B de Blok, febrero 2021

Amanda Black, el nuevo thriller infantil de Juan Gómez-Jurado y Bárbara Montes, con el que los niños pedirán un libro más.

Llega la colección Amanda Black dirigida a jóvenes lectores con su primer volumen titulado Una herencia peligrosa, de la que se publicarán dos títulos más a lo largo del año 2021.

Más de un millón de lectores de la trilogía Reina Roja, ahora pueden recomendar a los niños de más de 9 años un thriller adaptado a su capacidad lectora

Bárbara Montes y Juan Gómez-Jurado nos traen su colección infantil más ambiciosa con la que engancharán a los niños a la lectura.

Amanda Black es la protagonista de su nueva colección de libros para niños amantes de la intriga, la acción y las buenas historias. Podemos decir que Amanda tiene mucho en común con Antonia Scott: es inteligente, valiente y empoderada, y al mismo tiempo misteriosa.

El primer libro, Una herencia peligrosa, está en las librerías desde el 11 de febrero bajo el sello B de Blok. Con él se inicia una trama en la que su protagonista, Amanda Black, tendrá que arriesgarse a conocer cosas de su pasado para poder enfrentar un futuro de lo más incierto. Huérfana desde que tiene pocos meses de vida y con una vida que dista mucho de ser cómoda, recibirá una carta que le abrirá la puerta de la Mansión Black y pronto se dará cuenta de que no solo será una casa. Después de esta primera entrega, habrá otras dos los meses de junio y noviembre.

El autor de la trilogía Reina roja, de la que acaba de publicar Rey Blanco, cuenta ya en su haber 10 novelas (9 de ellas thrillers), más de un millón de libros vendidos desde el 2018, y la misma ilusión que cuando tenía 13 años (la misma edad de Amanda, la protagonista) y ya sabía que quería ser escritor. También desde 2016 ha escrito 12 libros para niños, los 4 últimos conjuntamente con Bárbara Montes bajo el título Rexcatadores. Bárbara Montes además de escritora aporta su experiencia como psicóloga infantil.

Bárbara y Juan vuelven a la literatura para niños con un personaje que no dejará indiferente a las familias que ya han vivido la intrigante historia de Reina Roja, Loba Negra y Rey Blanco. Al igual que ellos, ahora sus hijos o niños cercanos, vivirán el ritmo trepidante del thriller con Amanda como maestra de ceremonias y disfrutarán tanto o más que los adultos.

Además, el lanzamiento va a compañado de una experiencia interactiva para que los lectores puedan descubrir los misterios de la Mansión Black.

¡Bienvenido a la Mansión Black! 

Bárbara y Juan nos dan algunas de las razones por las que el thriller es un género que funciona con niños:

  1. Se identificarán con el protagonista fácilmente. Aunque Amanda y sus compañeros de viaje vivirán situaciones totalmente alejadas de la realidad, cualquier niño deja volar su imaginación y muy rápido entrará y conectará con la historia y con el personaje. Amanda es hábil, perspicaz y poderosa, ¿qué niño no se debe identificar con estas cualidades?
  2. Su imaginación no tiene límites. Están abiertos a tramas y personajes a los que les sucedes cosas increíbles y no por ello se sentirán alejados. Los mundos con un toque de fantasía les resultan muy atractivos y el mundo de Amanda es fascinante. Héroes que trepan por las paredes o vuelan con la ayuda de una capa, ¿qué niño se para a pensar si la fuerza de la gravedad lo haría imposible?
  3. Disfrutar con los cliffhangers. Bárbara y Juan son los maestros de este recurso literario que deja al lector con ganas de más. Los niños, insaciables por saber qué va a pasar, te dirán esa típica frase de «un capítulo más por favor».
  4. Si alguien disfruta con los secretos oscuros de los personajes son ellos. Y Amanda tiene muchos que ni si quiera ella conoce. Los lectores tendrán que irlos descubriendo con ella, cada página es una absoluta sorpresa para ambos.
  5. De villanos y de reveses en las aventuras, ¿quién sabe más que un niño? Y esos son ingredientes importantes en cualquier libro de misterio. Una fuerza contra la que luchar y un ritmo trepidante que cambia el hilo conductor llevándoles de un sitio a otro sin importarles los peligros que enfrentan.