EL SIGLO DE LOS INDOMABLES – Juan Carlos Padilla

EL SIGLO DE LOS INDOMABLES – Juan Carlos Padilla

NUESTRA OPINIÓN …

El Siglo de los Indomables de Juan Carlos Padilla fue un libro que según vi entre en el catálogo de próximos lanzamientos de Planeta supe que no iba a saber resistirme a leer en cuanto saliera.

Sé que insisto mucho en el tema de los títulos y las portadas pero es que para mi son muy importantes como carta de presentación y en mi caso con los libros también existen los flechazos a primera vista, aunque está claro que después el contenido tiene que cumplir nuestras expectativas.

De la mano de Florentino Elizaicín y su familia, en El siglo de los indomables Juan Carlos Padilla nos lleva a dar un paseo por los hechos más relevantes acaecidos durante el siglo XX. Seremos partícipes de los primeros pasos del acero inoxidable, visitaremos el Nueva York de 1906, tendrá lugar la Gran Guerra, el Crack del 29, asistiremos a los principios de la aviación, viviremos en la España de la República, la Guerra Civil y la posguerra, la Alemania nazi, sus campos de concentración, el primer viaje del Concorde ….

Los personajes de esta novela merecen una especial mención, y sobre todo dos de ellos que, desde mi punto de vista, destacan sobre los demás y que son Florentino y Jacobo Elizaicín.

Florentino es una persona de principios, noble, con gran sentido de la justicia y la amistad, y un pionero en cuanto al trato que da a sus empleados, todo un ejemplo de lo que debería ser un buen empresario. Cuando las cosas no van bien les pide esfuerzos a sus empleados, pero no se olvida de ellos cuando la empresa obtiene beneficios ofreciéndoles contrapartidas sociales, laborales y económicas, aunque a veces sus empleados no sepan valorar lo hace por ellos y se vea defraudado.

Jacobo representa la supervivencia. Pese a haber nacido con un grave problema de salud y haber pasado sus primeros años podríamos decir que entre algodones, cuando su vida cambia al cumplir 6 años consigue amarrarse a lo poco que la vida le ofrece para seguir adelante, gracias al cariño que algunas personas le ofrecen a lo largo de su vida, a la ternura que despierta por ser como es, y al descubrimiento de un don especial que posee para la música que constituirá su refugio y su forma de expresarse logrará salir adelante.

Cuando llevaba un tanto del libro empecé a sospechar que la historia de Florentino Elizaicin que estaba leyendo tenía que tener algo, sino mucho, de historia real y, como siempre que me asalta esta sospecha, eche mano de Google para saber si este personaje había existido.Mi búsqueda no dio muy buenos resultados ya que sólo encontré una entrada que pertenecía a Wikipedia y tengo que reconocer que no soy muy dada a conceder total veracidad a esta fuente, así que busqué otras vías con las que poder corroborar la veracidad de mi intuición. Efectivamente el personaje de Florentino Elizaicín existió aunque su existencia no fue la que se nos cuenta en la novela, la vida de Florentino Elizaicín ha sido ficcionada prácticamente en su totalidad.

Aunque estos dos personajes son los pilares que sustentan la novela, no podemos olvidarnos del resto de los personajes, un amplio y variado elenco, todos ellos magníficamente dibujados, muy de carne y hueso que llegan fácilmente al lector.

Pero además de los personajes de ficción también nos vamos a encontrar personajes reales que interactuarán con los protagonistas de la novela como Louis Bleriot, Winston Churchill, Charles Lindberg, Franco o Adolf Hitler.

Tanto los personajes reales que aparecen como los acontecimientos (también reales) en los que intervienen los protagonistas están perfectamente ensamblados en la historia, lo que deja claro la ardua labor de documentación que ha tenido que llevar a cabo el autor, y más teniendo en cuenta tanto el amplio período de tiempo que abarca la novela, como todos los acontecimientos a los que se hace referencia en ella.

Nos encontramos ante una novela que consta de dos partes, la primera de ellas abarca la vida de Florentino en la República Dominicana desde su marcha a las Américas en busca de una vida mejor, y la segunda desde su regreso a España hasta el final de sus días.

Estas dos partes están divididas en 95 capítulos cortos y un epílogo que agilizan la lectura, que llevan a querer leer un capítulo más, y está escrita con un lenguaje claro, en el que en algunos momentos podemos reconocer toques poéticos, en definitiva es una lectura que engancha tanto por la forma en la que está escrita como por los acontecimientos que nos cuenta, con un ritmo que se mantiene a lo largo de sus más de 600 páginas en las que se mezclan la intriga, las aventuras, la investigación, la historia, y los sentimientos.

El siglo de los indomables empieza con una sola historia que tras la escapada de Jacobo se ramifica en dos y que tendrás que ser tú quien descubra si vuelven a unirse o no.

He echado en falta al inicio de los capítulos la mención, no tanto del lugar en que tienen lugar los acontecimientos como una referencia al tiempo en el que suceden, ya que al alternarse las dos tramas de la historia en algunos momentos me costaba situarme y no era capaz de reconocer si se producían en un momento temporal parejo. Otra de las cosas que me ha creado cierta sensación de desconcierto hasta que me he habituado a ello, es que en ciertas ocasiones el autor se refiere a algunos personajes indistintamente por el nombre, el apellido o el apodo. Sin embargo, esto han sido, al final, detalles sin demasiada importancia, que para nada desmerecen la calidad de la novela y el buen hacer del autor.

Quizás haya quien también haya creído encontrar algunos «gazapos» en esta novela que no son tales, ya tal y como nos señala el autor en una nota al final del libro, se ha tomado ciertas licencias que nos aclara.

En definitiva, una novela que hace un recorrido por los acontecimientos del Siglo XX, por sus hechos históricos y sus avances tecnológicos de la mano de unos personajes que no nos dejarán indiferentes, con unos principios que siempre deberían estar presentes en nuestras vidas y que quizás en estos tiempos estén un tanto olvidados. Una lectura que nos mantendrá atrapados a lo largo de sus 600 páginas y que se nos escurrirá de las manos sin darnos prácticamente cuenta. Una lectura que, sin ningún tipo de dudas, recomiendo.

Hay algunas frases que no se deben dejar escapar en esta lectura y que si os animáis con ella os invito a encontrarlas. Para muestra un botón.

Pág. 46: «El capital de una empresa son sus hombres. El resto se puede adquirir. O inventar. Los hombres son lo relevante»


 

24 comentarios en “EL SIGLO DE LOS INDOMABLES – Juan Carlos Padilla”

  1. Soy Juan Carlos Padilla, el autor del Siglo de los Indomables.
    Y quería agradecer a Concha sus elogiosas palabras y el cariño con que ha tratado a nuestra historia y sus personajes. Has intuído bien, Concha. En efecto, Florentino Elizaicin fue mi tatarabuelo, y aunque su historia está descontextualizada, los valores plasmados en el personajes son los que yo le supongo por las historias que han circulado en mi familia.
    Gracias nuevamente. COnfío en que tus lectores disfruten tanto como tú de la novela, tanto como he hecho yo al escribirla.
    Recibid todos un cordial saudo y mis respetos.

  2. Habia visto alguna mencion, pero creo que es la primera reseña que me paro a leer. Sin duda creo que puede ser interesante y le haré un hueco si se cruza en mi camino. Besos

  3. Me pasó como a ti, me llamó la atención nada más ver la portada pero la verdad es que la sinopsis me desinfló un poco. Aún así, como me fío mucho de tu criterio voy a volver a anotarlo en mi lista.
    Besos.

  4. ¡Hola! Soy Pablo, redactor del blog Libros Lectureka!
    He descubierto este blog en el directorio de blogs literarios, y la verdad es que lo encuentro muy interesante.
    ¿Te gusta escribir? Si es así, me preguntaba si te interesaría participar en el proyecto de los relatos encadenados de mi blog. Abajo dejo el enlace.
    ¡Mucha suerte y perdón por el spam! ¡Me encanta tu blog! http://libroslectureka.blogspot.com.es/p/lectureka-ink.html

  5. Por una casualidad encontré esta novela visitando la feria dominical de Barcelona, en un vuaje q hice desde Perú a visitar a mi hija. Me llamó la atención la portada, lo compré sin dudarlo y no me arrepiento, lo estoy leyendo y cada vez me conecto más y más. Gracias Juan Carlos Padilla por tan bella historia

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com