EL LATIDO DE LA TIERRA – LUZ GABÁS

NUESTRA OPINIÓN …

Desde que descubrimos a Luz Gabás con Palmeras en la nieve, cuando todavía era una escritora desconocida, esperamos cada una de sus novelas con gran expectación. Por supuesto El latido de la tierra no ha sido una excepción.

Al ser la mayor de la familia, Alira es la heredera de la mansión y las tierras que la familia posee desde hace generaciones, en un entorno que hace tiempo sufrió el abandono de sus habitantes cuando sus tierras fueron adquiridas para repoblación forestal.

No son buenos tiempos, los problemas económicos y una casa cada vez más difícil de mantener, hacen que Alira tenga cada vez más dudas sobre mantenerse fiel a los orígenes o adaptarse a los nuevos tiempos.

Por si esto fuera poco la desaparición de uno de los huéspedes que tiene en casa y la ocupación que está teniendo lugar por parte de un grupo de personas de las casas que todavía quedan en pie que en su día fueron abandonadas, se suman a sus preocupaciones.

Tengo que reconocer que, cuando al poco de comenzar El latido de la tierra me encontré con la investigación de un asesinato en la trama de la novela me quedé un poco sorprendida. No me imaginaba que la nueva novela de Luz Gabás fuera por esos derroteros.

Pero no, pronto me di cuenta de que Luz se vale de la investigación de un asesinato como el hilo conductor para narrarnos una historia cómo las que solo ella sabe contar, llenas de pasión, lealtad, sentimientos encontrados y en este caso añadiéndole la intriga de una investigación policial, que maneja con soltura manteniendo la intriga hasta el final de la novela, aunque esto no sea lo más importante en El latido de la tierra.

Una investigación que también nos ayudará a conocer mejor a los personajes que compartieron pasado con Alira y otros que nos iremos encontrando entre las páginas de esta novela, todos ellos muy bien perfilados, aunque los personajes femeninos, sin duda, tienen mayor protagonismo, más fuerza; porque aunque Alira es el centro de la novela, no podemos dejar en el olvido a su madre Elegia, la subteniente Esther, Amanda, Irene, Dunia, Malva, Telma.

Y no me puedo olvidar de la casa: Elegia, una casa que es un personaje más de la novela por todo lo que significa, por cómo se mueve todo a su alrededor, la importancia de la decrepitud de esa casa y que se extiende a todo lo que la rodea y que tan importante es en la trama.

El latido de la tierra es un canto contra el desencanto y son muchos los temas que nos vamos a encontrar que nos harán reflexionar: el envejecimiento del individuo y de la sociedad; el enfrentamiento entre lo viejo y lo nuevo, lo rural y lo urbano, estancarse o avanzar, aferrarse al pasado o enfrentar el presente, la tradición y la adaptación a lo nuevo; la amistad, la lealtad, la pasión, la falta de sueños, la pérdida de ilusiones, y también la España vaciada, todos esos pueblos que por unos motivos u otros han quedado abandonados o están camino de ello.

Quizás por la similitud de edad, por el tiempo y la sociedad en que nos tocó vivir, he reconocido en Alira partes de mí. Me ha hecho recordar, pensar en lo vivido y en lo que queda por delante, en la adaptación que sufrimos o debemos sufrir y en que, efectivamente, no vale de nada quedarse en lo que pudo ser y no fue. Tenemos, debemos avanzar pero conservando siempre nuestra esencia.

No me voy a extender más, no lo dudéis, leed El latido de la tierra, no os arrepentiréis.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

14 Comments

  1. Natàlia

    Pues confieso que todavía no he leído nada de Luz Gabás. Y tengo en mi biblioteca Como fuego en el hielo. Con este último libro estoy tentada, pero me frenan los pendientes. Aunque sea mss tarde que pronto la leeré.
    Un beso

    Reply
  2. Laky

    Me encanta esta autora: la forma en la que escribe y las historias que teje. Ésta, para no variar, me ha gustado mucho
    Besos

    Reply
  3. La pelipequirroja

    Pues ahí sigue esperando su turno, pero es que se me han acumulado esta semana más de las que pensaba, a ver si para la semana que viene me pongo con ella porque la verdad, le tengo ganas.

    Besitos.

    Reply
  4. Eyra

    Buenos días,

    no he leído nada de la autora, incluso tenía un libro anterior de ella en casa y lo regalé sin leerlo, no sé por qué no me llama nada y no me animo a leer sus libros aunque probablemente me esté perdiendo buenas lecturas, no me animo de momento.

    Un beso

    Reply
  5. Inés

    A mí me ha gustado mucho también, me he divertido y me ha resultado una lectura muy ágil.
    Besos

    Reply
  6. Marisa G.

    Ganitas de leerlo. Besos

    Reply
  7. Rmaria Camacho

    Tengo muchas ganas de leerlo.

    Reply
  8. Maria del Carmen Díaz Hernández

    Estoy de acuerdo con vosotras. A mí me ha encantado, es cierto como bien decís, que la casa se convierte en un personaje más. La esperaba con ganas, y no me ha decraudado

    Reply
  9. Concha Yunta

    Nos ha gustado muchísimo. Coincidimos contigo en muchas de tus apreciaciones y por supuesto recomendamos su lectura. Buena reseña, muy desde el interior. Bss

    Reply
  10. Paloma

    Pues me da pena decirlo, porque la autora me gusta mucho y Palmeras en la nieve me resultó deliciosa.El caso es que está novela no me ha gustado, no he llegado a engancharme, los personajes me han resultado antipáticos la mayoría, y el final tampoco me ha gustado.
    Lo siento

    Reply
  11. Teresa

    Me ha encantado, tanto que lo he leído en dos días. Desde el principio me atrapó la historia. Muy recomendable.

    Reply
  12. diana

    He leído lo 4 libros de Luz Gabás. Cada vez que leo uno, me gusta más que el anterior. Sin duda alguna «El latido de la tierra», es precioso, me ha gustado muchísimo, y lo recomiendo.
    Pero de todos ellos me quedo con «regreso a tu piel».

    Reply
  13. Maribel

    Me gusta mucho esta autora pero este libro no está a la altura. Le falta concretar más el final y en la trama sobran cosas.
    Esperaba más del libro. Esperemos su próxima novela sea mejor.
    Los anteriores me han encantado.

    Reply
  14. juany

    Pues la verdad es que quien no se lo ha leído, tampoco se a perdido nada; Su escritura al principio es mala de leer, apenas usa las comas, escribe de tirón y, más tarde después de tanto lio todo queda en agua de borrajas. No lo recomiendo en absoluto, un royo.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *