Grijalbo, marzo 2021

Aprender a morir para poder vivir de Xavi Argemí, una reflexión inspiradora sobre cómo vivir, cómo mirar de frente a la muerte y, sobre todo, cómo encontrarle el sentido a las cosas.

Xavi Argemí mira con otros ojos tanto a la vida como a la muerte. De pequeño le diagnosticaron una enfermedad degenerativa conocida como enfermedad de Duchenne, que provoca que vaya perdiendo la fuerza de forma progresiva. En la actualidad se encuentra en una silla de ruedas, apenas puede moverse y necesita asistencia para casi todo. Incluso para beber agua.

Es perfectamente consciente de que su enfermedad es inexorable. Sabe lo que comporta. Cómo avanzará. Y es capaz de explicarlo con una serenidad y una generosidad extraordinarias. Incluso con sentido del humor.

En Aprender a morir para poder vivir, Xavi comparte con el lector cómo ha aprendido a vivir con la muerte a la vista. O, lo que es lo mismo, cómo ha aprendido a morir para poder vivir. «Mi vida no está siendo –en sentido estricto– una vida desgraciada», escribe. Y con entusiasmo nos invita a disfrutar de las pequeñas cosas: un buen vaso de agua, una puesta de sol, una charla tranquila, el reencuentro con una persona a quien hace tiempo que no ves, la presencia silenciosa de la gente que quieres…

Puedes ver aquí un video donde Xavi Argemí cuenta
por qué ha escrito Aprender a morir para poder vivir

Xavi Argemí nacido en Sabadell en 1995 y graduado en Multimedia en la UOC. Su biografía la encontraréis en las páginas de este libro: Aprender a morir para poder vivir. De forma muy resumida, podríamos decir que tiene una vida bastante corriente si exceptuamos el hecho de que, de pequeño, le diagnosticaron una enfermedad degenerativa incurable: distrofia muscular de Duchenne. En este libro explica cómo convivo con ella.