Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

lunes, 11 de diciembre de 2017

EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA - JAVIER CASTILLO


NUESTRA OPINIÓN....

Hay libros de los que es mejor no saber nada cuando te enfrentas a ellos, es mejor ir sabiendo poco a poco, al ritmo que marca el autor, y El día que se perdió la cordura de Javier Castillo es uno de ellos.

El día que se perdió la cordura es una novela con un inicio tan potente que por si solo te mueve a a seguir leyendo para saber qué es lo que te quiere contar el autor, qué es lo que hay detrás de esa primera escena. 

Porque no me negareis que una novela que comienza con la aparición de un hombre desnudo que lleva en su mano una cabeza no te lleva a quedarte pegado a las páginas de un libro para saber qué es lo que ha sucedido, qué ha llevado a ese hombre a esa situación.

En El día que se perdió la cordura se desarrollan tres tramas en paralelo. Una de ellas es con la que se inicia el libro, otra es el relato de lo que sucedió la noche anterior a ese acontecimiento, y la tercera sucede años atrás.

Javier Castillo va a ir intercalando estas tres tramas a base de capítulos cortos, encabezados por el día y el lugar donde suceden los hechos para que nos situemos en las tramas, con un lenguaje muy directo y con abundancia de diálogos, consiguiendo de esta manera que la lectura sea muy ágil y fluida haciendo que el lector avance deprisa en la lectura y creando en éste la necesidad de seguir leyendo para ir profundizando en las tramas.

Tres tramas, dos de las cuales, en tercera persona, están a cargo de un narrador, mientras que en la restante va a ser Jacob, en primera persona, quien lleve el peso de un relato en el que el lector irá saltando por cada uno de los planos temporales con saltos continuos de escenarios que pueden hacer que, al principio, el lector se encuentre algo desubicado, una sensación que se irá disipando según se avance en la lectura y todo vaya encajando.

Los personajes de El día que se perdió la cordura no están desarrollados en profundidad, tan sólo lo suficiente para reconocerlos, aunque sí hay que reconocer una evolución en alguno de ellos, como es el caso de Jacob y Steven, sobre todo en este último, un personaje sumamente atormentado. 

Tampoco nos podemos olvidar de Salt Lake, donde comienza todo, un lugar que podremos considerar un protagonista más de la novela,  una población con una atmósfera agobiante, claustrofóbica, del que el autor no nos da muchos detalles de cómo fue y es pero del que sin duda notaremos los cambios que sufre.

Javier Castillo ha escrito una novela muy entretenida, en la utiliza un estilo directo, ágil, una prosa clara, en la que consigue el equilibrio entre la narración y los diálogos, con un ritmo irregular, que en ocasiones se torna frenético, y con el suspense necesario para que el lector lea con avidez hasta llegar al final. No obstante, me ha parecido que queda algún cabo suelto en la novela y me hubiese gustado saber más sobre algunos aspectos pero como hay una segunda parte quizás ahí queden aclaradas mis dudas.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO




domingo, 10 de diciembre de 2017

GANADOR SORTEO POR ENCIMA DE LA LLUVIA (Víctor del Árbol)


Hoy por fin tenemos al ganador del ejemplar dedicado de "Por encima de la lluvia" de Víctor del Árbol. Nos hace mucha ilusión compartir este libro por todo lo que nos ha gustado así que esperamos que el ganador lo disfrute tanto como nosotras.

El afortunado ha sido...



¡¡Enhorabuena!!



Recuerda que debes ponerte en contacto con nosotras en el email buriru1958@gmail.com en las 48 horas siguientes facilitándonos tus datos postales y el teléfono para poder hacerte llegar el ejemplar. Si no se efectúa el contacto antes de que finalice el día 12 de diciembre se volverá a sortear el ejemplar. El ejemplar será enviado mediante correos por lo que no nos hacemos responsables de posibles retrasos o pérdidas por parte de la empresa.

Post editado: nuevo ganador. Fecha tope para reclamarlo 20 diciembre.

martes, 5 de diciembre de 2017

EL MÚSICO DE LA LLUVIA - MAR MELLA



NUESTRA OPINIÓN....

Va a hacer tres años que descubrí una novela y una autora que me gustaron mucho. Azul Vermeer fue una de mis mejores lecturas de aquel año, y tuve claro que volvería a leer lo que Mar Mella volviese a ofrecernos.

Hemos tenido que esperar bastante tiempo para tener en nuestras manos su nueva novela El músico de la lluvia, y así volver a gozar de sus letras, pero os adelanto que la espera ha merecido la pena.

A José su carrera como psiquiatra le ha absorbido toda su vida, hasta el punto de que prácticamente no conoce a su hija Adriana, quien con una gran carrera ha abandonado la dirección de orquesta, decisión que su padre no entiende ni satisface, para dedicarse a la composición de música para películas, lo que le ha proporcionado fama y reconocimiento.

En un intento por estrechar lazos y conocerse mejor, José propone a su hija hacer juntos el viaje a Palma que ambos tienen que realizar; él con el fin de ayudar a Santiago, un escritor con el que colabora desde hace tiempo perfilando personajes y completando sus novelas; ella para impartir un taller de música en la Isla. Además Santiago no tendrá inconveniente en que Adriana se aloje en su casa ya que dispone de espacio suficiente y puede ser la oportunidad que padre e hija necesitan.

Y partiendo de ese inicio y de los diarios de Bartolomé, un joven monje que fue el último inquilino como tal de la Cartuja de Valdemossa, que Santiago pone en manos de José para dar forma a su nueva novela, seremos testigos de excepción de la historia de amor de Frederic Chopin y George Sand y de su paso por la isla.

En El músico de la lluvia nos vamos a encontrar una novela que se desarrolla en dos líneas temporales diferentes y tres tramas independientes que aunque parezcan totalmente aisladas y en principio nada nos haga presumir que es lo que las une, al final terminaremos encontrando en el amor ese sutil nexo de unión.

Aunque también os avanzo que a parte de ese fino nexo, si profundizamos algo más vamos a encontrar que son varias cosas más las que tienen en común estas historias, dejando a un lado el lugar en el que se desarrolla casi en su totalidad las tres: Valldemossa.

Porque de la mano de sus protagonistas, unos personajes muy bien perfilados, llenos de matices, con personalidades complicadas, reales, con sus luces y sus sombras, Mar Mella nos llevará a reflexionar sobre temas que vamos a encontrar comunes a ambas historias; como el amor, las relaciones entre padres e hijos, las relaciones de pareja, la amistad, el tratar de evitar el dolor al otro  con nuestros pesares sin pensar en el que ese silencio puede estar produciendo precisamente por ese desconocimiento, el miedo a la enfermedad y a cómo nos verán los otros si la conocen, a sus consecuencias, y muchas otras cuestiones que posiblemente se dan en nuestro día a día y que debido a lo humanos que son sus personajes las sentimos más cercanas.

Una novela en la que lo histórico y la ficción se mezclan con maestría obteniendo un resultado homogéneo y en la que hay que destacar la amplia labor de documentación que se adivina hay detrás de esta novela. Una documentación que se palpa pero que Mar Mella sabe integrar con habilidad plasmando con esmero de manera que no abruma al lector con datos innecesarios que nada aportan a la trama.

Tanto es así que he disfrutado de una manera especial con todo lo referente a los diarios en los que Bartolomé nos narra su vida, por el retrato que nos hace de ella, y todo lo relativo a Chopin y Aurore y su relación, una parte de la novela que me ha cautivado, que he leído con mucha curiosidad, ya que me ha dado la oportunidad de conocer más cosas sobre una historia que conocía muy superficialmente.

El músico de la lluvia es una historia con ritmo pausado, incluso a algún lector le puede parecer lenta, pero que para mí no ha resultado ningún obstáculo a la hora disfrutar de la lectura, ya que invita a recrearse, a deleitarse en la bella forma de escribir que tiene Mar Mella, con una prosa elegante, cuidada, rica, sensible.

En su anterior novela fue la pintura, en esta la música y la literatura ¿a que arte dedicará Mar Mella su próxima novela?. Esperemos que no haya que esperar otros tres años para descubrirlo porque la espera se nos hará muy larga.

   

domingo, 3 de diciembre de 2017

ENCUENTRO CÉSAR PEREZ GELLIDA (Konets)


Hace unos días tuvimos el placer de reencontrarnos de nuevo con César Pérez Gellida.

Quienes nos seguís, y a los que no, os lo contamos, a César le conocemos desde hace ya años, concretamente desde que publicó su primera novela "Memmento Mori". Esa primera novela nos encandiló y desde ahí le hemos suplicado cada nueva publicación hasta Konets que cierra esta octología que se ha publicado en solamente cuatro años.

Dado que César estuvo viviendo fuera de España durante unos años, no pudimos comentar con él su séptima novela, A grandes males, a diferencia de como lo hemos hecho novela tras novela durante estos años, y es por esto por lo que estábamos expectantes antes este nuevo encuentro, no solo para hablar de Konets sino también de la anterior y de lo que ha supuesto este cierre del todo.

Es difícil hablar en un encuentro de estas características con César sobre sus novelas por si hay alguien que no las ha leído porque casi cada giro es una sorpresa y es importante no desvelarlo, aún así pudimos comentar los aspectos generales de todo el proceso de estos años.

Lo primero que quisimos saber es ¿por qué se complica tanto? En todas las novelas de César Pérez Gellida podemos apreciar una estructura complicada, una laboriosa documentación e incluso la inclusión de conceptos que si bien son complicados para el lector también lo han debido ser para el autor, y todavía más hacer que el lector no se sienta demasiado perdido o aburrido con ellos sino que sea capaz de llevarle de la mano hacia su terreno una vez más. César nos comentó que no lo hace a propósito, sus novelas son thriller y deben tener un ritmo trepidante. Además, le gusta meter elementos complicados como lo es en esta novela el metaverso para que el lector tenga que hacer un ejercicio de comprensión. Es también una especie de sello de identidad, si a la novela le quitas esos elementos podría ser igual que cualquier otra novela mientras que así aporta ese algo más que pide un lector más avanzado.

Hablando en concreto de Konets y de todos los elementos que nos encontramos como el metaverso y las dimensiones, César nos contó que necesitaba todas las teorías de las dimensiones y la teoría de las cuerdas para poder explicar el final y que éste no sea un conejo sacado de la chistera. Él también tuvo que hacer un verdadero esfuerzo para llegar a comprender estas teorías.

También nos contó que al principio le costó mucho esta novela porque a diferencia de las anteriores en las que no tenía un punto de partida o no sabía dónde iba a llegar aquí tenía que responder a todo lo que había quedado pendiente y además tenía que ser el cierre de todo. Una novela que es precuela y secuela a la vez ha tenido que ser una verdadera locura, más cuando el medio está ya escrito y publicado de antes. De hecho, en esta novela hay escena idéntica a la que aparece en Khimera pero contada desde el punto de vista de otro.

César nos confesó que lo pasó mal con el planteamiento de la estructura a pesar de que la empezó el día siguiente de acabar Khimera. De hecho, tuvo que parar esta novela y dejar su escritura para después de la segunda trilogía porque pensaba que estaba condenando las acciones de ésta si escribía el cierre previamente.

También quisimos saber en qué momento se planteó que todo lo que ha creado podía ser una octología, si lo pensó desde el principio o es algo que se fue formando según iba creciendo el número de novelas. César nos contó que cuando empezó Memmento Mori no pensaba ni siquiera que fuera a formar parte de una trilogía hasta que la estaba finalizando. Después de la trilogía, escribió Khimera porque le apetecía hacer algo diferente y se dio cuenta de que no quería acabar con ese tema ahí sino que quería seguir y por eso apareció Konets. Finalmente, escribiendo Konets se dio cuenta de que podía dar lugar a una segunda trilogía y decidió parar y afrontarla. La historia de la última parte de la trilogía se la dio su llegada a Buenos Aires. Cuando llegó no sabía que se iba a encontrar con toda la historia del palacio Barolo que ha dado para tanto texto.

Le hicimos saber que nos parece un verdadero genio haber afrontado una octología sin planteárselo siquiera y salir airoso de esta tarea. Además, César nos confesó que no tiene ningún tipo de nota, a pesar de que nosotras nos imaginábamos una pared tipo policía llena de fotos y postits, y que de hecho las ideas las guardaba como notas en el móvil que una vez utilizadas borraba.

No podíamos dejar de hablar de los personajes que han pasado por estas ocho novelas. Han sido muchos y muchos se han quedado en el camino. César nos contó que de muchos ha tenido que ir desenamorándose para que no se convirtieran en protagonistas inesperados ya que los personajes se han ido desarrollando y le han ido llevando a través de las historias.

Otro punto que nos causaba curiosidad es la portada de Khimera. Si bien con Konets esperábamos de nuevo una portada similar, finalmente ésta tiene el estilo de las trilogías mientras que Khimera es la nota discordante. César nos contó que esa portada no había funcionado porque era demasiado futurista, distópica y por eso decidieron seguir con la misma línea de las trilogía para que además se entendiera que formaba parte de un todo. Por esto, la edición de Khimera de bolsillo será de nuevo en esta línea. En cambio el título si quiso que mantuviera la coherencia con Khimera ,y Konets significa fin que es lo que es esta novela.

No quisimos dejar pasar la oportunidad de conocer cómo va el tema de la serie de la trilogía de la que tiene los derechos Movistar. Nos dijo que ya se han escrito 5/6 capítulos y serán capítulos de unos 48-52 minutos.

Finalmente, no quiso soltar prenda sobre sus proyectos futuros a pesar de que su siguiente novela ya está terminada. Lo único que nos contó es que también será negra, muy negra. También nos contó  que la continuación de Konets será un videojuego.

Finalmente pasamos a la sesión de fotos y firmas. Como siempre gracias a la editorial y por supuesto gracias a César por estos encuentros que, sobre todo con sus libros, siempre merecen la pena.

viernes, 1 de diciembre de 2017

UN PEQUEÑO FAVOR - DARCEY BELL


NUESTRA OPINIÓN....

Si alguien te pide un pequeño favor seguro que no pones objeciones, y si además quien lo hace es la madre del mejor amigo de tu hijo, que a su vez es una mamá del cole amiga pones todavía menos. 

¿Quién no se ha quedado alguna vez con algún amiguito de su hijo una tarde para que compartieran juegos o porque su mamá tenía algo que hacer y no tenía con quién dejarle?. ¿Te han pedido Un pequeño favor cómo ese? Pues, cuidado.

Eso fue precisamente lo que le pasó a Stephanie. Emily, una amiga mamá del cole, le pidió que recogiera a su hijo y que se quedara en su casa a jugar. La sorpresa fue cuando llegó la hora de recogerlo y Emily no solo no daba señales de vida y sino que no había forma de localizarla. Emily había desaparecido.

Un pequeño favor es lo que en la actualidad ha dado en llamarse un domestic noir, una historia que comienza con situación totalmente cotidiana que nos introduce en una trama llena de misterio, dónde los secretos, las mentiras y la manipulación pueblan las páginas de la novela, de manera que el lector se enfrentará a una lectura muy entretenida, que le impele a seguir leyendo.

Darcey Bell utiliza la narración en primera persona, y en este caso además por parte de los tres protagonistas, algo sumamente arriesgado. 

Es verdad que con este tipo de narración, sabremos de primera mano lo que sienten los protagonistas viéndolo todo bajo su punto de vista. Unos personajes de los que te haces una idea bastante definida a través de lo qué piensan y de cómo actúan.

Así, iremos conociendo a través de los datos que cada uno de ellos nos proporciona una parte de la historia, que en este caso al ser tres es más completa, con lo que podremos ir haciendo nuestras conjeturas a fin de ir completando el cuadro, pero también puede suceder, como me ha pasado a mí, que suponga todo un handicap no ya que no empatices con los personajes que en este caso son un tanto peculiares, sino que te pongan "un poco de los nervios" y te desesperen como a mí me pasaba con Stephanie, en muchas ocasiones, por su simpleza.

La novela está dividida en tres partes con capítulos narrados, como he dicho, en primera persona por los protagonistas de la historia. En la primera parte será Stephanie la única que tenga el control de la narración bien directamente o a través del "blog de mamás" que administra; en la segunda se unirá Emily y aquí la novela empieza a coger algo de ritmo, y que yo agradecí, debido al cambio que suponía; y en la tercera, aunque de una manera mucho más reducida, también Sean, el marido de Emily realizará aportación a la narración.

Un pequeño favor es una historia llena de secretos, mentiras y manipulaciones, contada de una manera original, con un ritmo un tanto irregular, en la que si bien la autora intenta introducir algún giro en la trama esta resulta predecible para el lector del género que echara de menos alguna sorpresa de las que hacen saltar por los aires sus sospechas, aunque sin duda es una lectura sin complicaciones que cumple totalmente el objetivo de entretener siendo una lectura ideal para el transporte público o cuando se busca una lectura de pura evasión.


miércoles, 29 de noviembre de 2017

EL FUTURO TIENE TU NOMBRE - BRENNA WATSON


NUESTRA OPINIÓN....

Los que nos seguís sabéis que no es habitual encontrarnos con lecturas de corte romántico, pero a veces no está mal salir de los géneros por los que transitamos con más frecuencia y dar una oportunidad a otros que tenemos relegados. Además, esta lectura no pudo llegar en un momento más apropiado, justo cuando, sobre todo, lo que necesitaba era evadirme por un rato de todo lo que me rodeaba con una lectura sencilla, entretenida y con la que dejarme llevar.

Brenna Watson nos sitúa en Inglaterra en 1820. Mirian es una joven que ha sido obligada a casarse con el Barón Hamilton, un hombre mucho mayor que ella, con el que vive un calvario de abusos y maltrato. Por eso, cuando fallece el Barón a causa de una caída de un caballo, la joven piensa que por fin su pesadilla ha terminado.

Con lo que no cuenta es que el fallecido no sólo va a dejarla en una situación de total desamparo sino que además la obliga a convivir con su cuñada, una mujer tan despiadada como su hermano. Por si acaso Mirian duda de cual es la posición que tiene que asumir a partir de ese momento, su cuñada no dudará en chantajearla, como ya lo hizo el Barón Hamilton, con eso que a ella más la duele.

La aparición de Derek, el hijo del Barón, ofrecerá a Mirian la oportunidad de cambiar su vida.

En El futuro tiene tu nombre nos vamos a encontrar con una novela muy bien ambientada en la Inglaterra del primer cuarto del siglo XIX, ofreciéndonos con magnífico retrato de la aristocracia de entonces con sus rígidas normas sociales, su forma de vida, la necesidad de guardar las apariencias y cómo un rumor lanzado con malicia, por muy infundado que fuera, podría dar al traste con la reputación de cualquiera y sobre todo de una dama. 

De la misma manera refleja a la perfección la manera en que la mujer era tratada, donde un matrimonio por amor no era más que un sueño, ya que en la sociedad las mujeres estaban destinadas al matrimonio que más conviniera. Eso sin contar que el marido era libre de someter a su mujer a cualquier tipo de maltrato. Un maltrato del que, en ocasiones, también eran víctimas los más jóvenes, con la excusa del castigo o de doblegar espíritus rebeldes.

En El futuro tiene tu nombre nos vamos a encontrar unos protagonistas muy bien construidos, de los que nos será fácil ponernos en su piel. Tampoco los secundarios son desdeñables, ya que todos los personajes que transitan por las páginas de la novela, aun sin estar dibujados en profundidad, lo están lo suficiente como para que el lector tenga una idea muy clara de su cómo son.

Brenna Watson nos ofrece una historia en la que destaca la sencillez tanto por su trama como por la forma en que está escrita, una historia muy bien tejida que fluye sin grandes sobresaltos, donde unas situaciones vienen de la mano de otras, y donde los sentimientos brotan de manera natural. Y todo ello con una prosa fluida, cuidada, elegante, ligera, agradable que logra que desde las primeras páginas queramos seguir leyendo, no tanto por lo que cuenta, ya que no es difícil imaginarse dónde nos va a llevar la historia, sino por cómo lo cuenta, el camino por el que va a transitar, que hará que disfrutemos de verdad.

El futuro tiene tu nombre es una historia dónde sus protagonistas tendrán que lidiar entre lo que sienten y lo improcedente que ello resulta debido a los lazos que les unen, en la que se mantiene una tensión durante toda la novela entre ellos, dónde la pasión y el deseo terminarán dando lugar a un amor que crece poco a poco. Una historia de amor nada edulcorada sino totalmente natural y creíble, sin sensiblerías, llena de sensualidad y sentimientos.

En conclusión, El futuro en tu nombre ha sido una buena lectura, entretenida, sencilla, muy agradable que volará en nuestra manos, y en la que no falta alguna sorpresa.




   



lunes, 27 de noviembre de 2017

PARECE MENTIRA - JUAN DEL VAL




NUESTRA OPINIÓN....
Me gusta Juan del Val. Para mi Juan del Val era el marido de Nuria Roca hasta que leí sus ¿primeros libros? que escribió a cuatro manos con su mujer. Sin ser el libro de año, me parecieron novelas entretenidas que es lo que necesitamos en muchas ocasiones, al igual que me pareció que transmitían muy bien lo que eran ellos o lo que se entrevé que son ellos. Después llegó el matinal que conducían en Melodía FM junto con tres compañeros más y ahí fue cuando confirmé que me gustaba la manera de comunicar que tiene, esa manera directa, sin florituras, que incluso puede sentar mal en determinadas ocasiones pero solo porque no dice lo políticamente correcto, porque dice lo que mucha gente piensa sin miedo a la crítica o la opinión del resto. Parece mentira es muy Juan del Val.

Vaya por delante que no calificaría Parece mentira como una novela. Quizá como una especie de biografía, de diario o de notas de una persona. Parece mentira cuenta la vida de Juan del Val y cómo no podía ser de otra manera, lo hace en primera persona, en capítulos cortos en los que salta de un tema a otro, de una época a otra y sobre todo en los que te hace saltar del sobrecogimiento a la risa de una página a otra. Si tuviera que definir el libro de alguna forma sería una conversación de Juan con el lector, como si te lo estuviera contando tomando un café, una conversación en la que Juan se sincera y nos cuenta lo que ha sido su vida y su evolución, eso sí, cambiando algunos, o todos, de los nombres de las personas que aparecen para que nadie se vea comprometido. También ha contado ya en algunas ocasiones que hay situaciones que también están cambiadas pero estoy segura que hay cosas que son reales aunque parezca mentira.


Lo primero que tengo que decir es que me parece que el libro está escrito con gran maestría por varios motivos. El primero porque, contando todo lo que cuenta y dando todos los detalles que da en muchas ocasiones, creo que es bastante difícil en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas, que se reconozca a ninguna de las personas que aparece nombrada en la novela. Sí es fácil reconocer a su mujer y a sus hijos sobre todo si más o menos les has seguido y sabes que muchas de las cosas que cuenta son reales, pero creo firmemente que solo se puede identificar a las personas que él quiere que se reconozcan aunque estoy segura de que los propios protagonistas de las situaciones sabrán perfectamente si las han protagonizado.


El segundo de los motivos es lo que transmite la novela. Juan del Val nos cuenta su historia, una historia dura en muchas ocasiones y hace que sus sentimientos, por lo menos en mi caso, traspasen el papel. Sin embargo logra, con el orden escogido para los capítulos, que no haya una parte del libro centrada en lo malo y otra en lo bueno o lo divertido, sino que, como decía al principio, (es como una coctelera) en el momento más duro pases a un momento verdaderamente divertido que te haga sacar una sonrisa o carcajada en muchas ocasiones. 

Juan del Val hace gala de su gran sentido del humor, hace un análisis de su vida y nos ofrece un recorrido por la misma juzgándose a sí mismo como lo hace en su vida cotidiana, de manera desinhibida, mordaz, honesta y con la perspectiva que ofrecen los años.

Hace un mes aproximadamente, estuvieron en El hormiguero presentando la novela y fue una entrevista muy juzgada por uno de los temas de los que habla en ella y del que ya han hablado en anteriores ocasiones: la reflexión sobre la fidelidad y el concepto de ella que puede tener cada pareja. En la novela se habla de este tema, aunque no es el tema central como pueda parecer por las entrevistas, y el autor explica porqué tiene el concepto de la pareja que tiene y nos ofrece un momento de reflexión sobre ello.

Creo que es importante decir, para los más reticentes, que no es una novela morbosa, que lo que el autor nos cuenta es su vida y hay capítulos verdaderamente interesantes en ella como que estuvo ingresado centro psiquiátrico, cómo se sentía, porqué pensaba que acabó allí y cómo se recuperó. También nos cuenta que no es la primera novela que escribe en solitario y hasta es probable que ya hayas leído algo suyo antes. Juan tiene una manera de vivir peculiar, muchas ganas de disfrutar y mucho que contar y esta novela solo ha sido el principio.

En mi caso tenía claro que iba a leer este libro, tanto porque me habían gustado los anteriores como porque su autor me gusta y me parece una persona interesante. Para los que no lo tenéis tan claro os diría que os animéis, que es una lectura diferente, divertida y que invita a la reflexión y al autoanálisis, una novela que da un respiro entre otras lecturas más densas. Después de leerla solo querrás saber más.

En conclusión, si tuviera que definir Parece mentira con dos palabras serían INTENSA y SINCERA.