Nova, febrero 2021

Nova recupera el gran clásico de la ciencia ficción y reedita El hombre hembra, una de las obras más influyentes de la literatura feminista, fue escrita en 1970 que lleva treinta años descatalogado, y, lejos de perder vigencia, sigue siendo absolutamente pertinente en la actualidad. Con ella, la escritora Joanna Russ reivindicaba que la ciencia ficción ya estaba lista para proporcionar nuevos mitos literarios en un género dominado por hombres, y que podía ayudar a liberar a las mujeres.

Hoy, esta historia ambientada en un planeta para mujeres se lee como una novela de viajes entre distintas realidades protagonizada por cuatro versiones de una misma mujer, en distintos momentos y con un mismo denominador común: el menosprecio y la desigualdad que sufren todas ellas, cada una en uno de esos cuatro mundos paralelos. La obra es, además, un poderoso ensayo que denuncia la discriminación y el ninguneo que sufre el género femenino.

La novela sigue la vida de cuatro mujeres que viven en mundos paralelos. Al cruzar a los mundos de las otras mujeres, sus diferentes puntos de vista sobre los roles de género entran en conflicto con las nociones preexistentes de las demás sobre la feminidad. Al final, sus encuentros las influyen para revaluar sus vidas y dar forma a sus ideas sobre lo que significa ser mujer.

El personaje de Joanna se llama a sí misma el «hombre hembra», porque cree necesario olvidar su identidad como mujer a fin de ser respetada. Según dice, «hay una y solo una forma de poseer aquello de lo que carecemos… Convertirnos en ello». Su transformación metafórica hace referencia a su decisión de buscar la igualdad mediante el rechazo de la dependencia de la mujer sobre el hombre.

El hombre hembra es, además, un poderoso ensayo que denuncia la discriminación y el ninguneo que sufre el género femenino.

Joanna Russ (1927-2011) fue una de las grandes autoras de ciencia ficción de todos los tiempos, así como una conocida activista feminista. Fue galardonada en varias ocasiones con los premios Nebula y Hugo. El hombre hembra es su obra más icónica.