en el momento de la misma (la exhumación de los restos de Franco).

Una de las curiosidades que Ramón quiso destacar a Pilar es que en sus libros siempre sale un perro. Pilar confesó que a ella, como lectora, le da miedo siempre que sale un perro en un libro porque casi siempre les sucede que hace que acaben mal, sin embargo, en sus libros ella quiere que eso no se cumpla como amante de los animales que es.

También se habló de la generación de los 40-50, una generación perdida y que contó con los muertos de la división azul. Pilar nos contó que quiso rescatar esta época y plasmar en ella alguno de sus recuerdos, de hecho, casi toda la novela está formada por cosas que le han ido relatando diferentes personas. También la historia de amor del libro es una historia que, en su infancia, oyó contar a sus padres.

Esta novela, que empieza en el año 39 y finaliza en el 62  con un hecho olvidado por la mayoría de los españoles, vivieran o no en aquellos años y hasta desconocido por aquellos que hoy viven donde sucedió. Un final que no dejará de emocionar a los lectores de Un perfecto caballero.

En cuanto a próximos proyectos, lo único que nos adelantó es que ya la tenía pensada.

Muchas gracias a Pilar, a Ramón Ongil y a Casa Club por este encuentro y nos encantará asistir a los que estén por venir.

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.