Desde mi habitación III

Caligrama, abril 2022

Se publica Desde mi habitación III, un libro esencial: «Nadie nos enseña a estar enfermos».

El celebrado proyecto RELAT-hos, que ha demostrado la capacidad terapéutica de la literatura cuando surge la enfermedad, regresa con su tercera entrega de la mano de Editorial Caligrama y coordinado por la enfermera Antonia Castro

Que alce la mano el que se sienta entrenado y seguro de poder manejarse de manera lúcida cuando se produce un desequilibrio interno y surge una enfermedad. Nadie, ¿no es cierto? Sin embargo, probablemente, todos tengamos que enfrentarnos en algún momento a esta eventualidad fatal… o, quizás no sea tanto, si fuéramos capaces de encontrarle una utilidad en forma de aprendizaje. Suena difícil, pero no es una misión imposible. Porque, ¿qué es la vida sino un continuo curso experiencial?

Lo único cierto es que convivimos, de un modo u otro, con la enfermedad y que no está demás acudir a lo que podríamos considerar una especie de tutorial para aprender de las experiencias de otros. En esta idea luminosa se basa el proyecto RELAT-hos, que ahora regresa en su tercera edición de la mano de Editorial Caligrama y bajo la coordinación de la enfermera asistencial Antonia Castro.

¿Puede la creación literaria servir de terapia propia y de sostén para conciencias ajenas? La respuesta es un rotundo sí. En palabras de la propia Castro: «En este tercer volumen continuamos sintiendo emoción en estado puro; son historias reales, de las de verdad, sin filtros, que nos harán reflexionar. Pero, a la vez, en el libro vamos a encontrar alegría, optimismo, diversión, poesía, esperanza, ternura y agradecimiento».

Son palabras mayores. Desde mi habitación es un compendio de relatos reales como la vida misma, firmados por los grandes protagonistas, los enfermos y sus batallas: «Ellos nos enseñan que manejar las emociones en esas cuatro paredes tampoco es tan difícil si le pones empeño. Creo que los autores continúan ofreciéndonos una lección de vida, aunque sean estilos narrativos muy diferentes. De cada uno de ellos podemos aprender a vivir estando enfermos, a afrontar, a agradecer, a tener esperanza, a querernos mucho más, a amar la vida y, sobre todo, aprender a valorar al que está a tu lado, al que te ayuda, al que te cuida, te apoya y te hace reír. Es curioso, pero nadie nos enseña a estar enfermos, a cómo reaccionar, a cómo comportarnos. Este libro nos puede ayudar mucho al respecto». Una gran verdad. Una obra que hay que leer antes de, mucho mejor que después de. Ya saben a qué nos referimos…

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.