Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta negra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta negra. Mostrar todas las entradas

martes, 10 de octubre de 2017

ANIMALES DOMÉSTICOS - TERESA VIEJO


Sí, ya lo sé, lo hemos repetido muchas veces pero con un título así y una portada como ésta, si además ya has leído otras novelas del autor o autora artífice de la historia, lo más seguro es que no encuentres el momento de hacerte con un ejemplar y querer encontrar el momento en que ponerte con su lectura pero en este caso ha sido más pronto que tarde y hoy os traemos Animales domésticos de Teresa Viejo.

En un primer momento se me pasó su publicación, y es que el mes de agosto posiblemente no es el mejor momento para estar pendiente de los escasos nuevos títulos que salen a la venta en unas fechas que la mayoría estamos inmersos en las vacaciones. Pero cuando volvimos a la rutina, ya estaban ahí las redes sociales para que esta novela no pasara inadvertida.


LA AUTORA

Teresa Viejo es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, donde también cursó estudios de Sociología. 

La carrera de Teresa está ligada a la televisión donde a conducido diversos programas en diferentes cadenas (Televisión Española, Antena 3, Canal 9 y la cadena autonómica de Castilla-La Mancha); y a la radio donde fue la primera mujer que dirigió un programa matinal (Radio España).

Pero estos no son los únicos medios en los que Teresa Viejo ha tenido notoriedad, también fue directora de Interviú, convirtiéndose en la primera mujer al frente de una revista de información general.

En la actualidad y algo alejada de la televisión, desarrolla su faceta periodística en la radio y la prensa escrita.

Es autora de tres ensayos: Hombres: modo de empleo, Pareja: ¿fecha de caducidad? y Cómo ser mujer y trabajar con hombres. Además de Animales Domésticos ha escrito varias novelas: La Memoria del agua que tras la buena acogida que tuvo por parte del público y los críticos ha sido traducida a varios idiomas y adaptada a una serie de televisión con el mismo nombre; Que el tiempo nos encuentre, y Mientras llueve.

Tampoco hay que olvidar la faceta solidaria de Teresa Viejo, que desde el año 2001 ejerce como embajadora de Unicef en España.

ARGUMENTO

Me llamo Abigail y mi vida ha estallado en mil pedazos. Este es el relato de cómo los he ido recogiendo en busca de saber quien soy. Y quiénes han sido las personas que han estado a mi lado. He descubierto de mí cosas que no sabía. Algunas muy oscuras. He caído en la tentación repetidas veces. He sentido rencor y he urdido una venganza sin que me preocupasen las consecuencias. No me importa que me juzguéis, yo misma lo he hecho. Pero sé que cuando leáis esta historia a pesar de todo me entenderéis. Al fin y al cabo estoy hablado de amor. Y es normal pensar que el amor no tiene límites.

La vida nos pone encrucijadas para que demostremos de qué madera estamos hechos. Como aquella caja de galletas de la infancia que esperaba en lo alto del armario acechando nuestro carácter y obligándonos a definirnos.

¿Qué harías tú ante la caja de galletas?


MIS IMPRESIONES

En Animales Domésticos vamos a encontrarnos una novela totalmente diferente a lo que nos tenía acostumbrados, hasta el momento, Teresa Viejo, ya que no se trata de una historia anclada en el pasado como las anteriores, y aunque nos vamos a remontar unos años atrás, van a ser muy pocos, los suficientes para que esta historia pueda desarrollarse en un marco en el que en la actualidad no sería posible, debido al avance que en tan pocos años ha sufrido la tecnología y a la crisis que aún no había hecho mella en el mercado inmobiliario.

Abigail es una mujer independiente, con éxito, que se dedica a comprar y vender inmuebles sacando un buen porcentaje para la empresa inmobiliaria que posee junto a su socia Lupe. Está casada con Fernando que después de dejar la empresa familiar y haber sufrido algún fracaso laboral, no logra desarrollar ese gran proyecto en el que ocupar verdaderamente su tiempo.

El matrimonio funciona aunque haya caído en un estancamiento y Abigail no tenga demasiado tiempo libre y se sienta culpable por no ocuparse más de su hijo, al tiempo que Fernando no logra ese proyecto que le reafirme en su papel, o eso es por lo menos de lo que está convencida nuestra protagonista.

Lo que no imaginaba Abigail al despedirse de Fernando en el aeropuerto cuando cogió un avión que le llevaba fuera de España a intentar emprender un nuevo proyecto para unas bodegas, ese en el que había puesto tanta ilusión, ese con el que tanto ha soñado, es el cambio que va a dar su vida.

En Animales Domésticos, Abigail va a invitarnos a acompañarla a lo largo de un relato en primera persona, muy parecido a un diario de lo que sucedió en esos días, en el que nos narra cómo su vida no volverá a ser la misma desde que, por pura casualidad "la curiosidad mató al gato", cruza esa línea que nunca debió traspasar y descubre que hay muchas cosas de Fernando que no conoce.

Si bien durante una parte de la novela no le encontraba nada "muy especial", más que una lectura agradable y en la que avanzaba sin dificultad, tenía la corazonada de que, como ya pasó en Que el tiempo nos encuentreiba a haber algo que hiciera saltar la chispa, algo que lograra cambiar todo lo que hasta el momento había leído, y así sucedió, a partir de ese momento la novela adquirió una nueva perspectiva.

Con una forma de escribir sencilla y sin tapujos, Teresa Viejo nos hace meternos en la piel de Agibail para hacernos sentir como ella siente, tejiendo un relato en el que nos hará plantearnos cuánto hay de animal en las relaciones de pareja, a la vez que nos hará reflexionar sobre los tipos de relaciones, la rutina, el deseo, la moral, la homosexualidad, los tabús, el morbo, la infidelidad, y todo lo que puede rodear las relaciones y el sexo. Porque está claro que el amor no tiene porque ir unido al sexo.

Abigail es la auténtica protagonista de esta novela, una mujer que se encuentra con una encrucijada que nunca sospechó, con unos hechos que ni imaginó y a los que se enfrenta y ante los que actúa como le piden sus emociones. En ningún momento trata de justificarse, puede que esté bien o no lo que está haciendo y que se haya dejado llevar por los sentimientos pero ha sido su manera de afrontar la situación.

Teresa Viejo dibuja un personaje bien perfilado, una mujer visceral, atractiva, impulsiva, sensual y sexual con la que seremos capaces de sentir y sufrir, lo que no quiere decir que lleguemos a entenderla o estar de acuerdo con ella, pero lo que sí vamos a ver es una clara evolución en ella, a la vez que la autora consigue que en ningún momento la juzguemos, es más, hasta podremos llegar a comprender lo que hace aunque no compartamos su manera de actuar.

En Animales domésticos nos vamos a adentrar en un mundo oscuro en el que sexo, adicción, mentiras y secretos están a la orden del día, recorriendo lugares reales que se encuentran mucho más cerca de nosotros de lo que podemos creer, y con prácticas que seguramente nos sorprendería saber que son mucho más comunes de lo que pensamos también en personas de las que quizás ni lo sospecháramos. Un mundo en el que la infidelidad, los contactos rápidos y el intercambio de parejas resultan mucho más fáciles en la era digital.

Teresa Viejo sale airosa de este cambio de registro con este libro y demuestra que se puede salir de la que ha sido su zona de confort hasta ahora, brindándonos una novela en primera persona, con algunos toques de erotismo, donde fluyen las emociones y que está plagada de reflexiones


FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO



   

martes, 26 de septiembre de 2017

POR ENCIMA DE LA LLUVIA - VÍCTOR DEL ÁRBOL


Hay escritores a los que los lectores sometemos a una gran presión. No hemos terminado de leer su última novela y ya estamos esperando la próxima, y Víctor del Árbol es uno de ellos. Es uno de esos escritores que, pese a reconocer que sus novelas no se pueden escribir a la velocidad que nos gustaría, siempre estamos deseando tener lo próximo en nuestras manos lo antes posible.

Ahora ha llegado el momento y ya podemos disfrutar de Por encima de la lluvia, aunque seguramente nos habría gustado que nos durara entre las manos mucho más.

EL AUTOR

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia, Premio Tios de Novela 2006), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés, Prix du Polar Européen 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés, finalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera), Un millón de gotas (Ediciones Destino, ganadora en 2015 del Grand Prix de Littérature Policière y premiada como la mejor novela policial extranjera por el Magazine Lire) y La víspera de casi todo (Premio Nadal 2016).


ARGUMENTO

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es definitivo mientras queden ilusiones que perseguir. 

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante. 

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.

MIS IMPRESIONES

Hay textos en los que se reconoce rápidamente al autor. Según comienzas a leerlos aunque no supieras de antemano a quien pertenecen hay algo en ellos que te evocan un nombre. Eso es lo que a me ha pasado con esta novela. Si Por encima de la lluvia hubiese caído en mis manos en una lectura a ciegas, sin dudarlo un momento me hubiese aventurado a decir quién era de su pluma.

En Por encima de la lluvia me ha gustado encontrarme a Víctor del Árbol en estado puro, aquel que descubrí en Respirar por la herida, pero mucho "más maduro" ya que no en vano han pasado los años y el tiempo ha dejado su poso.

Ya el comienzo de la novela es una declaración de intenciones, nos pega un buen golpe ahí donde más duele y nos va a dejar sin aire. Está claro, no va a ser una novela amable, va a ser dura, va a doler.

A lo largo de la novela nos vamos a enfrentar a situaciones y escenas crudas, dolorosas, en las que Víctor del Árbol no se recrea ya que no hay necesidad, ya transmiten lo suficiente por sí mismas.

Son tres los personajes que van a compartir el protagonismo en esta novela. En una de las tramas que transcurren paralelas, conoceremos a Miguel y Helena, una pareja de ancianos a los que, en apariencia, pocas van a ser las cosas que les unan pero que van a emprender un viaje que les va hacer cambiar, se darán cuenta que sólo se llega al final cuando ya no se tienen cosas por las que vivir, que mientras hay ilusión, hay vida.

La otra, correrá a cargo de Yasmina una joven hija y nieta de inmigrantes y cuya vida dista mucho de lo que a ella le gustaría.

Unas tramas principales que terminarán convergiendo, pero de las que a su vez saldrán otras que se enlazan y que conformarán la totalidad de la urdimbre de Por encima de la lluvia.

Como es habitual en la obra de Víctor del Árbol, nos vamos a encontrar con unos personajes sumamente complejos y humanos, y no sólo en lo que respecta a los protagonistas, sino a todos los que se pasean por las páginas de esta novela. Unos personajes todos ellos necesarios para el desarrollo de la novela que cargan pesadas mochilas, algunos de ellos desde su infancia, que arrastran sus miedos, sus culpas, heridas imborrables, recuerdos, en definitiva, sus vidas.

Por encima de la lluvia nos llevará a distintas reflexiones sobre muchos temas que forman parte de nuestras vidas,  el amor, el maltrato, el abuso, la inmigración, la xenofobia, el desamor, la vejez, la enfermedad, la vida, la muerte.

La vida, ese camino que recorremos desde que nacemos hasta la muerte, y la vejez, ese tiempo que ya se nos antoja de descuento según vemos que nuestros días están más cerca del final. Una vejez que en algunos casos viene acompañada por enfermedades y en el caso de Miguel por una de las más crueles: el Alzheimer.

También en Por encima de la lluvia, Víctor del Árbol nos trae un episodio histórico, en este caso un episodio traumático para los españoles, y lo hace llevándonos de la mano, por una parte, del padre de Helena que había sido capitán del Tabor de Regulares en Marruecos y, por otra, de Miguel, cuyo padre estuvo entre los repesaliados republicanos que trabajaron en las obras del Valle de los Caídos.

En este sentido no quiero dejar de mencionar la conversación que Miguel tiene con el monje, una conversación que creo que debe ser leída con calma y meditar sobre ella.

Por encima de la lluvia está narrada en tercera persona, en capítulos que se van centrando en cada uno de los personajes, dándonos de esta forma un mayor conocimiento de los mismos y lo que mueve sus actos en una historia llena de emociones que sin duda nos conmoverá de una manera en que muy pocos escritores son capaces de hacerlo.


FRAGMENTO


   

miércoles, 13 de septiembre de 2017

LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE - David Lagercrantz


Hace muchos años que leí la trilogía de Millenium, tantos que ni me acuerdo, pero lo que sí recordaba perfectamente era que me habían gustado mucho, que habían sido de esos libros que una vez terminas el primero estás contando los días para que salga el siguiente por eso cuando me enteré que salía una cuarta entrega, aún con cambio de autor, me alegré de poder reencontrarme de nuevo con Mikael Blomkvist y Libeth Salander, esos curiosos personajes que casi todo el mundo conoce si no es por las novelas, por las películas. No vamos a negarlo, tiempo me ha costado ponerme con esta cuarta entrega desde que salió pero con la pronta salida de la quinta decidí que era el momento de empezar con "Lo que no te mata, te hace más fuerte", Millenium 4, esta vez de la mano de David Lagercrantz.


EL AUTOR


David Lagercrantz (Suecia, 1962) es escritor y periodista. Debutó en 1997 con un libro sobre el aventurero sueco Göran Kropp y su conquista del Everest sin oxígeno. Es el autor de uno de los libros de mayor éxito de la historia reciente de Suecia, del que se han vendido varios millones de copias en todo el mundo, la biografía de Zlatan Ibrahimović, Soy Zlatan, que fue seleccionada para el prestigioso Premio August. Es, también, autor de la novela inspirada en el genio matemático y precursor de la informática Alan Turing, El enigma Turing (Destino, 2016). Elegido para continuar la aclamada serie Millennium, iniciada por Stieg Larsson, Lo que no te mata te hace más fuerte se convirtió en un bestseller internacional al publicarse en más de 40 países y vender más de 6 millones de copias en todo el mundo.

EL ARGUMENTO

Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. Quienes le critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia. Una noche, Blomkvist recibe la llamada del profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial quien afirma tener en su poder información vital para el servicio de inteligencia norteamericano. Su as en la manga es una joven rebelde, un bicho raro que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce demasiado bien. Mikael siente que esa puede ser la exclusiva que él y Millennium tanto necesitan, pero Lisbeth Salander, como siempre, tiene sus propios planes. En Lo que no te mata te hace más fuerte, la singular pareja aclamada por más de 80 millones de lectores en Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire continúa su historia. Ha llegado la hora de que sus caminos se crucen de nuevo. Vuelve Salander. Millennium continúa.


MIS IMPRESIONES

Como os decía, hace ya un par de años que salió esta cuarta entrega que a su vez dista 8 años del tercer volumen  de la trilogía que ha pasado a ser saga. Muchas eran las expectativas puestas en ese autor y muchas las reticencias de que supiera mantener el nivel y el estilo de su antecesor Stieg Larsson, un autor que marcó un antes y un después en la novela negra con Millenium.

Hace tantos años que leí la trilogía que soy incapaz de contaros si se nota la diferencia de estilo o de narración de un autor a otro lo que si os puedo decir es que los personajes no han perdido su esencia y que una vez más Mikael Blomkvist vuelve a ser ese periodista de investigación intrépido en busca de un scoop que destape un escándalo más y Lisbeth Salander sigue siendo aquella chica a la que no nos acercaríamos a menos de un metro en la vida real pero a la que tanto queremos en la ficción. Una Lisbeth a la que la sigue sin gustar relacionarse con la gente y que tiene su manera de ver y de hacer las cosas y sobre todo, tiene su manera de resolver los problemas.

La diferencia que sí he notado entre los libros anteriores y este es que en las tres primeras que escribió Stieg Larsson siempre había un trozo, para mi gusto, aburrido, un trozo que a mi modo de ver podía resumirse en la tercera parte de las páginas de lo que ocupaba lo que nos contaba. En cambio, en esta cuarta entrega de Millenium "Lo que no te mata, te hace más fuerte", David Lagercrantz ha logrado evitar esto y aunque no puedo decir que sea una lectura frenética o que entra en materia desde el principio, no tiene ningún punto en que la lectura se haga farragosa como me pasó con los libros anteriores.

En "Lo que no te mata, te hace más fuerte" nos vamos a encontrar con un Mikael Blomkvist que no encuentra un tema lo suficientemente interesante en el que centrarse a investigar y para colmo Millenium, la revista que tanto le dio, está de nuevo en horas bajas y ahora más que nunca necesitan un bombazo.

Por otra parte, nos encontramos con Balder, un informático que trabaja en la inteligencia de las máquinas y en intentar que esa inteligencia no llegue a tanto que sea superior a la de los humanos y se convierta en algo peligroso. Sin embargo, Balder será asesinado por un séquito de profesionales y el único testigo que quedará será August, el hijo de Balder, que es discapacitado, pero no un discapacitado cualquiera, es un savant lo que le da un increíble capacidad de dibujar con milimétrica y matemática precisión escenas que ve.


Y por otro lado tenemos a Lisbeth Salander haciendo una de sus incursiones informáticas, esta vez en la NSA. Esto enfurecerá a los altos cargos de la empresa que empezarán la caza del hacker que no solo se ha metido en su sistema haciendo visibles todos los fallos de seguridad sino que además ha logrado descubrir cosas que no deberían salir a la luz.


Como os imaginaréis, en algún momento todas las tramas confluyen en una sola pero tendréis que avanzar bastante en la lectura para descubrir cómo. Y esto es quizá lo que más me ha costado de la novela: durante bastante tiempo hay dos, incluso tres, tramas que avanzan paralelas y no es hasta bien avanzada la lectura cuando logras comprender qué hilo común hay entre las ellas. Eso sí, una vez tenemos claro por dónde va cada historia y cómo se unen, la historia cogerá un ritmo trepidante, la tensión aumentará y no podremos dejar de leer hasta el final.

Otra de las cosas que me ha costado ha sido, como ya pasó en las novelas anteriores, la mezcla de cuerpos de seguridad que entran en juego, que se estorban entre ellos y que no alcanzo a comprender porqué no colaboran entre sí. Entiendo que esto es algo que funciona así en Estados Unidos y que me es complicado porque cuerpos como la SAPO, la FRA, el FBI... no existen aquí pero para mi gusto hay demasiados personajes, demasiada pequeña trama y para alguien que no está familiarizado con estos cuerpos se hace un poco complicado de entender en algunas ocasiones.

Un aliciente más de esta novela es que conoceremos un poco más de la infancia de Lisbeth y comprenderemos un poco más ese carácter tan peculiar de nuestra hacker favorita.

Finalmente, no quiero acabar sin hablar de los temas que se tratan en la novela y que me parecen muy interesantes: el peligro de los avances tecnológicos y cómo mal utilizados pueden llevarnos al desastre, el tráfico de influencias a todas las escalas y el concepto de savant. No sabía nada de los savant, de hecho era la primera vez que oía la palabra y me ha gustado conocer un poco más de este síndrome y de los diferentes tipos que se pueden dar, así como que, con una correcta educación pueden convertirse en verdaderos genios.

Y tampoco quiero dejar de mencionar la gran labor de documentación que ha tenido que llevar a cabo el autor para escribir una trama como esta en la que la informática y las matemáticas están tan presentes y son importantes para explicar parte de la historia. Todo ello sin que el lector se sienta perdido en ningún momento.

En conclusión, en Lo que no te mata, te hace más fuerte vamos a encontrarnos con la esencia de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander (además de algún que otro personaje que también conocíamos de antes), vamos a vislumbrar de nuevo la sombra de Zalachenko y vamos a disfrutar una vez más de las andanzas de estos personajes que se ayudan a su manera: de Lisbeth persiguiendo a sus fantasmas e intentando que los malos paguen por sus errores y de Mikael intentando sacar a la luz una vez más que no es oro todo lo que reluce. Una historia que sin un ritmo trepidante te mantendrá enanchado hasta el final y te dejará una vez más con ganas de saber qué pasará en la siguiente entrega que ya tenemos en librerías: El hombre que perseguía a su sombra. Creo que David Lagercrantz ha salido airoso de la complicada tarea de mantener el nivel de Millenium.





miércoles, 26 de abril de 2017

LOS RITOS DEL AGUA - Eva García Sáenz de Urturi



Hace casi un año, cuando terminamos de leer El silencio de la ciudad blanca no dudamos en pedir que hubiese más novelas cuyo protagonista fuese Kraken, era un personaje que nos había encantado a todos los que habíamos leído la novela. Por eso cuando en un encuentro con blogueros poco después, Eva García Sáenz de Urturi nos dijo que ya estaba en marcha una nueva entrega con este protagonista, sus seguidores esperábamos ansiosos la publicación de la misma.

Llegó el momento, Los ritos del agua no sólo ha llegado a nuestras manos sino que sus páginas han volado en nuestras manos.


LA AUTORA

Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela, La saga de los longevos, que se convirtió en un fenómeno de ventas y fue traducido al inglés con una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En 2014 vio la luz la segunda entrega de la saga, Los hijos de Adán, y también la novela histórica Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante ambientado en su ciudad natal, que ha supuesto un gran éxito de crítica y ventas en nuestro país y cuyos derechos de traducción ya han sido vendidos a Alemania e Italia y está en proceso de adaptación cinematográfica. Con El silencio de la ciudad blanca arranca una trilogía de la que Los ritos del agua es la segunda y esperada entrega.


SINOPSIS

Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce. 

1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor. 

2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.

MIS IMPRESIONES

Retomamos la historia prácticamente donde la dejamos en  El silencio de la ciudad blanca.

Lo acontecido en la novela anterior ha dejado a Kraken una importante secuela, de momento no ha recuperado el habla, sufre afasia de broca y continúa de baja laboral.

Mientras Unai se encuentra con Alba que acaba de comunicarle que está embarazada, recibe una llamada de Esti en la que le informa de que ha habido un asesinato y la víctima es Ana Belén Liaño su primera novia, y aunque no es lo reglamentario ya que Kraken sigue de baja, dada su relación con la víctima, prefiere ser ella quien le dé la noticia antes de que se entere por otros cauces.

Dadas las circunstancias en que se halla el cadáver, todo parece indicar que el asesinato ha sido realizado bajo algún tipo de rito, por lo que Estíbaliz, sin revelar que Unai conoce a la víctima, propone a Alba Salvatierra que aunque éste siga de baja, colabore con la Unidad de Investigación Criminal de la comisaría de la que forma parte, utilizando así su gran experiencia como perfilador criminal, y tratar de esclarecer si se trata de un crimen aislado o, como todo hace suponer, se encuentran otra vez ante un asesino en serie, algo verdaderamente preocupante teniendo en cuenta que la cuidad todavía no se ha recuperado del doble crimen del dolmen.

La novela sucede en dos momentos temporales, uno de ellos transcurre en la actualidad con la aparición de los cadáveres y la consiguiente investigación policial. En el otro daremos daremos un salto atrás en el tiempo para trasladarnos a 1992, a un campamento arqueológico al que asistieron Unai y su cuadrilla y en el que tuvieron lugar unos acontecimientos que Unai se ha empeñado en bloquear, evitando de esta manera enfrentarse a un suceso muy traumático para él, por el que acarrea un gran sentimiento de culpabilidad, y que es de donde nace su vocación de policía.

Gracias al hilo de la trama que sucede en el pasado, conoceremos en mayor profundidad no sólo a Kraken sino a Jota, Asier y Lutxo, sus tres amigos desde siempre y que forman parte de su cuadrilla, conociendo de esta manera más a fondo la relación que existe entre ellos.

Uno de los puntos fuertes de la novela son, sin duda, los personajes, unos personajes muy reales, que sufren una evolución, con sus cosas buenas y sus cosas malas, y que en algunos casos también nos muestran lo peor de las personas, de ellos mismos.

Eva García Sáenz de Urturi, va a seguir ahondando de manera particular en la personalidad del protagonista, a Unai le gusta demasiado ir por libre tanto en su trabajo como en su vida privada, es muy autónomo y solitario aunque sea sociable, no necesita a nadie y eso se refleja en su forma de ser y en su relación con los demás.

Como ya pasara en El silencio de la Ciudad Blanca, también en esta ocasión tanto los escenarios como la Historia tiene mucho peso en el argumento de esta novela.

Además de la trama que sucede entre otros lugares de Álava en Vitoria donde Kraken vive y tiene su cuadrilla, en Villaverde donde vive el abuelo o del monte de San Tirso, escenarios que ya conocemos de la entrega anterior, nos trasladaremos a Cantabria, al monte Dobra, a Santillana del Mar, la Costa Quebrada o Fontibre, entre otros, lugares todos ellos ligados a la Historia.

Porque la Historia vuelve a tener gran protagonismo en esta novela de Eva García Sáenz de Urturi, y con la excusa de estar los asesinatos bajo la sospecha de realizarse mediante un rito celta y en lugares muy importantes en esta cultura, la autora nos introduce en ella, sus asentamientos, ritos, sus dioses, sus creencias. Me ha parecido muy interesante y aunque se intuye que la documentación ha tenido que ser exhaustiva la autora nos la traslada en pequeñas dosis y de forma adecuada a la trama, dándonos detalles sobre la misma sin que resulte un lastre ni ralentice la acción.

Eva García Sáenz de Urturi nos presenta una trama muy bien trabajada en la que poco a poco vamos a ver de que manera lo que sucedió en el pasado tiene que ver con el presente, una trama en la que las relaciones familiares (en sus diferentes versiones) tienen un gran protagonismo, y que aunque quizás llegue el momento en que sea algo previsible, ésto no impedirá que al mismo tiempo, de alguna manera siga sorprendiéndonos y nos mantenga pegamos a las páginas de esta novela.

Si tuviera que ponerle un "pero" es que no me ha parecido creíble la rápida recuperación de Unai pese a haber dilatado tanto ponerse en manos de un logopeda con lo importante que es empezar inmediatametne la rehabilitación en los casos de daños neurológicos y aunque después se dedicase exhaustivamente a sus ejercicios de rehabilitación; o quizás es que a veces, debido a que la autora para no romper el ritmo de la narración con tanta explicación, no nos transmitía correctamente cuando hablaba y cuando escribía, llevando al lector a confusión.

Sólo me queda recomendar la lectura de esta novela. Eso sí, aunque no es necesario haber leído El silencio de la Ciudad Blanca para poder leer Los ritos del agua, ya que la autora nos da los detalles suficientes de la anterior para que no estemos perdidos, si que es conveniente para tener una mejor comprensión de las referencias que hace al pasado, pero es recomendable que lo hagáis por orden y si vais a leer las dos entregas, ya que en Los ritos del agua se hacen algunas referencias que pueden destriparos lo que se cuenta en la primera entrega.

FICHA DEL LIBRO


   

Otros libros leídos:








martes, 21 de marzo de 2017

MUERTOS PRESCINDIBLES - Hans Rosenfeldt y Michael Hjorth



Desde que nos introducimos en el mundo de Sebastian Bergman nos convertimos en incondicionales y es que, aunque novelas negras hay muchas, esta serie tiene el plus de tener un personaje que o amas u odias o, incluso, las dos cosas a la vez, porque Sebastian Bergman es simplemente Sebastian.

LOS AUTORES


Hans Rosenfeldt (1964). Guionista, actor y escritor, es conocido sobre todo por crear una de las series más famosas de los últimos años, The Bridge.

Tras plantearse hacer carrera en el baloncesto (dada su altura) y pasar por varios trabajos, decidió dedicarse a la actuación. Varios papeles en series de televisión y cinco años en la compañía Nacional de teatro de Gotemburgo después, cambió de oficio de nuevo, esta vez para convertirse en locutor de radio y presentador de televisión.

En 2006 una productora le contrató para la creación de una serie sobre crímenes ambientada en Suecia y Dinamarca. Así nació The Bridge (Bron), en antena desde 2011.

Michael Hjorth (1963). Director y guionista sueco nacido en la ciudad de Visby. En 1994 creó la serie de televisión Bert. Un año después escribió el guion de la película Bert, el último virgen junto a Anders Jacobsson. Desde entonces, ha participado en más de una decena de producciones como guionista o director (Svensson Svensson, Del okända o Steget efter, entre otras).

En 2010 debutó como novelista con un libro de novela negra escrito a su amigo Hans Rosenfeldt, también guionista de series y creador de la famosa The Bridge. Esta colaboración se ha extendido con varias continuaciones.

"Secretos imperfectos" fue su primera novela publicada en Planeta en Abril 2016, seguida de "Crímenes duplicados" en Septiembre.

EL ARGUMENTO

En las montañas de Jämtland dos mujeres hacen un descubrimiento macabro: del suelo sobresalen los huesos de una mano. La policía local llega a la escena del crimen y no encuentra uno, sino seis cuerpos; entre ellos, el de dos niños. Todos fueron asesinados por un disparo en la cabeza.


No hay testigos, no hay pistas y nadie ha denunciado ninguna desaparición… Cuando el equipo de Torkel Hölgrund acude al lugar de los hechos para hacerse cargo de la investigación, todo se complica. El psicólogo criminal Sebastian Bergman atormenta a todos con sus problemas personales consiguiendo, una vez más, que las tensiones vayan en aumento.


El caso resulta ser un rompecabezas mucho más complejo de lo que habían imaginado. La identidad de las víctimas es un enigma y cuando, al final, Bergman ahonda en las pistas y consigue tirar del hilo, el Servicio Secreto aparece de improviso para archivarlo. Alguien en las altas esferas quiere tapar estas muertes a cualquier precio… Pero ¿conseguirán parar a Sebastian Bergman?

Conócelo en www.seriebergman.com

MIS IMPRESIONES

Como todos sabéis, después de leer Secretos imperfectos y conocer a Sebastian ya era difícil no ansiar cada uno de los títulos que le iban a seguir. Si bien en Secretos imperfectos encontrábamos una novela negra pero que quizá se centraba más en su personaje principal, Sebastian, y en el segundo, "Crímenes duplicados" lo que teníamos era una novela más centrada en el caso en sí, aunque este diera vueltas alrededor de Sebastian, en este tercero vamos a encontrar un equilibrio perfecto. En Muertos prescindibles vamos a seguir viendo evolucionar a Sebastian y a cada uno de los personajes de las anteriores novelas que forman el equipo de Torkel pero también vamos a encontrarnos ante un nuevo caso para la brigada de homicidios.

Como os decía, para mi gusto esta novela esta mucho más equilibrada. No es que las anteriores me gustaran menos por estar más dedicadas o al personaje o al caso pero creo que en esta tercera novela los autores han conseguido un equilibrio perfecto.

Lo que vamos a encontrarnos en Muertos prescindibles desde el primer momento son dos historias: por una parte el descubrimiento de unos cadáveres sepultados desde hace años en las montañas de Jämtland lo que llevará una vez más a la policía local de allí a reclamar la ayuda del equipo de homicidios con Torkel a la cabeza y por otra la historia de Shibeka, una mujer inmigrante afgana que emigró a Suecia con su marido y sus hijos y que lleva años tratando de que alguien haga algo por encontrar a su marido, Hamid, que desapareció sin más junto a otro amigo

A Shibeka le dijeron que Hamid había huido al no darle el permiso de residencia pero ella se niega a pensar que haya podido abandonar a su familia sin más. Sin embargo, cuando consigue que alguien investigue un poco más acerca del asunto se empezarán a remover asuntos familiares e historias que una mujer de su raza de no debería conocer y es que a las mujeres afganas aún les queda mucho para la igualdad. Además, creo que los autores han aprovechado esta trama para abordar el tema de la inmigración en Suecia, el rechazo que sufren los afectados en muchos casos y los impedimentos con los que aún hoy en día se encuentran.

Así, mediante capítulos alternos iremos viendo los avances de ambas investigaciones que, en apariencia, nada tienen que ver.

Por otra parte el equipo de Torkel no está en su mejor momento. Vanja, está totalmente convencida de que pronto abandonará el equipo para seguir formándose en los cursos del FBI, y por otro lado llegará una nueva integrante al grupo, Jennifer, que pronto se ganará las simpatías de todos. Además, Vanja, sufrirá un contratiempo familiar que la hará abandonar antes de lo previsto su puesto en la brigada. Esto hace que en esta novela conozcamos un poco más del pasado de Vanja y de su familia, por qué ella es así, cómo ha llegado hasta donde está y cómo se ha formado esa personalidad que tiene.

Respecto al resto de los miembros también seguiremos viendo cómo evolucionan sus historias y es que Úrsula, Torkel y Billy, que también gana protagonismo en esta novela, aún tienen mucho que contarnos de sus vidas. 

Me gusta mucho la evolución que están teniendo estos personajes en la saga, creo que están muy bien dibujados, que están muy bien trazadas sus historias, sobre todo teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos se nos explican después de que ya los conozcamos y sepamos cómo actúan, y me gusta que son personajes completamente distintos entre sí pero que forman un equipo perfecto de trabajo e incluso tienen un vínculo de amistad. Más admirable me parece aún cuando las novelas están escritas a cuatro manos como ya nos dijeron en el encuentro que tuvimos con ellos antes de empezar a conocer sus historias.

Respecto a Sebastian, en esta novela ya ha logrado incorporarse al equipo de manera definitiva aunque sus conocimientos no serán del todo útiles para la resolución de este caso, por lo que en este libro vamos a seguir conociendo un poco más la historia personal de Sebastian y sobre todo vamos a encontrarnos a un Bergman mucho más humano.

Y por supuesto no podemos dejar de mencionar a Ellianor, esa mujer que Sebastian no sabe como quitarse de encima y que está dispuesta a todo por conseguir su amor, esa mujer que oye pero no escucha y en la que las palabras en su cabeza toman un significado muy diferente al que entendería cualquier persona. Creo que este personaje aún tiene que darnos muy buenos momentos. Quizá sea Ellianor la que aporta un mayor toque de humor a la novela pero hay que decir que hay momentos verdaderamente divertidos a lo largo de toda la historia ya sea por lo que piensan los personajes como por los diálogos entre ellos. Aportar humor a una novela de este tipo también me parece algo que solo se puede conseguir, sin que chirríe, si dominas muy bien el género y estos autores lo han conseguido con creces.

Y, si habéis llegado hasta aquí, solo os puedo decir que os vais a encontrar un final que os dejará con la boca abierta. Estamos muy desolados al saber que de momento no está prevista la publicación de la continuación de esta serie por parte de Planeta pero insistimos y rogamos que necesitamos saber qué pasa con estos personajes después del apoteósico final que nos brindan los autores y es que ha quedado demostrado que Hjorth y Rosenfeldt son unos auténticos maestros manteniéndonos pegados a sus páginas de principio a fin y marcando un final del que solo quieres más.  

Como en los anteriores decir que el caso empieza y acaba, es decir, la novela es independiente pero si tenéis pensado leer el resto hacedlo por orden porque hay mucho spoiler de los anteriores para que todo el mundo pueda leerlo sin haberlo leído los otros dos.

En conclusión, en esta nueva entrega nos vamos a encontrar de nuevo con un thriller,  tejido de manera magistral, en el que todas las piezas tienen su lugar exacto, narrado de una manera muy visual y del que no te podrás desprender hasta el final.






viernes, 17 de marzo de 2017

A GRANDES MALES - César Pérez Gellida


Siempre que acabamos una novela de César Pérez Gellida estamos deseando que llegue la siguiente y este caso no era una excepción, aunque por otro lado tampoco queríamos que llegara la fecha porque con esta entrega se pone fin a la trilogía "Canciones, refranes y rastros de sangre" y no sabemos cuando será la próxima vez que volveremos a encontrarnos con estos personajes que llegaron a nuestra vida (por lo menos de la lectora), y se quedaron con nosotros.

EL AUTOR

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. En 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.

César irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 y el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre. En 2015 publicó Khimera, su cuarta novela, y en 2016 inició su segunda trilogía, «Refranes, canciones y rastros de sangre», compuesta por las novelas Sarna con gusto, Cuchillo de palo y A grandes males.

Actualmente sigue escribiendo novelas y colabora como columnista en El Norte de Castilla.

ARGUMENTO

Erika Lopategui y Ólafur Olafsson han llegado a Buenos Aires siguiendo el rastro de la única persona que puede ayudarlos a destapar la organización criminal que se esconde tras la Congregación de los Hombres Puros. Encontrar el Cartapacio de Minos, un misterioso documento que contiene la identidad de los integrantes de la cúpula de esta organización, es su única meta.

Pero no solo ellos lo buscan... Pronto descubrirán que una cara conocida está más cerca de lo que a ellos les gustaría.

A grandes males es un thriller donde la realidad y la ficción se confunden para sumergir al lector en una trama cargada de incógnitas cuyas respuestas se encuentran entre los muros del edificio Barolo, un rascacielos levantado para albergar las cenizas de Dante Alighieri.

MIS IMPRESIONES

Cuando César Pérez Gellida cruzó el charco y se fue a vivir a Argentina, no cabe duda que encontró un excelente escenario y no vaciló en que sus personajes le acompañan en el viaje para desarrollar allí prácticamente la totalidad de la trama de la novela con la que pone fin a la Trilogía Canciones, refranes y restos de sangre: A grandes males.

No voy a negar que cuando César, en un encuentro con blogueros con motivo de la publicación de Sarna con Gusto, nos comentó algunos extremos en los que iba a derivar la trama la tercera novela de la trilogía, sentí un cierto temor, y más con las explicaciones que nos iba dando. Unos temores que he podido comprobar eran infundados ya que, aunque todo lo relativo a la Divina Comedia y a la masonería no es algo que me atraiga especialmente y la mayoría de las veces me ha parecido complicado de entender, en A grandes males César Pérez Gellida ha hecho una gran labor aligerando lo más posible estos temas en la narración, haciendo que se comprendan con bastante facilidad y que no resulten una carga al lector con la consiguiente pérdida de ritmo en la lectura.

Y es que ritmo tampoco nos va a faltar en este final de la trilogía, A grandes males es un thriller lleno de acción, con una narración durante la cual vamos a estar cambiando continuamente no sólo de escenarios, dejándonos siempre con "la miel en los labios" en cada cambio y deseando volver a donde nos ha dejado, sino también de época, ya que viajaremos al pasado para conocer a Luis Barolo, que junto a Mario Palenti, fue el encargado de poner en marcha la construcción de un edificio que llevaría su nombre, y transitar por una historia con base en la masonería, las sociedades secretas y el vínculo de éstas con el poder, en la que realidad y ficción se entremezclan tanto que cuesta diferenciar dónde está la línea que las separa.

En ningún momento César Pérez Gellida nos aburre con detalles ni exceso de información, ésta está integrada perfectamente en la historia, pero se destila de lo narrado que ha realizado una gran  y meticulosa labor de documentación sobre la masonería, la Fede Santa y el Palacio Barolo, entre otros extremos, y no sólo eso, sino que se ha divertido haciéndolo, ha disfrutado y que le ha entusiasmado lo que iba encontrando y eso se transmite en la novela.

En A grandes males César Pérez Gellida nos va a llevar por otros vericuetos de la maldad. No es que no nos vayamos a encontrar crímenes en esta entrega, ya sabemos que a César no le tiembla el pulso a la hora de llevarse a alguien por delante, lo hemos podido ir comprobando novela tras novela, pero en esta entrega la maldad es distinta, es la manipulación; el conseguir un fin al precio que sea; el control sobre los demás; tener y ostentar el poder y riqueza; que una verdad que no nos interesa quede oculta con otra posiblemente menos importante, con una cortina de humo que hace que perdamos de vista nuestro objetivo, que no seamos capaces de ver lo que tenemos ahí delante porque es lo cotidiano, lo que tenemos más a la vista; la pérdida de perspectiva. Algo que, por otra parte, no nos suena nada extraño en nuestros días.

Está claro que César es un maestro que sabe contar historias que te dejen pegado a las páginas de sus novelas, visualizas lo que narra, nos lo ha dejado claro a lo largo de las 7 novelas en su haber, y siempre sorprende, cada novela es un paso más allá aun cuando pienses que ya no es posible, y vuelve a jugar con el lector sigue poniéndole todo a su alcance sin que seamos capaces de verlo, para demostrarnos al final que todo estaba ahí, que no hemos sabido verlo, que no se ha sacado nada de la manga, simplemente que nos hemos fijado en lo que no debíamos. Y además se permite el lujo de advertírnoslo en la propia novela.

No creo que se pueda decir nada nuevo sobre quienes pueblan las páginas de esta novelaya que nos ha quedado suficientemente claro que César Pérez Gellida es un gran constructor de personajes. De los que conocemos poco se puede añadir, los hemos ido conociendo en profundidad, pero ya os imaginaréis que también en esta novela van a aparecer otros que no nos dejarán indiferentes. Me ha encantado la construcción que ha hecho de Bujalesky, Telmo o de Gabriel, que dicho sea de paso, aun después de haber acabado la novela, me sigue teniendo tan desconcertada como desconcertante es su apariencia.

Bujalesky y Telmo esos dos argentinos a los que parecía estar viendo y escuchando, que te hacen disfrutar con sus conversaciones que, por lo menos en mi caso, te descubres leyendo con esa cadencia porteña tan característica, y que en ocasiones están tocadas de un peculiar sentido del humor. Unos personajes de los que se sirve para comentar muchas de las cosas que se viven en Buenos Aires y cómo son quienes habitan la ciudad.

En esta última entrega de la Trilogía Refranes, canciones y rastros de sangre, nos vamos a encontrar menos refranes, pero no podría ser esta entrega final sin ellos, algo tan inherente a la esencia de Sancho; la música indudablemente no podía faltar, siempre presente, aunque en este caso no podamos escuchar prácticamente ninguna de las canciones que vienen de la mano de Bujita, el hijo de Bujalesky, y que éste último va cantando a lo largo de la novela; unas canciones cuya letra César ha escrito en su totalidad, aunque de momento tan sólo una tenga música y voz de la mano de Ferreiro y Saldarriagay sangre que de eso con este autor, de momento, nunca falta.

No me ha resultado fácil escribir esta reseña en mi afán intentar decir mucho sin descubrir nada de más, que de menos seguro que lo he hecho.

Después de introducirnos en este universo gellidista, es curioso lo mucho que nos cuesta desprendernos de él y los deseos inmediatos que sentimos de volver a sumergirnos en el mismo, y más ahora que, quitando la novela que está en marcha, no sabemos nada de lo que podemos esperar.

Nos queda un vacío que necesitamos seguir llenando.



viernes, 10 de marzo de 2017

LA SIRENA DE GIBRALTAR - Leandro Pérez


Cuando terminé de leer Las cuatro torres tenía claro que quería volver a encontrarme con Juan Torca, un personaje un tanto peculiar pero que se gano mis simpatías a las primeras de cambio. 

Ha costado algo de tiempo volver a tener otra historia con este protagonista entre manos, pero ya os adelanto que la espera ha valido la pena, ha sido un buen reencuentro, tan bueno como la portada y el título que nos lo presentaba.

EL AUTOR

Leandro Pérez (Burgos, 1972) hasta antes de ayer guardaba sus manuscritos en un cajón. Escritor y periodista, dirige la web literaria Zenda. Ha trabajado en El Mundo, y es uno de los creadores de Trestristestigres, empresa que ha puesto en marcha numerosos proyectos en Internet, a menudo periodísticos y culturales.

Además de blogs, columnas y dossieres, Leandro Pérez ha escrito un par de narraciones que jamás publicará y varios primeros capítulos que quizá retome algún día. En algunos, figura Juan Torca, el personaje que protagoniza La sirena de Gibraltar, su segunda novela. Las Cuatro Torres (Planeta, 2014), su primer libro, recibió una excelente acogida.

ARGUMENTO

Madrid, junio de 2013. «Contra Gibraltar la política ya no vale», le dice a Juan Torca una mujer que quiere que asesine a dos prostitutas gibraltareñas. Un mes después el cuerpo desnudo de Rebecca
Cruz aparece en el Manzanares. Torca contempla cómo el cadáver es extraído del río y promete: «El hombre que te mató ya está muerto».

Pero Torca no solo tratará de cazar al asesino, también intentará proteger a las hermanas gemelas de Rebecca, Maddie y Lisa, dos nadadoras conocidas como las sirenas de Gibraltar.

MIS IMPRESIONES

Juan Torca presencia desde un puente que cruza el Manzanares, cómo de sus aguas sacan a una mujer desnuda con un bloque de hormigón en la parte inferior de su cuerpo.

El particular encargo que hace unos meses le hicieron, en el que había dos requisitos esenciales que cumplir que eran el lugar de nacimiento de las víctimas y donde debían ser encontradas, y que él no había aceptado, al final ha sido ejecutado por otro.

Algo en el interior de Juan Torca no le deja pasar por alto este crimen ¿Quién se ocupó del encargo? ¿Quién estaba detrás del mismo? ¿Qué motivos había detrás de este asesinato?

No pensaba yo que había pasado tanto tiempo pero han pasado más de dos años desde que Leandro Pérez nos presentó a Juan Torca en su primera novela, Las cuatro torres, y ya entonces me quedó claro que no era un personaje cualquiera.

Juan Toca es un personaje original, distinto, con mucho atractivo, que atrapa al lector, que sabe llevárselo a su terreno. Un personaje con luces y sombras, muy alejado de cualquier estereotipo. No sabemos mucho de su pasado, aunque sí que ha hecho cosas de las que muchos no se sentirían orgullosos. Exmilitar, mercenario, encargado de la seguridad de un empresario vasco cuando éstos estaban amenazados por ETA, .... y ahora por fin parece que alejado de todo aquello, reconvertido en detective privado a ratos y si se tercia. Un hombre amigo de sus amigos, que se quiere ganar el cariño y el respeto de su hijo y con unos valores muy fuertes y un alto sentido de la justicia, aunque a veces se tenga que saltar las reglas si es necesario.

Pero Juan Torca no está solo, tiene a sus compadres Jandro y Luis Laguna, aquellos con los que comparte mucho pasado y que siempre están ahí. Y su hijo Rodrigo que eligió ser policía, con el que quiere recuperar el tiempo perdido aunque sea una labor muy difícil de afrontar.

Uno de los puntos fuertes de Leandro Pérez en sus novelas son los personajes, unos personajes bien estructurados, dibujados, muy creíbles y reales, a los que, enseguida, parece que ya conoces hace tiempo y con los que podrías estarte codeando en el día a día. Unos personajes creados con mucho cuidado y a quienes una vez descubres en las páginas de la novela quieres seguir acompañándolos y conociendo más de ellos.

Y no sólo sucede con Torca o sus compadres, o Rodrigo a los que ya conocíamos, sino que me ha pasado con otro personaje que aparece por primera vez en esta novela y de quien ya quiero más implicación en próximas entregas de la serie o hasta protagonismo en otra saga: "Un Inspector. De homocidios. Carballera".


Pero está claro que para que una novela sea buena tiene que tener detrás una buena historia que sustente esos personajes, y Leandro Pérez ha construido una novela sólida, una trama en la que todo está medido y ajustado, pero no forzado, ya que todo transcurre en tan sólo 7 días.

Y lo ha hecho con una trama muy adictiva y en la que todo podría ser perfectamente real, tanto que podríamos encontrarnos unos hechos iguales o similares en cualquier día en un periódico o en un telediario, en la que no deja nada al azar, en la que no se saca conejos de la chistera y en la que la intriga, que es mucha, está perfectamente dosificada.

Leandro Pérez escribe con una prosa sencilla, sin artificios, muy cuidada, y con la que a través de capítulos cortos, un ritmo constante, intriga bien dosificada y abundantes diálogos consigue una lectura muy ágil, dinámica, entretenida y adictiva de la que al lector le costará separarse, cayendo continuamente en la necesidad de leer un poco más. La Sirena de Gibraltar no te va a dar respiro.

Creo que, con todo lo anterior, queda claro que no puedo por más que recomendar La Sirena de Gibraltar. Yo, como ya me pasó con la anterior novela, estoy deseando que Leandro Pérez se dé un poco de prisa y nos traiga más pronto que tarde una nueva entrega de Juan Torca y que nos desvele en un futuro próximo lo que pasó en el Mar del Aral.

viernes, 3 de marzo de 2017

UN LUGAR A DONDE IR - María Oruña


No siempre podemos seguir el ritmo lector que queremos y de pronto nos hacemos con un libro que espera en la estantería más del tiempo que habíamos previsto para ser leído. 

A veces hasta se da la situación de que sale una nueva novela del autor sin que hayamos leído aquella que tantas ganas teníamos de hacerlo. Eso es lo que nos sucedió a nosotras con María Oruña, publicaba un Lugar a donde ir y todavía no habíamos leído Puerto escondido, algo que haremos con seguridad.

LA AUTORA



María Oruña (Vigo, 1976), gallega de padre cántabro, desde pequeña visita con frecuencia Cantabria. Allí ha ambientado Un lugar a donde ir y su novela anterior, Puerto escondido (Destino, 2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, el francés y el catalán. En ambas novelas los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado el cariño de miles de lectores. Oruña es abogada y actualmente compagina esta profesión con la escritura. Ya está trabajando en su próxima novela.




ARGUMENTO

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia. 

Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval. 

Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

MIS IMPRESIONES

En la Mota de Trespalacios, una construcción medieval circular poco conocida hasta para los que habitan en la zona, aparece el cadáver de una mujer vestida con un traje medieval. Tanto su apariencia como por la forma en que está colocada parecen indicar que el asesino ha sido concienzudo con la puesta en escena y que parezca una princesa medieval no es precisamente fruto del azar.

Cuando Valentina Redondo y su equipo llegan al lugar son casi inexistentes las pistas e indicios que la forense y los de criminalística les van a suministrar para empezar a indagar, ya que nadie parece haber visto nada y al margen de las peculiaridades del escenario y la indumentaria de la víctima, lo único que se ha podido encontrar es una moneda antigua entre las manos de ésta. Pero el de la princesa medieval, como han dado en llamarla, no va a ser el único asesinato.

Al mismo tiempo Oliver, la pareja de Valentina Redondo, está intentando localizar a su hermano desaparecido hace tiempo. Una llamada perdida es lo único de lo que dispone para tratar de averiguar su paradero.

Si lo que te he contado hasta este momento no te parece suficiente y quieres saber más no te va a quedar más remedio que leer Un lugar a donde ir.

Vaya por delante que yo no había leído Puerto escondido, la anterior novela de María Oruña, por lo que os puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que para disfrutar de Un lugar a donde ir no es en absoluto necesario haber leído la primera.

Por lo que sé, y he podido apreciar, Puerto escondido es una novela autoconclusiva, de la que Un lugar a donde ir sólo "hereda" algunos de sus personajes y la historia que da continuidad a éstos, pero os puedo asegurar que la autora nos da los suficientes datos de estos personajes heredados para que los conozcamos y nos pongamos en situación sin necesidad de leer la anterior novela y sin tener la sensación de que nos hemos perdido nada por no hacerlo. Eso sí, os aseguro que posiblemente sintáis la necesidad de leerla para saber que aquello a lo que hacen mención que pasó y no se nos cuenta en ningún momento, ya que la autora se ha cuidado muy mucho de desvelar dato alguno que pueda descubrir nada y chafar su lectura.

Yo tampoco os voy a contar mucho de Un lugar a donde ir, ya que a nada que se hable de más puedes revelar más de la cuenta.

Mediante tres voces, una de ellas en primera persona y con un carácter intimista, y otras dos en las que se vale de un narrador omnisciente, María Oruña nos presenta una novela que se desarrolla en tres planos temporales, una herramienta que utiliza con habilidad captando fácilmente la atención del lector.

La manera en que se inicia Un lugar a donde ir logra suscitar nuestro interés desde el primer momento, aunque no es una novela de un ritmo trepidante. De hecho hubo algún momento en que me dio la impresión de que perdía fuelle, como en esos pasajes en que, para mi gusto, se extendía en puntos que aunque eran bastante interesantes y estaba claro que se había documentado mucho y la habían entusiasmado, a mi me dio la impresión de que la narración perdía algo de ritmo. Eso sí llegado un momento, empezó a remontar y alcanzar un ritmo y una tensión que iban creciendo sin decaer hasta el final, a la vez que nos ofrece un desenlace y una resolución del caso impecables, en los que nada es porque sí, y se sustentan de manera consistente en los acontecimientos relatados.

Hay que reconocer que María Oruña sabe elegir los escenarios, unos escenarios poco comunes, que llaman la atención y que te llevan a indagar sobre ellos. Por lo menos en mi caso, durante la lectura en más de una ocasión que fui a "San Google" a buscar esos lugares que tenían que ser extraordinarios.

No cabe duda que se ha documentado no sólo en lo que respecta a los escenarios a los que logra trasladarnos sin dificultad (aunque alguno de ellos no lo conociera de primera mano), sino sobre otra serie de temas y de aspectos de la novela que aunque nos puedan parecer insólitos la autora en el encuentro que tuvimos con ella nos dijo que están contrastados, haciéndolo de forma cuidadosa y concienzuda.

El título de la novela, como podremos comprobar a lo largo de la lectura, no está puesto al azar. Un lugar a donde ir aparece en distintas ocasiones a lo largo de la novela siendo el refugio, el lugar, la meta, el destino, lo que los personajes de la novela buscan en la vida, tal y como nos sucede a todos nosotros. Un título que, como algunas otras que vamos a encontrar en la novela, nos llevará a la reflexión.

En conclusión, Un lugar a donde ir es una novela muy entretenida, con una estructura compleja pero cuya lectura no resulta dificultosa, que sabe captar la atención del lector, y un suspense bien dosificado, yendo a más según avanza la novela, escrita con un estilo cuidado y claro, en que la narración y los diálogos, algunos de ellos con unos toques de fino humor que nos sacarán más de una sonrisa, se alternan en una proporción adecuada, con una excelente ambientación, y ensamblando con habilidad las piezas consigue desenlace final que la hace subir muchos puntos.