Boda a prueba

Contraluz, diciembre 2021

Boda a prueba, una historia sobre dos novios atrapados en el tiempo. ¿Llegarán al ‘sí, quiero’? Este libro de Annette Christie, divertido y romántico, nos invita a plantearnos qué haríamos si nos dieran una segunda oportunidad en la vida y en el amor 

La autora pone en valor la comunicación en la pareja y la importancia de resolver los problemas juntos para fortalecer los cimientos de una relación. “Si una pareja funciona como un equipo, puede superar cualquier dificultad que se les plantee”, comenta.

¿Te imaginas despertar en un bucle temporal y que ese bucle sea nada más y nada menos que el ensayo de un banquete nupcial que sale fatal? Eso es lo que les sucede a Megan y Tom, protagonistas de la novela Boda a prueba, de la escritora Annette Christie. A pesar de soñar con tener la boda perfecta, debido a sus difíciles familias, doce años de relación y demasiados secretos, acaban celebrando un ensayo desastroso de la ceremonia y prometen suspenderlo todo… hasta la mañana siguiente, cuando amanecen, a lo Bill Murray, atrapados en el tiempo. 

En esta historia, divertida y romántica, los novios se preocupan profundamente el uno por el otro, pero en realidad nunca han aprendido a comunicarse. “Pensaban que, al no pelearse, al tratar de resolver sus problemas por su cuenta, estaban fortaleciendo su relación, cuando, en realidad, estaban haciendo más frágiles los cimientos de su relación. Son personas desordenadas que hacen lo mejor que pueden (y a veces lo peor), mientras tropiezan con el camino correcto”, comenta Christie.  

Para dos personajes como éstos, un bucle temporal es el dispositivo perfecto para atraparles, que se tengan que enfrentar a toda su relación y, en última instancia, decidir si todavía quieren estar juntos. “El hecho de celebrar su boda en una isla -la Isla de San Juan- aumenta esa sensación de no poder escapar fácilmente del día en cuestión, de ellos mismos y del lío de su relación”, explica esta escritora con doble nacionalidad canadiense y estadounidense que con Boda a prueba firma su primera novela para adultos. “Gracias al bucle, los personajes pasan por el shock, la ira, la tristeza y luego por un proceso de reconstrucción”. 

Uno de los principales retos a los que tienen que hacer frente Megan y Tom son los familiares, que influyen de forma importante en las discusiones. De hecho, la boda está más pensada para las familias que para ellos mismos: “A pesar de la tensión que pueden aportar los familiares, si una pareja funciona como un equipo puede superar cualquier dificultad que les planteen. Tan es así que creo que se puede tener una boda de pesadilla y seguir teniendo un matrimonio sano y maravilloso, y viceversa”, concluye. 

1 Comment

  1. Narayani

    Pues aunque sea una historia que hemos visto más veces parece una historia, cuando menos, entretenida. De vez en cuando me gusta leer cosas así, así que no la descarto. ;)

    Besos!

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.