En busca del amor propio

Universo de letras, noviembre 2021

Sebastian Santisteban Long sorprende a sus veintidós años con En busca del amor propio, una obra inclasificable, orientada a dar la vuelta a las prioridades del lector y hacer que su autoestima crezca de por vida.

De un tiempo a esta parte se puede decir que el concepto de amarse a uno mismo se ha pervertido hasta acercarse peligrosamente a lo que podría considerarse como un defecto basado en la falta de empatía hacia los demás, en el egoísmo mal entendido. Sin embargo, la etimología original pone el foco en el sentido correcto: no es posible dar amor a los demás si antes no nos lo hemos dado a nosotros mismos. Es algo obvio: no se puede dar lo que no se tiene. Así las cosas, lo principal para vivir una vida plena debe ser cultivar el amor propio, la confianza en uno mismo. «Lo primero que aprendí: dejar de creer y de identificar­me con todo lo que dicen sobre mí. Ahora ni lo bueno ni lo malo lo tomo como personal, solo lo entiendo como un simple reflejo de ellos mismos ante eso que ven en mí. Así conseguí liberarme». Son palabras de Sebastian Santisteban Long, un autor insultantemente joven (¡veintidós años!) que ha llamado poderosamente la atención de la Editorial Universo de Letras, enmarcada en el prestigioso Grupo Planeta (líder en el universo de los libros en lengua española) para publicar En busca del amor propio, una obra deslumbrante e inclasificable.

En busca del amor propio no se trata de un libro de autoayuda al uso, sino de un práctico manual para que el lector tome las riendas de su vida en un tiempo récord. ¿Cómo consiguió el autor llevarlo a cabo en sus propias carnes? «Cambié de jugar a la víctima y al victimario y decidí mejor hacerme responsable de mi vida. Así, mis relaciones con los demás mejoraron exponencialmente y lo mismo para el resto de áreas de mi vida. La responsabilidad es la respuesta siempre. Y tu decisión es el primer paso». El reto al lector está lanzado: la propuesta consiste en enfocarse en doce pasos que harán que la autoestima crezca de forma indefinida. Quizás suene a argumento de venta por impulso, pero ni mucho menos lo es, puesto que el autor lo ha experimentado y el proceso funciona.

Seamos inteligentes: nosotros mismos hemos de ser el primer destino del amor que ya atesoramos en nuestro interior. Aprendamos a querernos, a cuidarnos y también a conocernos… y todo lo demás vendrá por añadidura. «Este libro no hará nada por ti más que darte las herramientas que necesitas; lo demás está en tus manos. Así que, si deseas mejorar, crecer y transformarte, ese momento llegó y comienza AHORA. Me gusta ir siempre con la verdad por delante y sin vueltas porque no me gusta perder ni hacer perder el recurso más importante del que disponemos: el tiempo». Sabias palabras.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *