Salamandra, junio 2021

El nacimiento de un héroe, primer volumen de «Leyendas de los Héroes Cóndor», la saga más famosa del mítico escritor chino fallecido en 2008 Jin Yong y una de las muestras más emblemáticas del wuxia, que ha vendido más de trescientos millones de ejemplares en todo el mundo.

Considerado El Señor de los Anillos chino, uno de los mejores libros de fantasy y ficción histórica de todos los tiempos según Time, estará a la venta el 10 de junio.

China, año 1200. El Imperio Song ha sido invadido por los yurchen. La mitad del territorio y su capital histórica yacen en manos enemigas; los campesinos trabajan arduamente, sometidos al tributo anual que exigen los vencedores. Entretanto, en la estepa mongola, una nación de guerreros está a punto de unirse al mando de un señor de la guerra cuyo nombre perdurará eternamente: Gengis Kan.

Guo Jing, privilegiado, astuto y entrenado a la perfección en las artes marciales, ha crecido con el ejército de Gengis Kan y desde su nacimiento está destinado a enfrentarse un día a un oponente. Guo Jing debe regresar a China para cumplir con su destino, pero su valor y sus lealtades se verán puestos a prueba a cada paso en una tierra dividida por la guerra y la traición.

Los jin han conquistado la mitad de nuestros territorios, han matado, arrasado, violado y saqueado, no hay un acto de maldad que no hayan cometido. Y aun así no son castigados. China cuenta con hombres de sobra, sanos y dispuestos a luchar, y a pesar de eso, cada vez que nuestro ejército se enfrenta a los jin, da media vuelta y huye, dejándonos atrás a los campesinos para que suframos.

Jin Yong (1924-2018), seudónimo de Louis Cha, fue un verdadero fenómeno en el mundo de la cultura china. Nacido en la provincia oriental de Zhejiang, pasó la mayor parte de su vida escribiendo novelas y editando periódicos en Hong Kong. Sus «Leyendas de los Héroes Cóndor», escritas entre finales de los años cincuenta y 1972, y cuyas ventas superan los trescientos millones de libros, se han convertido en un clásico moderno de la literatura china , además de referencia obligada entre los lectores amantes de las artes marciales y fuente de inspiración de incontables adaptaciones de televisión y videojuegos. El prestigio internacional de Louis Cha se consolidó al ser condecorado en 1981 con la Orden del Imperio Británico, a la que siguieron numerosos premios y reconocimientos honoríficos.