EL TREN DE LOS HUÉRFANOS – Christina Baker Kline

EL TREN DE LOS HUÉRFANOS – Christina Baker Kline

NUESTRA OPINIÓN …

Es difícil no fijarse en una portada como la de El tren de los huérfanos de Christina Baker Kline. Luego lees la sinopsis y te enteras que está basada en un hecho real y sabes que la tienes que leer.

Christina Baker Kline nos cuenta esta historia, basada en hechos reales, a través de dos líneas argumentales. Una que comienza en 1929 y otra que transcurre en 2011.

La historia que comienza en 1929 nos cuenta la historia de Niamh, una niña que sale con sus padres y hermanos de Irlanda rumbo a Estados Unidos buscando una vida mejor. Pero cuando llegan a su destino las cosas no son tan fáciles y su vida se complica. Termina formando parte de los llamados «trenes de huérfanos».

Molly es la protagonista de los hechos que tienen lugar en 2011. Molly perdió a su padre en un accidente, pero su madre nunca ha estado en condiciones de hacerse cargo de ella, por lo que podría considerarse que «técnicamente» es huérfana. Las cosas no le han resultado nunca fáciles y ha ido pasando por diversas familias de acogida en las que nunca ha terminado de encajar. En la que está en este momento su situación no es nada cómoda y su rebeldía tampoco ayuda.

A lo largo de la novela, mediante estas dos líneas argumentales que se van entremezclando sin orden a través de capítulos cortos, vamos a ir conociendo a estas dos muchachas, y tanto nosotros como ellas mismas, descubriendo que sus vidas tienen mucho más en común de lo que a primera vista se podría pensar.

Una narración que a través de las palabras que vamos leyendo en algunos momentos destila y transmite una profunda tristeza. No es fácil desde nuestras cómodas vidas ser totalmente consciente de lo que este episodio de la historia de Estados Unidos pudo suponer para estos niños, lo que pudieron sufrir en la mayoría de los casos, ya que muchos de los adoptantes no buscaban más que mano de obra barata o gratuita que se ocuparan de los trabajos más desagradables, los que nadie quería hacer, suponiendo a quien los adoptaban el menor gasto posible (o nulo), y desatendiendo a las obligaciones que adquirían como la educación de estos niños.

En realidad en muchos casos esas familias no los querían para que formaran parte de ella, no les importaba su educación, su alimentación, tampoco era raro que fueran maltratados propiciándoles en ocasiones, un trato igual o incluso peor que a los animales. Tampoco era raro que les despojaran de algo tan personal como su nombre, cambiándoselo por otro que les gustara más.

Nos vamos a encontrar unos personajes muy bien dibujados, sobre todo en lo que se refiere a sus dos protagonistas, aunque seguramente vamos a empatizar mucho más con Niamh (o Doroty o Vivian que a ella también le cambiaron el nombre varias veces), ya que la autora le da voz propia, encontrándonos los capítulos que se desarrollan entre los años 1929 y 1943 narrados en primera persona, lo que la hace que la sintamos mucho más cercana a nosotros.

Sin embargo en la línea argumental que tiene lugar en 2011 y que tiene por protagonista a Molly, es un narrador omnisciente el encargado, en tercera persona, de relatarnos lo que acontece. Para mi esta línea tiene menos fuerza que la anterior.

En muchas ocasiones se habla de lo difícil que es encontrar un equilibrio cuando se utilizan dos líneas argumentales, sin que una prevalezca sobre la otra, y creo que esta novela es un ejemplo de ello. Yo me he visto más atrapada por una que por la otra.

Es fácil sumergirse en esta novela. El lenguaje es sencillo, la historia es conmovedora, los personajes son muy reales, con sus luces y sus sombras, eso sin contar con la curiosidad que supone adentrarnos en unos hechos históricos, en los que está basada la novela, totalmente desconocidos en mi caso.

Sin lugar a dudas es una novela que recomiendo, como parece que ya han hecho otros muchos lectores tanto aquí como en otros países. por lo que nos cuenta y por como lo cuenta. Una loa a la esperanza, a la libertad, a la superación, a las ganas de vivir y al amor.

FICHA DEL LIBRO (Ediciones B)
PRIMERAS PÁGINAS (Ediciones B)

28 comentarios en “EL TREN DE LOS HUÉRFANOS – Christina Baker Kline”

  1. Es cierto que las redes sociales se están haciendo eco de esta novela, de hecho yo la conocí vía facebook y me llamó muchísimo la atención. Ni que decir tiene que la tengo apuntada, a ver cuando me hago con ella.
    Saludos.

  2. Pues, leyéndote, parece obligado hacerse con el libro, pero el tema me parece un poco duro y yo estoy ahora muy sensiblona con todo lo que tenga que ver con niños. De momento, lo dejo pasar, pero no me olvido de tu recomendación, ;D. Abrazos.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com