NUESTRA OPINIÓN …

La época de verano siempre es más dada a que cojamos lecturas un poco más ligeras, por eso cuando nos ofrecieron ser embajadoras de Santa Manuela no nos lo pensamos dos veces y empezamos con el primer libro de la trilogía: Cómo casarse en Santa Manuela de Sylvia Herrero.

Santa Manuela, como veremos a lo largo de toda la novela, es un pueblo que vive esencialmente de la estación de esquí que alberga y, aunque es un lugar ficticio a muchos nos puede recordar a la estación de Formigal, Cerler o cualquiera de la zona. Sin embargo, Santa Manuela, es mucho más que un lugar ya que casi se convierte en uno de los personajes de la novela.

En Santa Manuela han nacido todos los protagonistas de esta historia que es una novela coral ya que, aunque podemos pensar que hay dos personajes, Lucas y Lola, que tienen algo más de protagonismo, ninguno de los integrantes de esta historia tendría sentido sin los otros. Y es que lo que vamos a encontrar en Cómo casarse en Santa Manuela es, esencialmente, una historia de amistad. La historia de amistad de un grupo de seis amigos que llevan juntos toda la vida, que se quieren y harían cualquier cosa los unos por los otros a pesar de que la vida ha llevado a cada uno de ellos por unos derroteros distintos, a algunos incluso fuera de España. Sin embargo, todos encuentran siempre ciertas fechas cada año para juntarse y volver a esos viejos tiempos en los que se mantenían unidos día tras día.

En este caso, el acontecimiento que los une es la boda de Lucas y Lola, una boda que se verá truncada por diversos motivos a lo largo de la novela, y que para  descubrir si al final se lleva a buen puerto gracias a la ayuda y la lucha de sus amigos y vecinos tendréis que leerla.

De manera paralela a esta historia principal, iremos descubriendo las historias que unen a los integrantes de esa novela, lo que les ha ido sucediendo a lo largo de los años y que ha ido generando pequeños secretos que poco a poco irán saliendo a la luz. Será precisamente uno de estos lazos el que nos dejará con la miel en los labios para la siguiente novela de la trilogía que ya anticipamos que tendrá por protagonistas a otros de los integrantes de este grupo enternecedor.

Cómo casarse en Santa Manuela es una novela fresca, ligera y a la que para mi gusto le falta un toque de intriga que se podía haber aprovechado más en algún punto, pero que viene bien para desconectar de otras lecturas más pesadas. Una lectura, sobre todo, para los amantes de la novela romántica.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO