Caligrama, septiembre 2020

Los relatos de El espejo en que me vi devuelven sin engaño el reflejo del pasado y la certeza de que tras la pandemia nada volverá a ser como antes.

Lo cotidiano, los cambios, la rutina y las sorpresas se dan la mano en un libro lleno de personajes que quieren darse una pausa para entender el mundo.

La editorial Caligrama publica El espejo en que me viLa autora mexicana Ana Bonilla narra como nadie la urgencia por vivir. La necesidad de respirar profundo, pararse ante un espejo y preguntarnos qué hemos sido y queremos ser invade a los protagonistas de los cuentos. Los recuerdos que, por lo que son, nos devuelven una imagen distorsionada de la realidad. Segundos después de lo ocurrido, nuestra memoria se encarga de añadir o quitar detalles, cambiar unos hechos coloreados por las emociones. Esta obra llama a las puertas del entendimiento propio y del mundo. «Cuando empecé el proceso de edición podría haber dicho que eran eventos de una época actual. Después de este año 2020, los escenarios en los que transcurren estos relatos parecen de una época lejana que probablemente no regrese».

La obra trata temas relacionados con la historia de México, la vida de familias latinas residiendo en Estados Unidos, los sueños, los viajes, las relaciones personales, la educación de los hijos… La cotidianidad toma una importancia olvidada, porque los protagonistas caminan inmersos en la vorágine de la rutina y son conmovidos por lo que ven cuando miran con atención a su alrededor«Volteó la mirada para encontrarse con los ojos de su esposo puestos en el celular, después miró su bolso y luego a su hija, a la cena que preparaba y finalmente al cielo», dice un fragmento del libro.

El espejo en que me vi realza el género del relato. Los protagonistas y los escenarios dotan a esta obra de una visión reflexiva con la actualidad y con el futuro. Algunos creen estar sin rumbo, pero puede que tengan las esperanzas más cerca de lo que pensaban. La narrativa de Bonilla es luminosa y compañera.

Ana Bonilla nació en la Ciudad de México, el 26 de diciembre de 1968. Es graduada de la Universidad Iberoamericana en Administración de Empresas y Mercadotecnia. Realizó estudios de literatura y arte en la Fundación Ortega y Gasset, en Toledo, España. Esposa y madre de tres hijos. Profesora de preescolar desde el 2000. Desde niña descubrió su fascinación por las letras en las que ha encontrado la manera más honesta y fácil de expresarse. Colaboradora para Key Biscayne Portal. Es autora de De dulce, de sal y de chile, 2008. El espejo en que me vi es su segunda obra publicada. En la actualidad, reside en Key Biscayne, Florida.