Cuando salió esta novela me llamó mucho la atención y me hice con ella, pero como me suele pasar con demasiada frecuencia se fue quedando eclipsada por otras, hasta que el otro día mirando las estanterías de casa buscando una lectura no demasiado larga que intercalar entre otras, me tope con ella y vi que era el momento adecuado para sus lectura.
No me equivoqué, es una lectura corta con la que he disfrutado mucho, pero eso vendrá después.

EL AUTOR

Marco Malvaldi nació en Pisa en 1974. Químico teórico en la Universidad de Pisa, con su serie de novelas sobre los jubilados del BarLume que se inicia con La brisca de cinco (Destino 2012), consiguió el apoyo unánime de los libreros de toda Italia, definitivo para consagrarle entre los lectores.

ARGUMENTO

«Un cálido viernes de junio de este año, en un castillo de la zona de la Maremma toscana, el conde Alinaro Bonaiuti tiene invitados para la batida de caza del fi n de semana, entre ellos, el reputado gastrónomo. El primer día, durante la cena, el anfi trión derrocha un estado de ánimo alegre, optimista y, cuando pasan al salón de fumadores, anima a sus invitados a brindar por la gran victoria en las carreras. Sin embargo, conforme avanza la noche empieza a encontrarse mal y, alegando molestias estomacales, desecha el champagne y bebe su acostumbrado Oporto… Cuando todos los asistentes están acostados, el grito de una de las criadas los despierta sobresaltados: lo que había terminado como una plácida velada entre amigos se convierte en el escenario de un crimen. Teodoro, el mayordomo, ha sido asesinado.»

MIS IMPRESIONES

Desde las primeras páginas esta novela fue provocando en mi distintas y agradables sensaciones.

La primera de ellas fue lo mucho que me recordaba, lo que en ella iba leyendo, a una obra de teatro o una película de cine, aunque si tuviese que elegir me quedaría con la primera opción. No puedo precisar muy bien el motivo, pero era como si hubiera asistiera a una representación. Esa forma de presentarnos el escenario y los personajes que en ella iban a intervenir.

La ambientación, los personajes, el que toda la acción transcurra sólo en cuatro días y prácticamente en un sólo escenario puede que nos recuerden a otras novelas de misterio e intriga, pero el narrador que utiliza Marco Malvaldi la hace una novela muy especial.

Una novela de misterio o intriga, donde el crimen que se comete y su resolución no es lo más importante, ya que la investigación que lleva a cabo el comisario Artistico, aunque con algún golpe de suerte propiciado por los comentarios de Pellegrino Artusi, es simple, sin golpes de efecto, sin ases en la manga.

Marco Malvaldi crea una ambientación y unos personajes (nobleza decadente incluida) ideales para lo que nos quiere contar y totalmente al servicio de sus intereses, una historia simple, satírica, irónica, muy entretenida e incluso cómica en algunas de sus partes, en la que para mi gusto lo mejor es el narrador, el estilo y el lenguaje que utiliza a lo largo de toda la novela.

El autor dará voz a un narrador muy peculiar, el cual durante una importante parte de la narración utilizará un lenguaje serio, de otra época, propio de los años en que se desarrolla la acción (finales del siglo XIX principios del XX), para de pronto cambiar el tono y dirigirse directamente al lector, apostillar lo que dicen los personajes, hacer apreciaciones sobre estos o comentar la situación, con un lenguaje mucho más actual y coloquial.

También merecen mención especial las páginas del diario Pellegrino Artusi, intercaladas a lo largo de la novela, en la que este invitado, estudioso de la cocina y autor de un célebre libro de recetas. nos cuenta sus apreciaciones sobre todo lo vivido durante esta estancia, un tanto surrealista, producto de la invitación del Conde y que tan diferente resulta de lo que esperaba.

En conclusión, nos vamos a encontrar una novela de misterio fresca, satírica, original, donde aflora la crítica social y en la que el estilo ligero que utiliza el autor, junto con el lenguaje irónico, y un humor en muchas ocasiones ácido, resultan unos buenos ingredientes para cocinar y conseguir que «El caso del mayordomo asesinado» sea un buen plato. Un plato a la altura del gran Pellegrino Artusi.


¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.