De la mano de Debate, llega Más allá del bien y del mal de Virginia Barber

De la mano de Debate, llega Más allá del bien y del mal de Virginia Barber

Un recorrido por la experiencia profesional de Virginia Barber como psicóloga forense. O sobre cómo el mal tiene un rostro dolorosamente humano.

Virginia Barber es licenciada en psicología clínica por la universidad Pontificia de Comillas de Madrid y doctora en psicología forense por la John Jay College of Criminal Justice de Nueva York. Actualmente es profesora de psicología forense en la Universidad de Nueva York y directora clínica de salud mental en el Correctional Health Services, que gestiona los servicios médicos de todas las cárceles de la ciudad.

Ha trabajado en la unidad forense de máxima seguridad del hospital Bellevue, dirigido programas de alternativas al encarcelamiento en varios distritos de la Gran Manzana e impartido cursos formativos a la policía y la judicatura. Entre 2015 y 2018 fue miembro del comité de asuntos legales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

En Más allá del bien y del mal Virginia Barber Rioja nos cuenta, mediante unas excepcionales memorias, sus experiencias como psicóloga forense. El enfoque de esta joven canaria establecida en Nueva York nos abre los ojos frente a los riesgos de un sistema penitenciario que no contempla las condiciones sociales ni las necesidades básicas de reclusos con enfermedades mentales y explica el rol fundamental de sus compañeros de profesión para incidir en la creación de una ley más humana y más justa que nos permita avanzar hacia una sociedad mejor.

Muy especialmente, la obra relata la experiencia de Virginia Barber como directora de salud mental de Rikers Island, uno de los lugares más siniestros de Estados Unidos. En Rikers Island hay más enfermos mentales que en ningún otro lugar de Nueva York, pero no es un centro psiquiátrico. Rikers Island es la segunda cárcel más grande de Estados Unidos. Es el limbo en el que 10.000 internos aguardan la resolución de sus causas pendientes con la justicia, custodiados por 9.000 guardias y distribuidos en 10 edificios. Un asesino como Mark David Chapman, que disparó contra John Lennon; un acosador como Dominique Strauss-Kahn o un detenido por posesión de drogas como el rapero Lil Wayne, todos ellos, antes de recibir su sentencia, han pasado por esta isla próxima al aeropuerto de LaGuardia. La media de estancia de los detenidos es de 175 días, pero, si finalmente hay juicio, los casos, y la estancia en Rikers, pueden prolongarse durante años.

En EE UU, un 95% de los casos se resuelven por medio de acuerdos. Si todos los acusados se negaran a aceptarlos y fueran a juicio, el sistema se colapsaría. En este libro la doctora en psicología forense Virginia Barber nos cuenta en forma de unas excepcionales memorias sus experiencias en esta prisión, desde su primer día; en el que fue agredida por una paciente, pasando por su primer caso hasta su consolidación como directora del centro. Barber nos muestra el rostro humano del mal y de aquellos que tratan con él día a día.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com