Hace unas semanas Ingenio de Comunicación se puso en contacto comunicándome que el día 20 de junio salía a la venta Alas para un corazón, de David Almond.

Esta novela ganó en su día el Whitbread Children’s Award La Medalla Carnegie. Además hacían hincapié en los elogios que se había ganado por parte de la crítica que la habían calificado de «hermosa, fascinante, brillantemente escrita, libro inolvidable, extraordinario», etc.

Con tan buena tarjeta de visita era difícil no rendirse ante esta novela y más sin otras referencias que las mencionadas anteriormente.

MIS IMPRESIONES

Escrita en primera persona, Michael nos hace participes de sus sentimientos, de sus estados de ánimo, de sus miedos, de sus esperanzas, su aprendizaje ante la vida, y su solidaridad.
Michael no deja de ser un niño y está claro que no va a entender porque suceden algunas cosas, queriendo pensar en ciertas ocasiones que quizá esté soñando, aunque seguramente, para algunas de esas cosas  y aunque seamos conscientes de estar despiertos, tampoco los adultos estemos preparados, no queramos tener muy claro si en realidad están sucediendo y tampoco entendamos el por qué.
«Alas para un corazón» es una novela corta, o quizás un cuento, diferente a todo lo que he tenido en mis manos, está escrito de una manera sencilla, clara, sin florituras, lleno de ternura, y que logra transmitir los sentimientos con una gran facilidad.
Y es que, a la vez que Michael, sentiremos el miedo por lo que le pueda pasar a su hermana y que comparte con sus padres; las ganas con que busca el modo y ayuda a Skeller, una ayuda que al final será recompensada aunque él nunca haya buscado nada a cambio; la amistad que teje con Mina compartiendo secretos.
Había leído, refiriéndose a esta novela, que estaba dirigida a todo tipo de edades, que se la podía catalogar como una lectura familiar en el sentido de que lo mismo podía ser leída por los más jóvenes que por los adultos, y en un primer momento no estaba muy convencida de esta afirmación, pero después de haberla terminado y haberla dejado reposar, me he dado cuenta de que esta afirmación es acertada, ya que tiene ingredientes que la pueden hacer atractiva a todos.
Como he dicho se trata de una especie de cuento muy ameno, original y bellamente escrito, que contiene mucha imaginación y misterio, en el que se pueden encontrar muchas enseñanzas. Además se trata de una historia de niños por lo cual todos estos ingredientes la pueden hacer fácilmente atractiva a los más jóvenes de la casa; pero también nos llevará a la reflexión y a pensar sobre la vida, sobre el sufrimiento, las preocupaciones que tenemos en nuestra vida, la solidaridad que a veces dejamos un poco olvidada, y sobre todo será un libro que nos conmoverá.
En conclusión, es una obra distinta, diferente a lo que solemos leer, que quizás en algunos momentos nos tenga un poco despistados, pero en definitiva es una lectura que merece la pena.