Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta suspense. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta suspense. Mostrar todas las entradas

viernes, 29 de abril de 2016

NI LO VES NI LO VERÁS - M.J. ARLIDGE

NI LO VES NI LO VERÁS

M.J. ARLIDGE
El primer libro de la saga de (autor), "Tú te vas, tú te quedas", me gustó mucho, me pareció diferente ya que además de ser novela negra-policíaca tenía el componente psicológico de ¿qué harías tú en su lugar? Es por ello que cuando vi que había salido una nueva entrega de la saga (que serán 7 en total) no me lo pensé.

En "Ni lo ves ni lo verás" (de nuevo un título relacionado con un juego de niños) nos vamos a encontrar de nuevo a la inspectora Grace y a resto de su equipo, también con la periodista Emilia Garanita,  Jake, Charilie... etc inmersos en un nuevo caso que de nuevo les tendrá en jaque durante un tiempo.


EL AUTOR


M. J. Arlidge ha trabajado en la televisión británica los últimos quince años, donde se ha especializado en la producción de series de calidad. Ha producido series dramáticas y policíacas de máxima audiencia como Torn, The Little House y Undeniable. Actualmente es guionista de Silent Witness y prepara un proyecto de serie de suspense para cadenas británicas y estadounidenses. Tú te vas, tú te quedas fue un gran éxito de ventas en Reino Unido, con más de 120.000 ejemplares vendidos en los primeros seis meses.


EL ARGUMENTO


El cadáver de un hombre es encontrado en una casa vacía. Le han arrancado el corazón y se lo han enviado dentro de un paquete a su mujer y a sus hijos.



Es solo la primera víctima y la inspectora Helen Grace sabe que no será la última. Pero ¿por qué un hombre felizmente casado estaba tan lejos de su casa en mitad de la noche?


Los medios de comunicación hablan del culpable como de un Jack el Destripador al revés: un asesino en serie a la caza de hombres que llevan dobles vidas ocultas.

Helen huele la ira que esconde cada asesinato. Pero lo que no puede predecir es lo inestable que es el asesino... o lo que le espera al final del caso.

MIS IMPRESIONES

Lo primero que quiero decir de esta novela es que en este caso, siendo parte de una saga, aunque cada libro comienza y acaba, es decir, el caso que les ocupa se resuelve por completo como pasaba en la novela anterior, creo que sí es necesario leerlos por orden. Es verdad que leídos independientes no vamos a perder el hilo de la historia principal pero sí estaremos un poco desubicados en las relaciones de los personajes. Sin destripar nada podemos decir que la primera novela acaba con un hecho que marca de manera importante a nuestra protagonista, Helen Grace, y que es importante para comprender porqué actúa de una manera determinada con el resto de los personajes. Además, si leemos el segundo, el spoiler del primero está garantizado así que si pensáis leerlos todos hacedlo por orden.

Como decía al principio, nos vamos a encontrar con un nuevo caso que traerá de cabeza al equipo de la inspectora Grace. La novela comienza con el envío de un paquete con un corazón humano a una familia. No tardaremos en descubrir que el corazón pertenece al cabeza de la familia y que lo que busca la asesina es una venganza contra todos aquellos hombres que tienen una doble moral, una venganza hacia aquellas personas que alardean de seguir unas reglas éticas que distan mucho de lo que luego hacen ellos personalmente.

Este será el primer homicidio y pondrá a todo el equipo en marcha pero no tardarán en llegar los siguientes llevando de nuevo al equipo a meterse en una carrera de fondo en la que lo importante no es sólo coger al asesino o asesina sino evitar que se produzca alguna muerte más. Además, una vez más, tendrán que lidiar con las filtraciones del caso a la prensa, lo que les pondrá las cosas aún más difíciles a la par que sembrará el pánico en la población.

En cuanto a los personajes nos vamos a encontrar de nuevo con su protagonista Helen Grace, y la vamos a seguir conociendo un poquito más, entendiendo porqué es como es (aunque yo todavía no la acabo de entender y no acabo de conectar con ella) y sobre todo vamos a ver cómo evoluciona después del fuerte golpe psicológico que sufrió en el final de la primera novela.

Los que la habéis leído sabréis que no fue sólo Helen quien sufrió las consecuencias del desenlace de "Tú te vas, tú te quedas", también Charlie, es por ello que veremos también su reincorporación al trabajo, las decisiones que tiene que tomar, la evolución que va teniendo y también como evoluciona su relación con Helen.

En esta novela también hemos cambiado de superintendente, llega Ceri Harwood para sustituir a Whittaker. Ésta no se lo pondrá nada fácil a Helen y si ya desde el principio queda claro que no se aguantan, iremos viendo a lo largo de toda la novela que no hará más que ponerle trabas.

Y por si Helen no tenía suficientes problemas, además de lidiar, con la investigación, sus compañeros en algunos casos y la superintendente Harwood, tendrá que batallar una vez más con la periodista metomentodo Emilia Garanita.

Además, en esta novela, aparecerá un personaje muy relevante en la vida de Helen: Robert. Él causará problemas adicionales a Helen y Helen se los dará a él. En esta novela aún no cobra demasiada importancia pero seguro que en posteriores entregas lo hará.

En cuanto a la narración, son capítulos cortos en los que se alternan los que vamos a ir de la mano de Helen, tanto viendo lo que sucede como lo que va pensando, con los capítulos en los que un narrador omnisciente nos cuenta lo que sucede en distintos lugares: con las víctimas, con las familias de las víctimas e incluso con el/la asesina.

Como decía, a diferencia de la primera novela, en la que había una carga psicológica fuerte (la decisión de si tuvieras que matar o morir que harías) en este libro no es así. Sí que hay una crítica a esas personas de la sociedad con una doble moral pero no hay ese componente psicológico que tanto me gustó en la primera novela.

El ritmo de la novela es ágil, con giros inesperados y un final que sorprende, sin embargo, no diría que ha sido una novela, a diferencia de la primera, que se sale de lo común. Me ha gustado pero me ha parecido una novela negra más, bien escrita, bien trabajada y con un buen final pero no ha tenido nada para diferenciarse de cualquier otra.

Con esto no quiero decir que no la recomiende, me ha gustado, me ha entretenido y es verdad que te quedas enganchado a sus páginas porque no puedes ni imaginarte el final.


FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

Otros libros reseñados del autor:

Tú te vas, tú te quedas

lunes, 7 de marzo de 2016

LA ÚLTIMA SALIDA - Federico Axat



Te ponen la miel en los labios y sabes que no vas a poder resistirse. Una portada como ésta, unos cuantos tuits que llaman la atención sobre una novela y que consiguen que no dejes de fijarte en ella y además de un título como La última salida. Por si ésto fuese poco te anticipan las primeras páginas y una vez que las lees sabes que ya no hay remedio, que esa novela tiene que ser tuya.


EL AUTOR


Federico Axat (Ciudad de La Plata, Buenos Aires, 1975). Poco después de graduarse como ingeniero civil, inicia su desarrollo profesional en Centroamérica en proyectos de telecomunicaciones, donde reside durante casi seis años. 

Atraído por la escritura desde temprano, es durante este periodo de exilio cuando se forma en talleres literarios en busca de mejorar su estilo e inicia la redacción de su primera novela, Benjamin que se ubica a principios de 2010, comenzando así una serie de libros de suspense-terror que continuó con Aula 19 y El pantano de las mariposas en 2013.



ARGUMENTO

Ted es rico y tiene una familia perfecta, una esposa y dos hijas adorables. Nadie podría imaginar el motivo que lo ha llevado a tomar la drástica decisión de quitarse la vida. Cuando oye sonar el timbre una y otra vez su primera reacción es ignorarlo y apretar el gatillo de una vez por todas. Pero entonces descubre una nota escondida entre sus cosas; una nota con su caligrafía que no recuerda haber escrito: «Abre la puerta. Es tu última salida». Al otro lado de la puerta encuentra a un desconocido llamado Lynch, que no sólo sabe lo que Ted está a punto de hacer, sino que le hace una propuesta difícil de rechazar: un plan para evitar que su familia sufra ante las consecuencias devastadoras de un suicidio.

Ted es rico y tiene una familia perfecta, una esposa y dos hijas adorables. Nadie podría imaginar el motivo que lo ha llevado a tomar la drástica decisión de quitarse la vida. Cuando oye sonar el timbre una y otra vez, Ted acepta sin imaginar que la nota en el escritorio y la oferta de Lynch son apenas el comienzo de u
n juego macabro de manipulaciones. Alguien ha sembrado un camino de 
migas de pan que Ted irá recogiendo. Alguien que lo conoce mejor que nadie, que lo hará dudar de sus propias motivaciones y también de las personas que lo rodean.

MIS IMPRESIONES

Una parte importante de la magia de nuestras lecturas es no saber nada de ellas, algo en mi caso bastante habitual porque son muchas las veces que me adentro en ellas sin ni siquiera haber leído la sinopsis (que le vamos a hacer soy mucho de impulsos y raramente me fallan). Pero en ocasiones, yo diría que es imprescindible no saber absolutamente nada ellas para disfrutarlas de manera plena, y La última salida es una de ellas.

No voy a negar que además de un honor, fue toda una suerte poder leerla antes de que saliera a la venta y que se empezaran a verter opiniones por las redes, ya que todos los que habíamos tenido este privilegio nos cuidamos muy mucho de que a nadie se nos escapara nada. Alguna que otra foto, pero nada más.

Así que, siguiendo la senda de alguna de las entradas que ya se han publicado, voy a poner todo de mi parte para no dar más datos de los necesarios y que cuando os enfrentéis a la lectura de esta novela lleguéis lo más vírgenes posible y así no reducir en lo más mínimo lo que podáis disfrutar de ella. Y va a ser algo en verdad complicado, muy complicado.

Lo que leemos en las primera páginas ya nos dejará pegados sin remedio a este novela y es que con un lenguaje directo, muy ágil, hasta cinematográfico, nos vamos ha sumergir en una trama que gira totalmente alrededor de Ted, su protagonista.

Ted es un personaje muy bien construido, muy complejo, y, sin duda fundamental, en la historia, pero el resto de secundarios tienen una importancia trascendental, nada podría ser lo mismo sin alguno de ellos, todos tienen su porqué y su lugar.

La última salida es una novela inquietante, perturbadora, en la que la idea que surge en nosotros a primera vista y que podríamos tener de lo que sucede, posiblemente en poco se corresponda con lo que en realidad es. Pero, podría ser, que el que la hayamos imaginado de otra forma no quiera decir que no sea así. Quizás es que nos hemos ajustado sólo a lo que leíamos, sin ninguna amplitud de miras.

Es una lectura que va a más, que a medida que vayamos avanzando nos va a costar cada vez más interrumpir, cayendo continuamente en la trampa del "un poco más", y en la que pronto nos daremos cuenta que, a pesar de la premura por avanzar, debemos poner cuidado porque no se nos debe pasar nada por alto, hasta el más mínimo detalle puede tener su importancia para entender lo que le sucede a Ted o lo que está por llegar, y continuamente intentaremos meternos en su cabeza para ver que es lo que hay en ella, procurando comprenderle, ya que vamos a compartir con él su tormento.

Durante la lectura, al igual que le sucede a su protagonista, nos van a surgir muchas dudas. Vamos a hacer muchas conjeturas que rápidamente tendremos que volver a replantearnos porque se han ido al traste. Y en ese camino vamos a ir de la mano de Ted, y junto con él vamos a ir abriendo puertas, encontrando el camino y de paso las respuestas.

Y llegando al final os tengo que decir que cuando penséis que habéis acabado no abandonéis la lectura, que sigáis hasta el final de verdad porque entonces quizás os llevéis las manos a la cabeza y con la boca muy abierta digáis OHHHHHH.

Espero haber conseguido mi propósito de intentar contaros sin desvelar nada y que a la vez que os hayan entrado unas ganas irrefrenables de leer la novela. Yo desde aquí os aviso, cogedla con tiempo porque una vez empecéis os va a costar dejarla y no os equivocaréis.


martes, 1 de marzo de 2016

PARA MORIR SIEMPRE HAY TIEMPO - Carmen Conde



Cuando vi esta novela entre las novedades de Ediciones B me llamó mucho la atención tanto título como portada. Después, además, vi que era el Premio de novela negra La Trama de este año y ya lo tuve claro. Iba a darle una oportunidad a esta nueva autora.

LA AUTORA



Carmen Conde (Barcelona, 1965) estudió Magisterio y desde los veintitrés años ejerce como maestra de primaria en la escuela pública. Apasionada de su trabajo, lo es también de la lectura, desde que descubrió a Enid Blyton en su infancia. Agatha Christie, Edgar Allan Poe y Stephen King, entre otros, no han hecho más que consolidar esta pasión. Hace más de diez años escribió un relato corto titulado Su última cena y quedó finalista en un concurso. A partir de entonces, no ha parado de escribir.

Su novela Para morir siempre hay tiempo ha sido galardonada con el Premio de Novela Negra La Trama, que busca descubrir nuevas voces para el género.


ARGUMENTO


Escritora frustrada, obsesiva y adicta a los medicamentos, Julia Irazu es una auténtica experta en complicarse la vida, pero esta vez los problemas vienen de fuera. De manera accidental se ve envuelta en una red de tráfico de arte, entre intereses millonarios y delincuentes sin escrúpulos, y conoce a Viktor Sokolov, un supuesto espía ruso junto al cual vivirá una aventura llena de peligros entre Bilbao, Palermo y San Petersburgo.

Paradójicamente, será entonces cuando Julia descubra un principio básico que desconocía. Y es que, para morir, siempre hay tiempo.

Dueña de una prosa adictiva y dotada de un fino sentido del humor, Carmen Conde irrumpe con fuerza en el actual panorama literario, dispuesta a robar muchas horas de sueño a los lectores con esta novela de espías que no se parece a ninguna otra.


MIS IMPRESIONES

Como ya sabéis los que nos seguís, somos grandes aficionadas a la novela negra, sin embargo, y aún habiendo sido premiada como novela negra, yo personalmente no sé si la calificaría de tal.

Me explico, es verdad que nos vamos a encontrar una trama en la que hay una serie de delitos (muchos, de hecho): robos, falsificación de identidades, mafias, violaciones, asesinatos... sin embargo, no vamos a vivir la historia como habitualmente, es decir, no vamos a tener, por un lado, a "los malos" y, por otro, a "los buenos" intentando resolver el caso y atrapando a los primeros, no, en esta novela casi todos son "malos" sólo que unos lo son más que otros.

Tampoco nos vamos a encontrar a la policía intentando atraparlos, sino que lo que vamos a vivir es una historia de espías, en la que está inmersa por un lado. la mafia rusa con el tráfico de obras de arte y, por otro, la FSB. Todo esto salpicado de historias un poco rocambolescas y mucho toque de humor.

La historia comienza cuando Julia Irazu, redactora en una editorial de fascículos coleccionables, se encuentra por la carretera un vehículo cruzado y tiene que parar de manera inmediata para no producir un choque con el otro vehículo. Posteriormente Julia trata de socorrer al ocupante del mismo, Víctor Sokolov, creyendo que algo le sucede y después de ayudarle a salir de una crisis por picadura de avispa, poniéndole una inyección que evita un choque anafiláctico, este mismo la roba todo lo que tiene, incluido el coche y se larga dejándola en medio de la carretera.

Julia en ese momento no lo sabe, pero que la hayan robado y dejado tirada en mitad de la carretera será el menor de sus problemas. A partir de aquí se verá inmersa en una trama de robo de obras de arte y de espías ya que todo el mundo creerá que ella misma es una espía y por lo tanto no será fácil para ella olvidarse de todo y seguir con su vida, sino que se verá obligada a seguir a Victor a todas partes, con el peligro que ello conlleva.

Desde mi punto de vista el punto fuerte de esta novela son los personajes o más bien, el personaje de Julia. Julia es una chica antipática, borde con todo el mundo, que no mantiene relaciones sociales con nadie y además es obsesiva, hipocondríaca y adicta a los medicamentos. Esto la convierte en un personaje muy interesante desde el principio.

Julia alimenta su adicción y su hipocondria estando suscrita a varios newsletter en los que se la informa de nueva enfermedades, nuevos medicamentos y catástofres naturales. Como veis, es un personaje de los más completito.  Nunca me había encontrado un personaje así, y después de todo, Julia inspira ternura, además de provocar situaciones muy divertidas.

Claro está, que otro de los puntos de esta novela, es descubrir porqué Julia es como es.

Además, en este personaje es donde más evolución vamos a ver. Las situaciones por las que va pasando y a las que se tiene que enfrentar nos van haciendo ver el cambio que se produce en ella llegando al final a importarle más de una persona, hecho que al principio era impensable.

Este personaje, ayudado de alguna que otra situación un poco exagerada, hacen que en ocasiones la novela parezca una parodia de las novelas de espías o de las novelas negras si bien creo que no ha sido la intención.

Respecto al resto de los personajes, el otro protagonista es Viktor Sokolov, y aunque tiene peso en la historia, no puedo decir que sea un personaje que está muy detallado. Además vamos a encontrarnos a un montón de personajes secundarios, todos con historias retorcidas en su pasado y relacionados entre sí de una manera o de otra.


Este es otro de los puntos que me ha parecido demasiado exagerado en la novela. Cada personaje tenía una historia truculenta en su pasado y el que no la tenía en el pasado pasa a tenerla en un futuro con todo lo que va sucediendo a lo largo de la novela.

En cuanto a los escenarios pasaremos por Bilbao, Palermo y San Petersburgo aunque será en una granja de un pueblo cercano a San Petersburgo donde se desarrollará prácticamente toda la segunda parte de la novela.

En mi opinión, la historia va perdiendo fuerza. Si bien al principio me enganchó, tanto por el personaje tan rocambolesco y diferente como por la situación en la que se había visto involucrada, a medida que avanza la historia, para mi gusto, se queda un poco descafeinada.

No es aburrida, para nada, es una novela entretenida en la que no te costará seguir pasando páginas pero creo que se podía haber sacado mucho más partido de la historia. Además, el hecho que se produce hacia el final de la novela tampoco me ha convencido, una vez más me parece un poco forzado que suceda precisamente a esos personajes que son los únicos que no tienen una historia oscura detrás.

También me ha sorprendido, que para ser el tema central, el robo de obras de arte, no ahonda demasiado en ningún tema relacionado con el arte, el mayor acercamiento es el viaje a las Catacumbas de los Capuchinos.

En conclusión, es una novela entretenida, con una escritura sencilla, con toques de humor y, sobre todo, diferente de las novelas negras al uso pero no por ello peor que una de ellas.


FICHA DEL LIBRO

martes, 23 de febrero de 2016

LA VÍSPERA DE CASI TODO - Víctor del Arbol


Siempre sigo con atención la noche del 6 de enero la concesión del Premio Nadal, y cuando este año vi que se lo habían concedido a Víctor del Árbol con su novela La víspera de casi todo me llevé una gran alegría.

Víctor del Arbol es un autor que descubrí no hace demasiado tiempo. Aunque llevaba varias novelas publicadas y pese a los buenos comentarios que siempre había leído sobre ellas, nunca me había sumergido en sus páginas hasta que llegó Un millón de gotas. Fue tanto lo que me gustó esta novela que no dudé ni un minuto en hacerme con las otras dos que se habían publicado en España, aunque tengo que decir que me costó un poco encontrarlas en la Feria del Libro de ese año, en la que sólo puede hacerme con la edición de bolsillo de las mismas.

EL AUTOR

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia, Premio Tios de Novela 2006), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés, Prix du Polar Européen 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés, fi nalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera) y Un millón de gotas (Ediciones Destino, ganadora en 2015 del Grand Prix de Littérature Policière y premiada como la mejor novela policial extranjera por elMagazine Lire).

ARGUMENTO

Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. 

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad.

El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.

MIS IMPRESIONES

Ya desde las primera páginas nos vamos a dar cuenta que La víspera de casi todo no va a ser una lectura cómoda, ni el autor va a ser condescendiente con nosotros. No nos vamos a encontrar en un escenario de confort. El hallazgo del cuerpo de una niña objeto de un brutal crimen no es un comienzo que nos deje indiferentes. Como no va a dejarnos indiferentes lo que nos vamos a encontrar a lo largo de las 411 páginas que componen esta novela.

Una de las cosas que más me gusta de Víctor del Árbol es esa manera de tejer historias, de narrarlas, de que todo vaya ocupando su sitio, que todo tenga sentido y que nos lo muestre de una manera que parezca sencillo, como si no cupiese otra opción, como si todo tuviese la necesidad de ser así desde el principio, y sin embargo, qué trabajo tan complicado debe ser. 

Como también me gustan sus personajes. Unos personajes que huyen de lo que fueron, de lo que son, en busca de nuevos horizontes, en una continua carrera hacia adelante intentando volver a empezar, reconstruirse. Unos personajes completamente vivos, donde cabe todo, en permanente evolución, unos personajes complejos, con muchas aristas, llenos de claroscuros, con sentimientos muy arraigados, que arrastran mucho sufrimiento y donde los héroes quizás no lo son tanto.

La víspera de casi todo es una novela coral, todos y cada uno de los personajes que en ella encontramos y sus historias particulares tienen su importancia a la hora de conformar el todo, ninguno es más importante que otro y todos ellos son necesarios.

En La víspera de casi todo va a estar muy presente la muerte, la venganza, la locura, la vergüenza, vamos a ver como acontecimientos sufridos durante la infancia y las heridas imborrables del pasado pueden influir en la personalidad y en lo que está por venir, aflorando y condicionando su vida futura. Y el autor nos va a hacer reflexionar sobre todo esto, porque lo que cuenta traspasa las páginas, llega hasta nosotros y nos zarandea. 

No soy muy partidaria de poner etiquetas a las novelas, pero, yo diría que, en La víspera de casi todo nos vamos a encontrar una mezcla de diversos géneros. Indudablemente tiene ingredientes de la novela negra (asesinatos, investigador, y el mal está muy presente); pero también tiene visos históricos ya que nos trasladará a la Dictadura Argentina, una de las épocas más terribles del Siglo XX de este país y a la Guerra de Las Malvinas; tiene misterio, y no se puede negar que encontraremos un gran contenido psicológico.

Los escenarios elegidos han sido un gran acierto por la manera en que forman parte de la historia y por la gran similitud que podemos encontrar con lo que en ella se nos cuenta. En el caso de la Costa da Morte, y para mí el más importante, por la fuerza del oleaje que todo puede arrasar, los acantilados, el abismo, la fuerza del aire que todo agita, el ambiente pesado, el temporal. En cuanto al terreno de Málaga, donde encuentran a la niña, por la desolación, la aridez, el abandono, la suciedad.

Víctor del Árbol escribe con una prosa cuidada, sencilla, limpia, con fuerza, a veces cruda, sin filtros, capaz de sacudirnos con la palabra y de transmitir con sencillez toda clase de sentimientos, una forma de escribir que nos acerca a los personajes creando al lector una necesidad de seguir leyendo, de seguir ahondando en la historia de los mismos, para ir hilando y ver como el autor conforma con todas ellas el cuadro final, con un desenlace tan extraordinario como la novela que hemos tenido en nuestras manos.

Llegados a este punto ya podéis imaginaros que no me queda otra que recomendar La víspera de casi todo una novela con un merecidísimo Premio Nadal 2016.


Hemos leído del autor


FICHA DEL LIBRO

PRIMER CAPÍTULO

miércoles, 3 de febrero de 2016

LA MUJER DEL RELOJ - Álvaro Arbina



Otra vez ha sucedido. He tenido la suerte de tener en mis manos y poder leer antes de que salga a la venta esta novela. Y ya os anticipo ¡¡¡¡Qué novela!!!.

Muchos eran los comentarios que empezaban a surgir en Twitter cuando en una presentación a la que asistimos salió la conversación sobre esas primeras menciones. Una conversación en la que, entre otros, estaba su editora y que, por si no teníamos la ya suficientes ganas, nos puso todavía más, la miel en los labios.

Nos hablaba de una novela que les había llegado al correo de la editorial, de un autor desconocido y que les había atrapado a la primera. Se trataba de un escritor que pese a su juventud y a que era su primera novela mostraba gran madurez narrativa, y unas cuantas cosas más, todas ellas estupendas. No había más que halagos hacia la novela. 

Estaba claro no nos podíamos resistir a esta lectura, la cual nos llegó unos cuantos días después.

EL AUTOR

No ha sido mucho lo que hemos podido encontrar sobre Álvaro Arbina. Es un arquitecto nacido en Vitoria-Gasteiz, Álava. Actualmente colabora con una empresa de arquitectura y diseño. La mujer del reloj es su primera novela.

ARGUMENTO

La mujer del Reloj describe la aventura que vivirá Julián de Aldecoa Giesler, un joven de dieciséis años que emprende un largo viaje por el país en guerra tras el rastro de su padre, quien, asesinado en extrañas circunstancias, no puede contarle el codiciado secreto que desde hace años protege su familia. 

Tales circunstancias atraerán al frío y calculador general francés Louis Le Duc, un hombre que esconde un terrible pasado lleno de odio y venganza. Empujado por su locura personal, perseguirá sin descanso al joven Julián. Este tratará de luchar contra las fuerzas que le amenazan en un intento por reemprender el camino hacia sus verdaderos sueños, los sueños de su padre.

MIS IMPRESIONES

En La mujer del reloj vamos a acompañar a Julián Aldecoa Geisler en una aventura que tiene lugar durante la Guerra de la Independencia, ya comienza pocos meses después de que las tropas francesas, con la excusa de la invasión de Portugal, se fueran asentando poco a poco en territorio español disfrazando sus verdaderos propósitos, hasta que por fin son expulsadas de España.

Iba a decir que durante la lectura de esta novela vamos a asistir de la mano de Julián, a la búsqueda del asesino de su padre y a lo que puede esconderse tras ese asesinato, con la Guerra de la Independencia y todo lo que está sufriendo España en ese período como escenario, pero en realidad es mucho más que eso, vamos a unirnos al protagonista en sus pesquisas, porque vamos a compartir con él paso a paso todo lo que le depara esta búsqueda y seremos partícipes de primera mano de todo lo que se está viviendo en esta época, porque Alvaro Arbina, con su forma de escribir consigue que, desde los primeros momentos, seamos parte de la historia y nos sintamos muy unidos a sus personajes.

La mujer del reloj es una novela con una estupenda ambientación. Una ambientación en la que el autor no ahorra detalles, pero sin lastrar la narración y sin que ésta pierda ritmo en ningún momento. No nos será difícil, al comienzo de la novela, situarnos en la Llanada Alavesa, la vida rural, los campos de labranza cruzados por acequias y delimitados por tapias con zonas boscosas a su alrededor que contribuían y formaban parte de la vida de los lugareños. La existencia de las tierras comunales que algunos agricultores sin recursos podían explotar por algún tiempo. También cómo era la vida en la capital con esos "invitados" franceses que se creían los dueños del lugar y que no sentían ningún respeto por los habitantes de derecho, cómo era la vida en los palacios y la relación que los mandos tenían con las autoridades y la clase alta que en ella habitaba.

Pero no nos vamos a quedar ahí, Julián atravesará España viajando a Cádiz, a Madrid y siendo prisionero en la isla de Cabrera. Seremos testigos de cómo el pueblo andaba sumido en la miseria mientras se le esquilmaba con derramas e impuestos para dar de comer a las tropas que nos invadían, lo difícil que era la vida entre los habitantes de las ciudades y el ejército francés, la existencia y actuación de las guerrillas que tenían en jaque a los invasores, y muchos otros extremos del día a día en la península durante aquella guerra.

Y es en esta ambientación es donde se nota la exhaustiva documentación que ha tenido que llevar a cabo Álvaro Arbina porque nos la muestra con todo lujo de detalle, y además utiliza como escenarios de la novela unos hechos históricos de los que nos dará cumplida cuenta: la abdicación de Carlos IV, la coronación de Fernando VII, Trama de Bayona, el cerco a la ciudad de Cádiz, una ciudad liberal y abierta al exterior por mar, donde se está dando forma a una nueva Constitución española; el 2 de mayo, la entrada de José Bonaparte en España, las revueltas provincias, la Batalla de Vitoria y la salida de España de unas derrotadas tropas francesas a manos de las guerrillas, aunando historia y ficción sin fisuras, tejiendo una historia sólida, aunque el autor se haya tenido que tomar alguna licencia propia de su oficio.

Pero si la ambientación es buena no se quedan atrás los personajes. Unos personajes ficticios que conviven con los reales, y que están tan bien dibujados, creíbles y que muy fácilmente podrían haber existido. Unos personajes complejos, creados con mucho mimo, que se enfrentan a situaciones difíciles, que tendrán que tomar muchas veces decisiones complicadas, que luchan por su supervivencia y que muestran cómo cualquier persona llevada al extremo puede llegar a actuar. Y entre ellos hay que destacar a su protagonista Julián Aldecoa, que inicia su aventura siendo poco más que un adolescente y que los hechos y situaciones por los que pasa le hacen madurar y crecer a pasos agigantados, una evolución que el autor refleja de manera extraordinaria; o el general Louis le Duc un personaje que desde las primeras páginas no nos dejará indiferentes, cruel, malvado, codicioso, atormentado y sobre el que, más pronto que tarde, surgirán en nosotros sospechas sobre su pasado, sus intereses y sus actos.

Y por si todo esto fuera poco, además el autor tiene una prosa que cautiva, cuidada, pulcra, mimada, con la que nos vamos a deleitar, con unas descripciones que te transportan a las situaciones y los lugares haciendo la novela muy visual, una documentación latente en la novela, que no va a pesar en la narración, manteniendo el ritmo a lo largo la misma, en la que pese a primar la narración sobre el diálogo, la convierten en una lectura ágil y absorbente.

No es una lectura para devorar aunque nos va a tener prendidos a sus páginas, es más una lectura con la que disfrutar de escenarios, personajes, historia, intriga, amor, y que requiere una lectura más tranquila, lo cual no quiere decir que el lector no tenga avidez por saber que será lo próximo que vamos a encontrar en el siguiente capítulo, que les sucederá a sus protagonistas y como saldrán de las situaciones en las que se encuentran, con giros que nos mantendrán alerta y pegados a la lectura, y con un final que no dejará de sorprendernos.

Sólo me resta decir que La mujer del reloj es una gran novela, una lectura recomendable para cualquier tipo de lector, y que Álvaro Arbina nos va a deparar de aquí en adelante muy buenos ratos de lectura.





jueves, 22 de octubre de 2015

FULGOR - Manel Loureiro



En la Feria del Libro de 2014 en una conversación con Manel Loureiro, en un momento en el que increíblemente no tenía a nadie esperando su firma, ya me anunciaba que ya estaba en marcha su nueva novela y, aunque a grandísimos rasgos y sin entrar en muchos detalles, algo me contó sobre su argumento. Fue tan poco y tan general que ni por lo más remoto adiviné que era lo que me iba a encontrar entre sus páginas hasta que ya fue una realidad, pero desde entonces, o quizás desde que leí El último pasajero, sabía que iba a leer la novela que hoy os traemos: FULGOR

EL AUTOR

Manel Loureiro (Pontevedra, 1975) es un escritor y abogado español que además ha trabajado como presentador en la Televisión de Galicia y más tarde como guionista de diversos proyectos. En la actualidad colabora con los periódicos Diario de Pontevedra y ABC. Asimismo, es colaborador habitual de la Cadena SER. 

Su primera novela, Apocalipsis Z: El principio del fin, un thriller de terror, comenzó como un blog en Internet que el autor escribía en sus ratos libres. Debido al gran éxito que alcanzó (tuvo más de un millón y medio de lectores online y se transformó en un fenómeno viral), fue publicado en 2007 y se convirtió automáticamente en un bestseller. 

Sus dos siguientes novelas, Los días oscuros y La ira de los justos, continuación de la primera, se han convertido de manera inmediata en un éxito de ventas no sólo en España, sino en otros muchos países del mundo. Además, Loureiro es uno de los pocos autores españoles contemporáneos que ha conseguido situar sus novelas en la lista de los más vendidos de Estados Unidos. 

En 2013 abandonó la temática que tantas alegrías le había dado y publicó El último pasajero, una novela con "un enigma oculto durante más de setenta años. Un barco lleno de misterios" del que "no te podrás bajar… aunque quieras".

Sus libros han sido traducidos a más de diez idiomas y publicados en cerca de una veintena de países.

ARGUMENTO

"La vida de Casandra es casi perfecta hasta el día en que sufre un extraño accidente de tráfico que la deja en coma. A las pocas semanas, y tras una recuperación milagrosa, Casandra descubre que todo su mundo ha cambiado por completo: alguien ha empezado a acechar su casa y a su familia y además sufre una secuela inquietante que no puede controlar.

Atrapada en una espiral de violencia y asesinatos a su pesar, perseguida por las autoridades y por algo más que no es capaz de entender, Casandra inicia una huida desesperada que se puede cobrar un precio enorme: su cordura y su alma".

MIS IMPRESIONES

El inicio de esta novela no te dejará indiferente. La tensión, el miedo de las víctimas, el escenario, el ambiente que crea Manel Loureiro, y la forma en la que termina la persecución consigue, sin lugar a dudas, que te quedes pegado a sus páginas, que quieras seguir leyendo esta novela, te habrá atrapado sin remisión.

Pero vayamos por partes.

Casandra es una brillante psiquiatra, con un matrimonio que no pasa por su mejor momento debido a la incomunicación que se ha instalado en la pareja, algo trata de suplir con la dedicación a su hijo pero que no es suficiente. Su marido que es policía, ha ido de un destino a otro arrastrando con él a su familia, haciendo que la carrera de Casandra se viera afectada, y aunque ella nunca ha puesto objeciones a estos traslados, quizás sea una parte del problema. 

Después de sufrir un accidente grave accidente del que contra todo pronóstico se recupera, descubre que tiene un don especial. Ve alrededor de las personas auras de diferentes colores e intensidad y pronto descubrirá que este don va a causarle muchos problemas. ¿Qué pasaría si tuvieses un "superpoder" que nadie debe conocer ya que no te creerían? Es más, seguramente dudarían de tu salud mental. Esto es, más o menos, lo que le sucede a Casandra, la protagonista de Fulgor.

Tras un comienzo de infarto baja un poco la intensidad de la narración, pero no será por mucho tiempo ya que pronto nos vamos a sumergir en una novela trepidante donde no paran de suceder cosas, con numerosos giros, en la que te verás atrapado por la acción, y en la que la intriga y el misterio, junto con la habilidad de Manel Loureiro de dejar los capítulos en el punto preciso para incitar a la lectura de un capítulo más, conseguirán que la novela se evapore en tus manos.

La narrativa de Manel Loureiro es muy visual, no es difícil imaginarse las escenas sin necesidad de demasiadas descripciones, la ambientación me ha gustado mucho, se nota que está inspirada en lugares conocidos y el ambiente que crea en algunos momentos transmite de manera precisa toda la tensión que viven los personajes.

Casandra es la auténtica protagonista de la novela y la mejor caracterizada. Al principio de la novela nos encontramos con una mujer insegura por la situación que le está tocando vivir, que no entiende muy bien el distanciamiento mutuo que existe en la pareja  pero que después del accidente tendrá que armarse de toda la fortaleza que tiene dentro para poder sobrellevar el don que tiene y luchar con todo lo que se le viene encima. Tendrá que hacer frente a cosas y preguntas que jamás hubiera sospechado y encontrar respuestas. No le será fácil enfrentarse a preguntas como "¿Hasta donde estarías dispuesto a llegar para salvar a los tuyos?, ¿Qué sacrificarías de verdad? y ¿Dónde están tus límites" e intentar encontrar las respuestas, sintiéndose víctima y culpable a la vez de lo que le está sucediendo a su familia. Preguntas que quizás nos hagan pensar también a nosotros.

Puede que los que busquen una novela de miedo queden defraudados. No soy aficionada al género y no puedo juzgar como son otras, pero miedo, lo que se dice miedo no he sentido en ningún momento, aunque puede que leída en ciertas circunstancias si pueda llegar a producir cierta intranquilidad. 

Lo que sí tiene esta novela es un toque paranormal que forma parte de ella de una manera tan "lógica" que podríamos decir que se convierte en "normal", ¿por qué quien no ha sentido a veces que tenía cerca una de esas personas "tóxicas", de esas que te "chupan" la energía, o no conoce a alguien que dice captar el aura de algunas personas? (dejando a un lado que creas o no que estas cosas son posibles).

Puede que algunas de las escenas que nos relata no nos resulten del todo originales, puede que al ir leyendo nos vengan a la cabeza escenas de películas o series que ya hemos visto, pero eso no le resta a lo escrito ni un ápice del efecto que quiere el escritor transmitir al lector. Quizás no sea del todo nuevo pero disfrutas leyendo, logra que traspase las páginas y que llegue a ti de manera tan visual que parece que estás dentro de la acción.

En resumen, me gusta como escribe Manel Loureiro, me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta, me lo he pasado bien leyendo FULGOR, he disfrutado mucho con esta lectura. La lástima es lo poco que me duró entre las manos.

Se me olvidaba, en este libro la editorial nos ofrece la oportunidad de acceder mediante un código QR a una copia digital del mismo, y así poderlo leer en ambos formatos, lo que es de agradecer. Algo que algunos lectores habíamos demandado y a los que el Grupo Planeta parece haber escuchado. Una iniciativa que hay que agradecer.

Por último, si queréis conocer un poco más al autor y cómo se fraguó esta historia, no te pierdas lo que nos contó en el encuentro en el que Manel nos presentó su novela hace algunas semanas. 



domingo, 16 de agosto de 2015

LA NOVELA DE REBECA - Mikel Alvira


No vamos a negarlo, llegar a casa y encontrarnos con un paquete siempre nos hace ilusión, ya que casi siempre lo que hay dentro es un libro, y cómo va a alegrarnos el día un libro, y más si es una de esas novelas de las que, desde hace tiempo, te van anticipando su lanzamiento y te van dando pistas sobre ella, a través de las redes,

Y si además la recibes antes de la fecha de su salida a la venta, la emoción se ve elevada exponencialmente. 

Esto fue lo que pasó con La novela de Rebeca y desde aquí queremos dar las gracias a Carmen Romero y a Ediciones B por hacérnosla llegar.

EL AUTOR


Mikel Alvira, inquieto creador multidisciplinar, alterna la producción literaria con las manifestaciones plásticas y la redacción de guiones.

Ha publicado varios ensayos, poemarios y novelas, entre estas últimas el best seller El silencio de las hayas.

El autor dice de si mismo: “Soy escritor y todo cuanto hago tiene que ver con lo que escribo. Si tuviera que resumir mi perfil, diría que no sé no escribir.”

ARGUMENTO

"Simón Lugar es un autor de éxito que, encerrado en su apartamento de la costa vasca, lucha por dar forma a su primera novela negra. Melancólico y misántropo, se siente presionado por su agente literaria y sus cientos de miles de lectores. Buscando la inspiración en un largo paseo por la playa, conoce a M., una joven enigmática que influirá en él de un modo inesperado al tiempo que una serie de sangrientos asesinatos van conformando la trama del libro dentro de su cabeza".

MIS IMPRESIONES

Si piensas que en la novela negra está todo dicho que no hay nada que te pueda sorprender, está claro que todavía no has leído La novela de Rebeca, y yo sólo te puedo decir que ya estás tardando. Pero vayamos por partes.

Voy a intentar dar los menos datos posibles sobre el argumento de la novela porque con cualquier desliz se puede dar al traste con toda la magia que encierra. Sí, magia, porque eso es lo que hace Mikel Alvira con esta historia, en la que al principio, por lo menos a mí, cuesta situarse por más que lo intentas, y por cuya lectura deberemos dejarnos llevar para disfrutar verdaderamente e ir poniendo cada cosa en su sitio e ir comprendiendo lo que nos quiere contar.

Es curioso, pero en lo que llevamos de año, aunque sean completamente distintas, son varias las novelas que han caído en mis manos en las que me he encontrado como parte de la misma, de una manera u otra, el proceso literario y los crímenes (La última confidencia del escritor Hugo Mendoza, Pez en la hierba, o El mal camino, por ejemplo).

En La novela de Rebeca también ha sucedido. En este caso nos encontramos con la historia de Simón Lugar, un escritor de éxito, cincuentón, solitario, metódico, ordenado hasta la exageración, maniático, que está escribiendo una novela en la que Rebeca, una joven arquitecta, a través de su tío forense recaba información sobre una serie de asesinatos que parecen tener un asesino común, que le ayude en la elaboración de su novela, ya que aunque escribe artículos en una revista de decoración, lo que verdaderamente desea es escribir una novela.

A lo largo de la narración se irán alternando los capítulos en los que Simón es el protagonista y nos relata sus experiencias como autor, su bloqueo, lo que busca para su novela, su relación con su editora, como le urge a cumplir los plazos, a que se ciña a la novela que los lectores esperan más que lo que a él le gustaría escribir, etc., con los capítulos en los que encontraremos extractos de la novela que Simón está escribiendo; y otros capítulos dedicados a Luz y Rebeca, una mujer y una niña que conoció en un viaje a Argentina donde fue para dar unas charlas literarias, y que calaron tan hondo en Simón que se forjó una estrecha relación.

Todos estos capítulos se irán alternando escenarios y tiempos sin un orden marcado y pocas referencias a las que agarrarnos, pero que si bien al principio puede resultar complicado, como he dicho, una vez nos hacemos a esta forma de narrar estaremos irremediablemente atrapados a esta historia y a la novela que encierra. Porque pronto nos daremos cuenta de que también queremos saber que es lo que sucede en la novela que Simón está escribiendo.

Mikel Alvira tiene un estilo lleno de pensamientos, frases y reflexiones dignos de recordar, que atrapa desde las primeras páginas, ágil, que no decae en ningún momento, todo lo contrario, la intriga va creciendo y lo mejor de todo es un final que no puedes imaginarte. En la última página, en las últimas líneas, Mikel Alvira da el golpe de definitivo y deja al lector noqueado y, aunque toda la novela merece la pena, si no fuese así, sólo por ese final sería suficiente haber llegado hasta ahí.


lunes, 6 de julio de 2015

EL MAL CAMINO - Mikel Santiago


Cuando empecé a oir hablar de la nueva novela de Mikel Santiago y después del buen sabor de boca que me había dejado La ultima noche de Tremore Beach, se me encendieron todas las alertas. 

Al ver que 250 privilegiados iban a recibir una edición no venal de la novela y tener la suerte de poder leer antes de su publicación la novela, nos pusimos "verdes" de envidia. Lo que no sabíamos, en ese momento, era que íbamos a estar entre esos afortunados.

Desde aquí tenemos que dar las gracias a Ediciones B y a Carmen Romero, esta deferencia que tuvieron con nuestro blog, así como la invitación a la presentación tan especial que se hizo de esta novela.

EL AUTOR


Mikel Santiago nació en un pueblo marinero de Vizcaya en 1975. El piano de su hermana, que siempre resonaba por la casa, despertó en él un apetito muy temprano por la música. De sus primeras lecturas recuerda las obras de Sherlock Holmes, Los Cinco y Edgar Alan Poe.

Ha vivido en Irlanda, de donde sacó las ideas para escribir su primera novela, y actualmente reside en Ámsterdam, donde trabaja en el mundo del software. Cuando no está entre ordenadores, se dedica a escribir y a tocar la guitarra con su banda de blues-rock.

La última noche en Tremore Beach, su debut literario, se convirtió en un fenómeno antes de su publicación y ha hecho que se le compare con maestros como Stephen King, Jöel Dicker o John Connolly.

ARGUMENTO

"En una carretera rural del sur de Francia, un hombre surge de la oscuridad y desencadena una serie de extraños acontecimientos, convirtiendo en una pesadilla las vidas del escritor Bert Amandale y su amigo Chucks Basil, una estrella de rock en horas bajas.

Santiago se sirve de un escenario idílico e inquietante, en el corazón de la Provenza, para atraparnos en una historia que se lee compulsivamente y en la que late, de fondo, el destino de unos personajes marcados por sus errores".

MIS IMPRESIONES

¿Qué pasaría si tu mejor amigo te contará que ha atropellado a alguien que ha surgido de la nada, en una noche cerrada? ¿y si además no existe ni víctima ni rastro de ese accidente? ¿y si, por si fuera poco, este amigo ya ha tenido algún que otro problema mental, ocasionado por el consumo de  alcohol y drogas? ¿Estarías dispuesto a creerle sin más?

Sobre esta premisa Mikel Santiago construye una genial novela en la que el misterio, el suspense, la intriga y la adicción a la lectura están aseguradas.

Como ya sucediera en La última noche en Tremore Beach la ambientación que crea Mikel Santiago juega una de las bazas más importantes de El mal camino, que junto con la continua duda que se crea sobre la veracidad o no de los hechos, de que se trate de paranoias de quienes los viven, convierten la novela en un thiller emocionante y fascinante. 

La novela está narrada en primera persona, por lo que pensaremos, sentiremos, viviremos a través de Bert, y por lo tanto toda la historia la viviremos a través de sus ojos y sus pensamientos, conociéndola solamente desde su perspectiva, como él la siente y la vive, consiguiendo, de esta manera, que desde las primeras páginas nos impliquemos en la historia y tomemos partido.

Mikel Santiago es hábil y con su forma de escribir logra manipularnos, ya que al conocer al resto de los personajes desde la percepción que el protagonista tiene de ellos, hace que la idea que nos montamos sobre los mismos sea la suya, la que el autor quiere transmitir al lector, dirigiéndonos así a través del personaje, y sin que nos demos cuenta, hacia donde él quiere.

Como el mismo Bert, dudamos de los que están a su alrededor, de lo que cuentan, de lo que esconden o parecen esconder y hasta de él mismo cuando en algún momento duda de si lo que le pasa es real o sólo un mal sueño.

Primero es Bert el pone en tela de juicio la historia que le cuenta su amigo Chucks (o hermano si no fuese porque no les une ningún lazo familiar), y que no puede demostrar de ninguna forma. Pese a tratarse de su mejor amigo, de alguien que conoce desde siempre, le cuesta no dudar de que lo que le narra sea verdad. Algo que después sentirá en sus propias carnes cuando sea él el que trate de convencer a sus seres más cercanos y más queridos de lo que está viviendo, de sus temores, de lo que cree se pueda ir convirtiendo en certeza.

No podremos dejar de preguntarnos. Si vivieramos algo así, ¿Sería fácil que nos creyeran? o ¿Qué tendría que pasar para que los otros pensaran que lo sucedido no es fruto de nuestra imaginación?

Y esta sensación sólo se puede transmitir como Mikel Santiago lo ha hecho, gracias a unos personajes como los que han salido de su pluma.

Mikel Santiago, como ya sucediera en La última noche de Tremore Beach, crea una ambientación en la que el suspense, el misterio, la duda, son parte fundamental de la novela, y calan de tal manera en el lector que las hace suyas. Logra crear una tensión desde el inicio que no decae en toda la novela, con un ritmo narrativo que no flojea en ningún momento, al contrario, va en aumento.

El autor consigue que un paisaje idílico y tranquilo como debería ser Saint Remy, en La Provenza, al que Bert se ha trasladado a escribir y ver si puede solucionar definitivamente sus problemas conyugales, a la vez que aleja a su hija de los malos ambientes que frecuentaba últimamente en Londres, se convierta también en un lugar opresivo, un pequeño pueblo donde todos se conocen y por ese mismo motivo parecen estar siempre bajo el objetivo de los demás, donde todo se sabe, donde o perteneces "al grupo" o no eres nadie y además te miran raro.

Sin extenderse en explicaciones, en detalles, sin ser excesivamente descriptivo, sino con una prosa sencilla y directa lo mismo hace de un campo de canolas el lugar más maravilloso en el que puedes encontrarte que ese sitio en el que nunca quisieras haber estado. Es increíble como pasan a ser perturbadores situaciones, lugares o momentos que en principio no lo eran, como logra crear esa atmósfera, esa tensión y la traslada al lector.

En conclusión, si estás buscando una lectura ágil, que te atrape, de esas que no quieres dejar de leer, en la que el misterio y la tensión están aseguradas, en la que el autor nos lleva por donde quiere, nos engaña, nos despista, introduce algunos giros inesperados, pero al final no le hace falta sacarse ningún truco de la manga para conseguir un desenlace creíble en el que todo quede atado y bien atado. No lo dudes, esta es tu novela.

Aquí encontrarás todo lo que el autor sobre la novela en la presentación de la misma.

lunes, 22 de junio de 2015

EL AROMA DEL CRÍMEN - XABIER GUTIERREZ



Cuando vi entre las novedades este libro y vi que aunaba mis dos pasiones, la cocina y la lectura, no me lo pensé, sabía que me podía gustar. Además, era una novela negra por lo que tenía bastantes ingredientes para ser una de mis próximas lecturas.

EL AUTOR


Xabier Gutierrez se define como escritor-psicólogo-cocinero-pensador. Vive en Donostia-San Sebastián y trabaja en el restaurante Arzak.

Cuenta con 17 libros de cocina publicados, sin embargo esta es su primera novela que además es la primera de un serial de cuatro llamado "Los aromas del crimen".

 La segunda novela se llamará "VVV. El buqué del miedo", la tercera "El hedor de la sangre" y la cuarta (que aun está solo esbozada) "Bálsamo de suspense".

Podéis encontrar más información sobre él o algunas de sus recetas paso a paso en su página web o seguirle en twitter en su perfil personal: @XabierGutierrez


EL ARGUMENTO

A Vicente Parra, oficial instructor de la Ertzaintza, con sede en el barrio del Antiguo de San Sebastián, le son asignados dos casos aparentemente muy diferentes. La diseñadora de moda Elena Castaño ha sido salvajemente apuñalada en su mansión y aunque los indicios apuntan a un robo, pronto queda claro que se trata de un crimen personal disfrazado de asalto. El otro caso es la muerte por insuficiencia renal y hepática de un joven llamado Cristian José, bedel en la universidad. La madre del joven sospecha que la muerte no fue natural pues ha encontrado importantes cantidades de dinero en efectivo en su casa y además llevaba últimamente un tren de vida que no se correspondía con su sueldo. Vicente pronto descubre que los sospechosos están todos relacionados con el mundo de la gastronomía, y más cuando la autopsia del cadáver de Cristian no ofrece dudas sobre las causas de su muerte.

MIS IMPRESIONES

Lo primero que me llamó la atención de este libro cuando lo comencé a leer fue que durante los primeros capítulos se nos van narrando diferentes historias aparentemente sin conexión entre sí. Se va presentando a cada uno de los personajes, uno por capítulo, contándonos un pasaje de su vida actual, no como una presentación al uso en la que se nos cuenta quién es esa persona o se nos deja intuir qué relación va a guardar con la historia principal.  

En el primer capítulo se nos va a presentar una de las historias que ocupa este libro, la muerte de Elena Castaño, una diseñadora de moda muy famosa. Aparentemente parece un robo en su casa con un trágico final pero pronto la policía se dará cuenta de que hay cosas que no encajan en esa historia y empezarán a investigarlo como un asesinato, que sustenta una de las tramas principales de la novela.

El otro caso que planea a lo largo de todo el libro es la investigación de la muerte de Cristian José, bedel de una universidad. Una muerte que se ha producido dos meses atrás de la fecha en la que se desarrolla la novela, aparentemente de manera natural. Sin embargo, la madre de la víctima está convencida de que no fue así ya que ha encontrado grandes cantidades de dinero después de su muerte, que no corresponden con el que podría ser su sueldo de bedel, y tratará de convencer a la policía para que investigue esta muerte, y será otro otro de los casos que ocupe a lo largo de toda la novela.

Ambos casos son asignados a Vicente Parra, oficial de la Ertzaintza,  que será el encargado de irnos descubriendo los avances que se irán produciendo en ambos asesinatos.  

Cuando estos capítulos de presentación de personajes e historias terminan, empezamos a investigar de la mano de Vicente Parra los dos casos y de esta manera empezamos a hilar cuál es la conexión entre cada uno de los personajes que nos han sido presentados al inicio, a la par que vamos siguiendo sus acciones. Aquí he de decir que he encontrado un pero y es que aunque aparentemente el policía debía dedicarse más al caso de Elena Castaño que es el que está claro que es un delito, podemos ver que el inspector se centra más en demostrar que hay que abrir un investigación por los indicios del otro que en esclarecer este caso. Es cierto que podía ser así pero a mi me ha resultado un tanto raro.

El otro tema que está muy presente a lo largo de toda la novela, y para mi lo que realmente merece la pena, es la cocina. Se nos va a presentar de una manera muy natural, muy integrada en la novela.

En la historia aparecen dos restaurantes totalmente diferentes que regentan dos de los personajes y por otra parte, el hijo del inspector también es estudiante de alta cocina por lo que en las conversaciones del inspector en su casa planeará asimismo este tema de manera muy habitual.

Está muy patente que quien escribe esta novela es todo un experto en la materia, ya que las descripciones de los alimentos, las recetas, los platos, las presentaciones de los mismos... son espectaculares, tanto que te lo puedes llegar a imaginar con todo lujo de detalles y se te puede hacer la boca agua según estás leyendo.

Algo que me llamó poderosamente la atención fue como en más de una ocasión, se nos describen platos de alta cocina que se van a servir en el restaurante, todos con más de un ingrediente que ni siquiera conocía y aun así podía ser capaz de imaginarme cómo quedaba el plato una vez presentado y servido. Todo esto sin llegar a parecer aburrido, integrado en la historia con diálogos de por medio o con las preguntas que cualquiera podíamos llegar a hacer y que siempre hay algún personaje que hace por nosotros.

El lugar en el que se desarrolla toda la novela es San Sebastián. Pasearemos por sus calles y seguro que quién lo conozca reconoce más de un lugar a pesar de que los restaurantes concretamente son fruto de la imaginación del autor. Nunca había leído una novela ambientada allí y me ha gustado mucho.

El otro lugar que aparece en la novela es Uxmal, México. Esto se nos cuenta simplemente como una historia al margen de la historia principal. Se trata de un viaje que hicieron en el pasado el inspector y su mujer. y se nos relata para explicarnos la relación de dos de los personajes pero para mi gusto toda la historia que se cuenta alrededor de ese viaje no aporta demasiado a la narración, es más, para mi gusto despista un poco, porque hace pensar que vamos a llegar con ella a algún lugar y no es así, está ahí y no es pesada de leer pero es totalmente prescindible.

Como lectora, esta novela, como novela negra propiamente dicha, me ha dejado un poco fría. El ritmo que lleva la investigación no se hace pesado, es más, se lee con soltura, pero no engancha, además de lo arriba mencionado: el autor se centra en desarrollar la historia de la muerte natural de la que se sospecha que no lo es y la muerte de la diseñadora de moda queda un poco de lado siendo su final totalmente precipitado.

Además, tuve que leerme el final tres veces y aun no tengo claro quien era el culpable, no sé si queda abierto intencionadamente para que el lector crea lo que quiera o hay algo que yo no he acabado de comprender.

Por contra, no puedo decir que no recomiende la novela ya que yo he disfrutado mucho sobre todo con todo el tema de la cocina. Nunca me lo había encontrado desarrollado así en una novela y los conocimientos del autor en la materia quedan muy patentes. Además tengo la impresión de que el autor se lo ha pasado muy bien y ha disfrutado mucho más escribiendo sobre algo que le apasiona, transmitiéndoselo de maravilla al lector, más que sobre el resto de la novela y al final eso ha quedado reflejado.

En conclusión, es un libro que se lee bien, con el que he disfrutado pero no como novela negra.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO