Alienta, febrero 2020

El arte de contar bien una historia de Héctor Urién, 101 estrategias para el storytelling. El modo de seducir, convencer y conseguir todo lo que uno se propone gracias al poder de las historias.

Desde las pinturas rupestres hasta los tuits, las historias siempre han formado parte de la vida humana. De hecho, todo lo que aprendíamos hasta hace poco formaba parte de la tradición oral. Aprendíamos, y aprendemos, escuchando y explicando historias.

Las historias pueden resultarnos útiles en nuestro trabajo, ya que con ellas podemos convencer a nuestros clientes y vender más, pero pueden también enriquecer nuestra vida personal, ayudándonos a tejer lazos de confianza más estrechos, o pueden ser un simple entretenimiento. En El arte de contar bien una historia, el narrador profesional Héctor Urién propone un compendio de técnicas, y plantea, de forma directa y concreta, 101 estrategias para que aprendamos a contar bien una historia. En este sentido, nos explica cuestiones referidas a las correspondencias, a las estructuras básicas, al uso de símbolos o las alegorías, entre muchas otras cuestiones. Y no sólo eso, sino que además incluye ejercicios y ejemplos para que nos resulte más sencillo familiarizarnos con cada una de las técnicas.

Héctor Urién es narrador de cuentos profesional. En 1997, mientras estudiaba Biología en Salamanca, se percató de que era posible vivir del cuento y se lanzó a ello mezclando, de esta forma, su carrera científica con los días de farándula. Desde entonces ha participado en varios festivales nacionales e internacionales y ha desarrollado su propio taller continuado de narración, donde alumnos y profesor descubren juntos los resortes de las historias y el misterio de la narración oral sin un destino prefijado. Como narrador escénico su proyecto más original está relacionado con Las mil y una noches, que cuenta una por una cada martes en un pequeño teatro del centro de Madrid desde hace más de trescientas noches. Es autor también del ensayo La narración fractal: arte y ciencia de la oralidad (2015), donde presenta una perspectiva novedosa y sorprendente de la narración apoyándose en la teoría del caos y en la geometría fractal.