NUESTRA OPINIÓN …

No puedo determinar cuánto, el tiempo corre tan deprisa que a veces perdemos la noción, pero cuando por la blogosfera estuve viendo reseñas de la novela «Lagrimas de Gibraltar» de Carlos Díaz Domínguez, me quedé con muchas ganas de leerlo. Por eso cuando supe que este autor publicaba A las ocho en el Novelty me decidí a leerlo sin dejar pasar más tiempo.

Hay veces que cuando elijo y empiezo una novela tengo el convencimiento de que me va a gustar lo que voy a encontrar entre sus páginas, y pocas veces me equivoco. 

Después de haber leído el argumento de A las ocho en el Novelty y haber asistido a su presentación en el FNAC de Callao  tenía claro que esta novela no me iba a defraudar, como así ha sido.
En A las ocho en el Novelty vamos a encontrar un cóctel de lo más variado: un hombre sin escrúpulos, a quien nada ni nadie se le pone por delante para conseguir lo que quiere, un tesoro del pasado que le obsesiona, aunque en realidad nadie sabe si en realidad existe ni donde se encuentra; y una anticuaria con una vida tranquila y un negocio que no le va nada mal, que, sin comerlo ni beberlo, se ve involucrada en una búsqueda en la que no cree. Con estos ingredientes, y sumando que  además está bien documentada y bien escrita es difícil que la novela te defraude.Y por si todo lo anterior fuera poco, entra en juego un asunto del pasado que pudiera poner en jaque la estabilidad de la Corona, cosa que el Gobierno no está dispuesto que suceda. Como veis esta novela  contiene todo lo necesario para nos veamos atrapados entre sus páginas.

Y así, entre estas dos tramas, combinando a la perfección realidad y ficción, se va a ir tejiendo y desgranando una historia con una estructura muy bien trabajada y unos personajes totalmente creíbles, humanos y muy cercanos.

Y es que los personajes es uno de los puntos fuertes de A las ocho en el Novelty. En la presentación ya nos dijo Carlos que ahora Leonor ya era nuestra, y es verdad, Leonor es todo un regalo. Pero además, el resto de los personajes no se ven desmerecidos por ella, ya que todos ellos en la novela tienen su importancia, y además por la forma en que están construidos, todos tienen características propias que los diferencian, que los hacen particulares. Unos personajes con los que enseguida empatizaremos, y otros que nos resultarán «poco agradables».

Entre todos no puedo dejar de hacer mención a Don Servando, que aunque no tenga mucho recorrido, aparte de ser un estupendo personaje con un sentido del humor digno de ser señalado, me ha parecido muy entrañable.

A las ocho en el Novelty es una historia que pronto adquiere mucho ritmo, y en la que el misterio, la intriga, los asesinatos, el amor, su chispa de humor, sus personajes y la ambientación, se convierten en los mejores aliados de la prosa de Carlos Díaz Domínguez para que no podamos separarnos de las páginas de la novela, para que queramos leer más y más, y conocer, por un lado, cómo esta anticuaria salmantina va a salir del embrollo en el que se ha visto metida; y por otro, si los servicios secretos de Rusia y España van a poder conseguir lo que quieren.

Antes he hablado de la ambientación y es que son muchos los escenarios, y bien descritos, los que va a tener esta novela en la que no vamos a dejar de viajar: Marbella, San Juan de Luz, San Sebastián, Madrid, Moscú, Nueva Orleans, Salamanca, Peñaranda de Bracamonte, Olivenza, ……

Hay que resaltar la labor de documentación que el autor ha tenido que llevar a cabo para poder montar con solidez la trama de esta novela. Está claro que lo que está es verdad, y lo que se apunta pudo ser o no ser (el autor sólo lo insinúa), pero tanto en un caso como en el otro (por lo menos a mi me ha sucedido) llevan al lector a querer indagar por su cuenta, a saber algo más. Y es que a mí en más de una ocasión, la curiosidad me ha llevado a consultar en internet a ver si ampliaba lo que allí me encontraba.

Carlos Díaz Domínguez ha conseguido en la novela que nos ocupa una historia con: un ritmo que atrapa, un lenguaje cuidado, capítulos no muy largos que te dejan con la miel en los labios, una mezcla de tramas muy bien engarzadas, intriga constante, giros en el momento apropiado, personajes a los que amarás u odiarás (alguno hasta te hará cambiar de opinión sobre él), constantes referencias a un personaje histórico con tantos claroscuros y los distintos lugares que visitaremos junto a sus personajes. Todo esto la convierte en una novela que no te da tregua, te deja atrapado a sus páginas y no serás capaz de abandonar hasta que llegues al final. Un final que a mi me ha parecido acorde con la novela, lógico, un final que quizás a alguno no satisfará, pero que ha mi me ha parecido un buen final.

Una novela totalmente recomendable.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.