Maeva, octubre 2020

Maeva publica El apicultor de Alepo de Christy Lefteri. En medio de la guerra, encontró amor. En medio de la oscuridad, encontró coraje. En medio de la tragedia, encontró esperanza ¿Qué encontrarás tú en esta historia?

Cada persona que se ve forzada a huir de su país tiene una historia que contar. Cada persona que está dispuesta a escucharla tiene algo valioso que aprender.

En Alepo, la vida de Nuri y de su esposa, Afra, transcurría feliz junto a su hijo, Sami. Él era apicultor y dedicaba su vida a las abejas, ella era una artista de gran sensibilidad que vendía sus cuadros en el mercado de la ciudad. Pero cuando sucede lo impensable y la guerra destruye todo lo que aman, tienen que escapar. Mientras huyen a Turquía y luego a Grecia, siguiendo la peligrosa estela de tantos otros refugiados sirios, Nuri evoca sus recuerdos más felices para no perder la esperanza en el futuro, uno en el que pueda reencontrarse con el brezo, las abejas y su primo Mustafá, que los espera en Inglaterra.

Christy Lefteri nos relata que la llevó a escribir El apicultor de Alepo: «En el verano de 2016, y de nuevo al año siguiente, trabajé en Atenas como voluntaria en un centro de refugiados. Todos los días llegaban familias enteras perdidas y asustadas. Comprendí que, pese a las barreras del idioma, querían hablar. Regresé a Londres confiando en que lo que había visto y oído desaparecería, pero no fue así, así que decidí escribir esta historia para expresar cómo nos comportamos con las personas que más nos importan tras sufrir una pérdida extrema. Este libro trata de eso, pero también del amor y de encontrar la luz.»

Christy Lefteri nació en Londres en 1980 de padres grecochipriotas que en 1974 huyeron a Inglaterra durante la invasión turca. Después de licenciarse en Lengua Inglesa y obtener un máster en Escritura Creativa, se ha dedicado a la enseñanza. Su trabajo como voluntaria en un centro de refugiados de Atenas le inspiró para escribir su primera novela, El apicultor de Alepo.