EL SILENCIO DE BERLÍN – ÁFRICA VÁZQUEZ BELTRÁN

NUESTRA OPINIÓN …

Los que nos seguís ya sabéis de mi debilidad por las novelas que tienen que ver con lo que sucedió durante la II Guerra Mundial, así que no es difícil que salten en mi todas las alarmas cada vez que veo una novela en la que en su sinopsis se menciona el tema. Además El silencio de Berlín era un título que parecía esconder muchas cosas que a simple vista podían pasar desapercibidas.

Ann Weigel es una joven aria que ha sido despedida del colegio en el que trabajaba por no atenerse al orden que poco a poco se va estableciendo en Alemania. En vista de que va a serle difícil encontrar un nuevo empleo en otro colegio, su madre acude a una antigua amiga que está buscando una institutriz para sus hijas, para ver si Ann podría ocupar el puesto.

La situación no va a ser fácil, aunque Ann conoce a los Hoffmann desde que era niña ya que las dos familias eran muy amigas, las relaciones entre ambas se rompieron por una discusión política tras las elecciones que convirtieron a Hitler en canciller de Alemania, y ella no ha vuelto a verse con ningún miembro de aquella familia con cuyos hijos mayores tantas horas de juego compartió.

África Vázquez Beltrán nos lleva al Berlín de finales de 1938 y principios de 1939, una ciudad triste y callada, en la que reinaba el silencio del miedo, en la que aunque no se estuviese de acuerdo con lo que estaba sucediendo era mejor callar por lo que te pudiera pasar, un silencio que sólo rompía la melodía de un piano que no siempre estaba ejecutada con precisión y salía por la ventana de los Hoffmann. Un tiempo en el que solo aquellos cabarets que surgieron entre guerras eran capaces de romper el silencio reinante a su alrededor, siendo los únicos lugares que, pese a lo peligroso que era, se podía vivir con cierta libertad.

Una novela en la que se intercalan capítulos narrados en primera persona por Ann Weigel narrados en primera persona y titulados como Diario de Ann, con otros que llevan el título de Berthold narrados en tercera persona. A través de estos dos relatos el lector es testigo de como un pueblo como el alemán se enfrentó al nazismo de manera completamente diferente. Cómo mientras algunos se dejaban llevar y colaboraban con el régimen, muchas veces buscando un lugar preferente, y se convirtieron en sus cómplices, llegando a pensar que a ellos nunca les alcanzaría el rechazo que se sentía por los que eran «diferentes», otros optaron por plantarle cara oponiéndose a lo que ya empezaba a fraguarse, cada uno desde sus capacidades, aunque aquello supusiera poner su vida en peligro.

El silencio de Berlín es una novela agradable de leer, aunque la verdad es que no es la que yo me esperaba, en la que vamos a encontrar una historia de amor que va adquiriendo bastante peso en la trama, aunque también vamos a encontrar en ella temas como la importancia de los valores, la tolerancia y la amistad.

Con un lenguaje sencillo y ágil, África Vázquez crea una trama entretenida, bien documentada, con unos personajes creíbles, en la que, a través de una serie de pistas que va dejando, intenta crear cierto misterio. Por ponerle un pero, señalar que me hubiera gustado que los capítulos relativos al Diario de Ann, éstos hubieran tenido una estructura más propia del diario de la protagonista que de un narrador en primera persona.

FICHA DEL LIBRO

3 Comments

  1. Alvaro Polo Renedo

    Creo que me encaja, je,je, solo es cuestión de tiempo. BEsos

    Reply
  2. Manuela

    Mira pues una menos que apuntar porque ya sabes que yo tampoco me resisto a esta ambientación histórica. Yo creo que a las que somos habituales de la Segunda Guerra Mundial hemos leído tantas que cada vez exigimos más y es difícil contentarnos.
    Besos.

    Reply
  3. Margari

    No te veo muy entusiasmada y aunque me suelen gustar las novelas ambientadas en este período, creo que la voy a dejar pasar. Mis pendientes lo agradecen.
    Besotes!!!

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.