Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta lectura simultánea. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lectura simultánea. Mostrar todas las entradas

jueves, 17 de diciembre de 2015

DIAMANTE AZUL - Care Santos


Hacia tiempo que tenía pendiente leer una novela de Care Santos. Había hecho una intentona con una novela anterior suya, pero está claro que aquel no era a su momento y aunque me he propuesto volver sobre sus páginas y concluir su lectura, todavía no ha ocurrido, así que en cuanto supe que publicaba una nueva novela con un título tan atractivo, busqué su portada y sobre qué trataba. Ahora sí que lo tenía claro, era una buena oportunidad para leer y conocer a la escritora Care Santos.

LA AUTORA

Care Santos es escritora y crítica literaria española nacida en Mataró el 8 de abril de 1970. Cursó Derecho y Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, pasando a ejercer después como periodista en medios como Diari de Barcelona, ABC y El Mundo. Fue fundadora de la Asociación de Jóvenes Escritores Españoles, de la que llegó a ser presidenta, y coordinadora del prestigioso sitio web de crítica literaria La tormenta en un vaso.

Como escritora ha publicado especialmente en lengua española, habiendo sido traducida a media docena de idiomas. Ha recibido gran cantidad de premios tanto de novela (finalista del Primavera y ganadora del Ateneo Joven de Sevilla) como de relato (premio Ciudad de Alcalá, premio Ana María Matute y premio Alfonso Cossío, entre otros). Sin embargo, es como autora de narrativa juvenil como ha brillado especialmente, ganando los premio Gran Angular y Edebé, entre otros.

ARGUMENTO

"Después del paréntesis de Deseo de chocolate, novela fragmentaria y de ambientación histórica lejana, Care Santos vuelve a la línea novelística que le ha valido su mayor éxito, la de Habitaciones cerradas, con más de 25.000 ejemplares vendidos. Diamante azul nos sumerge en el pasado familiar y de la ciudad de Barcelona, en una época, las primeras décadas del siglo XX, en que el esplendor de la burguesía se contrapone a la convulsión social que se vivía en la ciudad.

«Le gustaba cómo la miraba, con unos ojos de un azul tan transparente que parecía posible vislumbrar algo detrás de ellos. A veces se lo preguntaba; Teresa Marquès se preguntaba qué podía haber detrás de unos ojos como los de su marido (¡su marido! ¡pero qué gracia!): ¿quizás había un pasado? ¿un futuro, un olvido y un destino? Teresa no era capaz de encontrar la respuesta, pero le daba lo mismo, porque aquel azul era como para pintarse la vida entera con él. Una vida Azul Silvestre. La que por fin había llegado.»".


MIS IMPRESIONES

Teresa Pujolá era una mujer con una personalidad tal y una vida lo suficientemente interesante como para que su nieta Care Santos se sintiera apasionada por ella y tuviese la necesidad de indagar y escribir la historia de su familia. Una historia que abarca casi 200 años y en la que además de todo lo relativo a la saga familiar vamos a ser testigos de una época y de los cambios sufridos en este período por la sociedad.

Una historia de lucha, desgracias, traiciones, secretos, amores difíciles, lucha, tesón, pasión, arrojo, maldiciones, esperanza, lealtad, engaños. Un relato que nos mantendrá pegado a sus páginas desde el mismo principio, aunque ese comienzo se nos pueda hacer un poco cuesta arriba por la estructura que Care Santos ha elegido para contárnosla, pero esa sensación no nos durará mucho, pronto nos habremos habituado, siendo un aliciente más.

Diamante Azul es un homenaje a Teresa Pujolá, la abuela de la escritora, una mujer fuerte, apasionadaavanzada a su tiempo, que no entiende que por el simple hecho de ser mujer el destino la excluya del negocio familiar, mientras su hermano que ni quiere, ni tiene agallas para ello, sea el elegido, una mujer que no se resigna a lo que la vida la tiene deparado y no duda en coger las riendas de su vida. Pero también es la historia de una saga familiar, en la que Care Santos ha conjugado con maestría la realidad y la ficción.

La novela empieza con la visita de Teresa Pujolá a su padre en su lecho de muerte aprovechando que su madre no se encuentra en casa para despedirse de él.

El reloj que nunca da la hora que debe y siempre suena anunciando la muerte ha advertido lo que está por llegar.

Un buen punto de partida que siembra en el lector la curiosidad suficiente para querer conocer la historia que Care Santos quiere contarnos.

A partir de este punto iremos conociendo la historia de forma fragmentada, en la que la mayor parte de la novela se va a concentrar en los inicios del siglo XX y Teresa Pujolá, pero también hay otras parates de esta historia que vamos a ir conociendo en los continuos saltos hacia atrás y hacia delante, en un período de tiempo que abarca desde el siglo XVIII hasta el primer cuarto del siglo XX, aproximadamente, todo ello sin un orden establecido. Unos saltos que van poco a poco conformando todo el cuadro hasta completar el total de la historia, sin dejar ningún cabo suelto.

En Diamante Azul además de una saga familiar, podremos encontrar una novela de tintes costumbristas, ya que vamos a ser testigos, además de la evolución de esta familia de la que hasta el apellido acaba por transformarse aunque sea levemente, de todos los cambios que se van produciendo a través del tiempo en los escenarios donde transcurre la historia. Sobre todo en esos finales del siglo XIX y principios del siglo XX con la expansión de la zona industrial de Mataró, con las diferencias sociales, los nuevos ricos, con una clase burguesa, una sociedad y unas normas sociales que se regían por la moral que dictaban las autoridades eclesiásticas y la religión, con las revueltas de los trabajadores, la lucha por mejores condiciones laborales, los matrimonios concertados en donde los novios poco opinaban, la forma de vestir de las mujeres "decentes", la irrupción de algunos inventos en las fábricas, los autómatas, los primeros pasos del cine en Barcelona, la apertura de las primera salas, etc.

Una novela en la que también va a estar muy presente la música con Eusebio Fort el afinador de pianos, profesor de música y con un pluriempleo como pianista en la sala de cine, mientras se proyectaban las películas mudas, y supliendo con su interpretación las emociones de los actores; o la cocina y la comida con esa sopa de tomillo que Margarita aborrecía, o la crema de San José que pasó de ser un postre que en la familia se comía en las celebraciones a que Margarita, tan aficionada a ella, buscara cualquier ocasión para tomarla.

Uno de los puntos fuertes de esta novela son los personajes (bastante numerosos, entre otras cosas debido al amplio período de comprende) desde los que tienen más protagonismo hasta los secundarios, todos están perfectamente dibujados y es fácil hacernos una idea fiel de como son. Es fácil adivinar la fortaleza y determinación de Teresa Pujolá; el egoísmo. la maldad y la forma de ser insufrible de Margarita Gomís; la falta de "energía" de Florián, un hombre trabajador al que le gusta lo que hace, pero al que más de una vez dan ganas de zarandear; Silvestre, un hombre emprendedor, que crea un negocio gracias a su tesón, esfuerzo y trabajo; Teresa Marqués una mujer, curiosa y con inquietudes intelectuales, cariñosa, muy enamorada y que trata a los hijos de Silvestre como si fueran propios;  y así podría ir enumerando a todos y cada uno de los personajes que habitan esta novela.

Mención especial, para mi, merecen las mujeres que aparecen en esta novela, mujeres con gran personalidad y que se esfuerzan por aprender y por saber, la mayoría de ellas, logrando tener unos conocimientos superiores a los de las mujeres de esa época.

También vamos a encontrarnos cosas curiosas en esta novela, como todo lo que tiene que ver con el negocio tintorero de aquella época, cómo funcionaba, cómo se obtenían los colores, el arte del teñido y el descubrimiento del primer tinte sintético, y que a mi me ha encantado conocer; o la historia del reloj que he mencionado al principio y que existe en realidad hallándose en casa de una prima de la escritora; o la historia de un hombre, en la novela Joseph Pujolar, que se casaba todos los años en la misma fecha después de haber enviudado y haber heredado, y que está basado en unas anotaciones que encontró la escritora cuando se estaba documentando para la novela.

Care Santos utiliza un lenguaje cuidado, fluido, capítulos cortos que saltan de una época a otra dejándote con la intriga y con necesidad de saber, y que ayudado por los diálogos y el misterio le dan todavía más agilidad si cabe a la novela, y unido a una estupenda ambientación, crean una lectura atractiva, adictiva y muy entretenida.

Ha sido mi primer acercamiento a esta autora y seguro que no será la última.



jueves, 26 de noviembre de 2015

LA CARICIA DE TÁNATOS - María José Moreno


Hace unos meses cuando nos encontramos El buho entre libros y yo en uno de esos encuentros a los que nos suelen invitar, nos encanta ir y coincidimos en múltiples ocasiones, hablando de libros, como no, salió a relucir esta novela de María José Moreno y me comentó que era una lectura que merecía mucho la pena. Por eso cuando este verano se puso en contacto conmigo María José ofreciéndome su novela que iba a salir a la venta en papel (en digital ya llevaba tiempo en el mercado), no lo pensé dos veces y acepté de inmediato.

LA AUTORA

María José Moreno nació en Córdoba en 1958. Escritora, psiquiatra y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba, se inicia en el ámbito de las publicaciones con artículos científicos y libros en el campo de la psiquiatría. En el año 2008 irrumpe en la literatura de ficción, con un relato titulado Cosas de Catedráticos, que fue galardonado con el Cuarto Accésit en el II Certamen Internacional de Relato Breve de la Universidad de Córdoba. El año 2010 queda finalista en el Certamen de Novela por entregas (ediciones Fergutson), con su novela Vida y milagros de un ex, que en 2011 fue publicada en formato digital. En 2012 publicó Bajo los tilos, novela que se ha mantenido entre los primeros lugares en los top de ventas de las plataformas digitales más importantes (Amazon, Grammata, Fnac) y que sería publicada en papel en enero de 2014, bajo el sello editorial Vergara del grupo Ediciones B. En mayo de 2013 publica La Caricia de Tánatos en formato digital, y ahora la ha visto publicada en papel por la Editorial Versátil, esta novela es la primera parte de una trilogía y no tendremos que esperar mucho para las siguientes entregas de la saga.

ARGUMENTO

"Una coincidente cadena de sucesos viene a enturbiar la rutinaria y tranquila existencia de la psicoterapeuta Mercedes Lozano.

Inquietantes llamadas telefónicas anónimas y cartas; el inicio de una relación afectiva con Miguel Vergara, un psiquiatra que ejerce de médico forense, con una traumática infancia de la que no termina de desprenderse; un complicado tratamiento psicoterápico de una paciente, Marina Daroca, y la aparición en escena de un hombre que solicita su ayuda profesional y cuya mirada «hiela la sangre», ponen su vida boca abajo y la sitúan al borde del precipicio emocional".

MIS IMPRESIONES

Qué difícil es cuando te enfrentas a escribir sobre una novela que te ha hecho sentir tanto, que te ha calado tan hondo, que te ha hecho plantearte tantas cosas mientras leías, y además sobre un tema tan duro como son los malos tratos. Sí, malos tratos así en general.

Hay muchas maneras de maltratar a las personas, y algunas de ellas seguro que nos cuesta aceptar que puedan existir pero ahí están, y lo que es peor todavía es que algunas ni si quiera dejan marcas aparentes, sus huellas no se ven, no son heridas físicas que se pueden llegar a curar o cerrar con relativa facilidad. Las peores heridas son las que no son a base de golpes sino que son las que se quedan dentro, que van minando a las personas, las que poco a poco van anulando, las que van destruyendo a la víctima y provocando unas "lesiones irreparables", y que a veces, los maltratadores sin tocar un pelo si quiera a su víctima acaban con su vida.

Y es que está claro que cuando se habla de malos tratos lo primero que nos viene a la cabeza son esas mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex-parejas que no paramos de ver en las noticias, o esos casos de niños que también saltan a las páginas de los diarios o a las pantallas de televisión por los daños físicos que sus padres o las parejas de sus progenitores les han causado, y que hasta en algún caso han llegado a acabar con sus vidas, pero nada trasciende de esos otros malos tratos.

Y de esos malos tratos es de los que se hace eco en La caricia de Tánatos, María José Moreno. Ese rechazo y falta de cariño de una madre hacia su hija, las acciones y la forma de comportarse de un padre hacia su hijo, de un jefe hacia un empleado, los abusos de un menor por parte de un progenitor, los que pueden realizarse como venganza de un hijo hacia quien le dio la vida y que lleva a dar el paso definitivo, el de un narcisista, ególatra, egoísta que anula, manipula y aniquila a esa víctima que elige con sumo cuidado.

Está claro que María José Moreno conoce de lo que habla y precisamente su profesión creo que ha sido crucial a la hora de dar forma a los personajes de esta novela y su manera de mostrárnoslos. Unos personajes cuya fotografía psicológica está magníficamente trazada y que, para mi gusto, es uno de los puntos fuertes de esta novela, y a través de los cuales vamos a ver y conocer todas esas formas de maltratar a las personas, porque en esta novela las víctimas no son sólo mujeres, también hay hombres y niños entre ellas.

Además, María José sabe transmitir esta fotografía sin grandes alardes de sus conocimientos. Lo hace de manera sencilla, de forma que el lector se acerca a los personajes de forma natural y va percibiendo sus cambios, su manera de mostrarse, su sufrimiento y también de querer protegerse aunque en realidad sólo sea una ilusión y verdaderamente lo que se están es engañando, en el caso de las víctimas; y también todas las argucias y cómo funciona esa mente perversa en el caso del verdugo.

El lector va a sufrir con estos personajes, se le va a hacer un nudo en la garganta, se va a revolver en la silla ante ciertas situaciones, se va a indignar y le darán ganas de gritar y zarandear a los que sufren para ver si les hacen reaccionar o para que le escuchen y así poder ayudarles. En el caso del maltratador seguro que afloran nuestros más bajos instintos.

A través de un lenguaje ameno, sencillo, que nos envuelve, Maria José Moreno va creando un thriller psicológico que tiene su punto de misterio y en el que crea una tensión que sabe como mantener mientras vamos leyendo, tanto con lo que está escrito como con lo que el lector imagina que puede haber detrás de las palabras, no pudiendo mantenerse al margen ni ajeno.

En La caricia de Tánatos existen varias tramas que se van entretejiendo y encajando de manera impecable. Por un lado está la historia de Mercedes y su faceta profesional, su historia familiar, la relación con su madre y sus hermanos, sus amigos, también los primeros pasos de una relación un tanto difícil y hasta podríamos decir que un punto tóxica, con Miguel, que será el hilo conductor de toda la historia y que será la que enlace con las otras entregas de la saga. Por otro, la historia de una de sus pacientes, Marina, y su relación con Marcos.

Esta novela está narrada en primera persona por Mercedes que es la principal protagonista, aunque compartirá la narración con Marcos, que también en primera persona nos hará partícipes de su pasado y seremos espectadores privilegiados (ya que nos vamos a vivir desde dentro de su mente y ver desde su prisma) de su relación con Marina.

La caricia de Tánatos es un libro duro de leer por lo que cuenta, no por su forma de hacerlo, vamos a poder conocer el maltrato desde diferentes ángulos (el maltratado y el maltratador) y todo ello de forma sencilla, con un lenguaje fluido y con una narración que nos hace implicarnos y nos engancha de principio a fin.

A mi no me queda más que recomendarla y os aseguro que no os arrepentiréis de su lectura.

FICHA DEL LIBRO

Otras novelas de María José Moreno:

jueves, 12 de noviembre de 2015

EL PASAJERO 23 - Sebastian Fitzek


De pronto alguien en Twitter menciona ¿lo leemos a la vez? y unas cuantas alarmas se encienden en unos cuantos lectores. Lo siguiente es preguntar: ¿de qué libro hablamos?. A continuación ya la tenemos liada, se intenta ponernos de acuerdo en fechas y se busca "etiqueta" (me he propuesto erradicar la palabra hashtags, que para eso tenemos una palabra en español), y sólo queda esperar al día señalado para empezar a leer tod@s junt@s y empezar a "quemar las redes". 

Así fue como llegué a este libro y a este escritor del que todavía no había leído nada y no ha estado nada mal.

EL AUTOR

Sebastian Fitzek (1971) estudió Derecho. Antes de dedicarse a la escritura, trabajó como periodista, editor y director de programación para varias emisoras de radio. También ha desarrollado programas de televisión, y actualmente es socio de una de las más importantes consultorías alemanas para la industria radiofónica.

ARGUMENTO

Martin Schwartz, psicólogo de la policía, perdió hace cinco años a su mujer y a su hijo durante unas vacaciones en el crucero Sultan of the Seas. Nunca se supo con certeza lo ocurrido. Martin no ha logrado recuperarse y busca refugio en su trabajo como agente encubierto en operaciones suicidas.

En el transcurso de una misión, recibe la llamada de una anciana dama algo extravagante, que se presenta como autora de novelas de suspense. La mujer afirma que existen pruebas relacionadas con la desaparición de la familia de Martin, y urge a este a que vuelva a embarcarse en el Sultan. Él, que había jurado no volver a poner un pie en un barco, acata sus indicaciones y se entera de que una niña desaparecida semanas atrás en el Sultan ha aparecido… con el osito de peluche del hijo de Martin bajo el brazo.

Un crucero es una pequeña ciudad en la que todos los años desparecen decenas de pasajeros: el lugar para el crimen perfecto.

MIS IMPRESIONES

Según algunos estudios cada año desparecen decenas de pasajeros de cruceros sin dejar rastro, incluso en los años 2011 y 2012 hubo hasta 55 personas desaparecidas. Este hecho pasa desapercibido para la mayoría de la población ya que es importante para los promotores de cruceros y para las navieras que así sea, pero importantes bufetes de abogados de Estados Unidos parece que se han especializado en representar a las víctimas de los cruceros, lo que nos ayuda a hacernos a una idea de lo importante que es el tema. También existen páginas web en las que se organizan las víctimas y hasta hay una organización que exige la creación de una especie de policía del mar.

Está claro que a Sebastian Fitzek se le ha ocurrido un buen escenario para situar una novela negra, de intriga y de misterio.

En  El pasajero 23 nos encontramos con Martin Schwartz un policía que no ha superado la pérdida de su mujer y su hijo, lo que le ha llevado a un punto de autodestrucción, arriesgándose cada vez más en su trabajo y participando en aquellas misiones más peligrosas en las que no le importa jugarse la vida, arriesgándose más de la cuenta y a veces hasta incumpliendo órdenes por las que podría ser sancionado, aunque si lo llegan a hacer ¿quién va a ser el que se juegue otra vez el pellejo?.

Tras una de esas misiones "suicidas" Martin recibe una llamada telefónica a la que responde muy extrañado ya que, salvo contadas excepciones, nadie tiene ese número de teléfono. ¿Qué desconocido ha podido llegar a él en ese número?. Pero su extrañeza y curiosidad irán en aumento cuando sepa que la persona que le llama es una anciana escritora que viaja en el mismo crucero en el que perdieron la vida su mujer y su hijo y le adelanta que tiene cierta información sobre el suceso que es de su interés y quiere compartir con él.

Parece que lo que les sucedió a la mujer y al hijo de Martin no es un caso aislado. Ha habido otras desapariciones en circunstancias similares y la repentina aparición de Anouk,, una niña que, junto con su madre, se había dado por desaparecida con síntomas de haber sido maltratada y que tenía en su poder un oso que había pertenecido al hijo de Martin, lleva a este último verse envuelto en estos sucesos e intentar esclarecerlos.

La trama, junto con el escenario elegido, me han parecido muy originales, al final un crucero no deja de ser una pequeña ciudad pero con algunas peculiaridades, ya que pese a tener todo lo que podemos encontrar en tierra firme no dejas de estar rodeado de agua por todas partes y no puedes huir de lo que acecha y, por si esto fuera poco, un barco carece de un sistema policial que se encargue de los delitos, con lo que la novela traslada al lector cierta sensación de que no se puede escapar, de claustrofobia, impresión que se acrecienta en ciertos pasajes de la narración.

Una trama que incluye a su vez subtramas, en la que no dejan de suceder cosas, donde hay giros y sorpresas constantes y donde muchas veces las cosas no son lo que parecen, que va y que vuelve con tal ritmo que a veces alguna de esas subtramas puede quedar en el olvido sorprendiéndote cuando la retoma.

Porque lo que este crucero esconde es mucho más que lo que en un principio puede parecer. Un lugar donde todo parece lujo, diversión, felicidad puede encerrar también personas que esconden el mal dentro de ellas, perversidad, negocios turbios y algunas otras cosas sin tanto glamour.

En cuanto a los personajes a quien mejor conoceremos es a Martín Schwartz, el principal protagonista, estando los demás al servicio de la trama y lo suficientemente trazados para situarlos en la acción.

El pasajero 23 es una novela que nos atrapará sin remedio de principio a fin, en la que la forma de narrar ágil y sencilla, los capítulos cortos, la gran cantidad de diálogo que contiene, la tensión narrativa, el ritmo que el autor imprime a la narración, los giros y las sorpresas no te darán tregua.

Si buscas una lectura que te proporcione buenos ratos de entretenimiento en una tarde con una novela que no te requiera excesivo esfuerzo y te asegure la intriga y las ganas de llegar hasta el final, no lo dudes, esta es la novela que estás buscando.

lunes, 27 de julio de 2015

LA LUZ QUE NO PUEDES VER - Anthony Doerr



Cuando nada o muy poco se había oído o leído sobre este libro, recibí un mensaje en mi correo electrónico ofreciéndome su lectura.

No se puede negar que el título llama la atención y su portada es atractiva, pero cuando me informé un poquito y vi que transcurría en la Segunda Guerra Mundial y la ocupación nazi, no tuve ninguna duda de que iba a decir que sí, que lo quería leer. Y es que hay escenarios o temas en los libros a los que me resulta muy difícil resistirme.

EL AUTOR

Anthony Doerr es autor de los libros de relatos Memory Wall y The Shell Collector, las memorias Four Seasons in Rome y las novelas About Grace y La luz que no puedes ver, finalista del National Book Award y que se ha convertido un best seller en Estados Unidos, con extraordinarias críticas. 

Las obras de Doerr han logrado varios premios, entre ellos cuatro O. Henry Prizes, el Barnes & Noble Discover Prize, el Rome Prize, el New York Public Library's Young Lions Award, el National Magazine Award for Fiction, tres Pushcart Prizes, dos Pacific Northwest Book Awards, tres Ohioana Book Awards, el 2010 Story Prize, considerado el más prestigioso premio de Estados Unidos para un libro de relatos y el Sunday Times EFG Short Story Award, el mayor premio del mundo concedido a un único relato. En 2007, la revista literaria británica Granta incluyó a Doerr en su lista de «Los 21 mejores novelistas estadounidenses». Vive en Boise, Idaho, con su mujer y sus dos hijos.

ARGUMENTO

"Marie-Laure vive con su padre en París, cerca del Museo de Historia Natural, donde él trabaja como responsable de sus mil cerraduras. Cuando, siendo muy niña, Marie-Laure se queda ciega, su padre le construye una perfecta miniatura de su barrio para que pueda memorizarla gracias al tacto y encontrar el camino a casa. A sus doce años, los nazis ocupan París y padre e hija tienen que huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo. Con ellos se llevan la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo.

En una ciudad minera de Alemania, el joven huérfano Werner crece junto a su hermana pequeña, cautivado por una rudimentaria radio que ambos encuentran. Werner se convierte en un experto en construir y reparar estos aparatos cruciales para los nuevos tiempos, un talento que no pasa desapercibido a las Juventudes Hitlerianas.

Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en guerra de Europa. Hasta que en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen. Y sus vidas cambien para siempre".

MIS IMPRESIONES

Esta novela ha supuesto para mí toda una sorpresa. No pensaba que me iba a encontrar lo que encierran sus páginas.

Son mucha las novelas que podemos encontrar que tienen como escenario la Segunda Guerra Mundial, novelas que me gustan y que no dudo en leer, pero hasta el momento no me había encontrado nada parecido a La luz que no puedes ver. En ella encontramos un enfoque totalmente diferente al que estamos acostumbrados a encontrar en las novelas que tratan sobre este tema.

En La luz que no puedes ver me he encontrado una novela original en varios sentidos. En la forma de enfocar la historia, en la forma en que está narrada, en que, sin ser una novela con un ritmo trepidante, te mantiene enganchada a sus páginas y, aunque posiblemente te gustaría que la acción transcurriera más rápido, sin embargo no quieres que sea así, quieres disfrutar de lo que te cuenta y cómo lo cuenta y descubres que tiene el ritmo preciso, el que la hace especial, porque además no dejan de suceder cosas.

Lo importante en La luz que no puedes ver no es el tema de la guerra, aunque indudablemente está ahí y todos los personajes se ven afectados por ella, sino los que la viven, como se tienen que enfrentar a ella, como se ven inmersos en unas situaciones y una forma de vida por la que nunca hubiesen sospechado que tendrían que pasar. Cómo se ven atrapados en esa sinrazón y cómo influye en sus vidas, y cómo son testigos de que esa misma guerra puede sacar lo peor y también lo mejor de las personas.

Anthony Doerr ha creado unos personajes muy reales, entrañables, que calan en el lector y, en muchos casos, con una ternura que los hace inolvidables.

Es imposible no quedar prendado de Marie-Laure, la joven ciega que es un ejemplo de superación, a la que le gusta saber y aprender aprovechándose de que su padre trabaja en el Museo Historia Natural y algunos doctores que trabajan en el museo le dedican su tiempo, sobre todo el doctor Geffard. También es importante para ella leer y devora los libros en braille que su padre le regala de Julio Verne.

O Werner ese muchacho huérfano que, junto con su hermana Jutta, vive con otros huérfanos y que sabe que su destino, como el de su padre y el de todos los habitantes de Zollverein será la mina y posiblemente morir en ella. Sin embargo, el hallazgo de una radio averiada junto con su don para arreglar cualquiera de esos aparatos que caiga en sus manos cambiará su futuro.

Dos jóvenes que viven una vida que no debiera haber sido la suya y que, cada uno a su modo, cada uno con sus limitaciones, tienen inquietudes, quieren saber, sienten curiosidad y se esfuerzan por aprender.

Me ha gustado mucho la forma de narrar del autor, esa forma por la que nos lleva a meternos en la piel de los personajes y a captar sus sensaciones. Somos capaces de contar alcantarillas y doblar esquinas, percibir los aromas que nos salen al paso, leer a Julio Verne pasando los dedos por el braile bajo la mesa de su padre en el Museo, o tocar y perdernos por los contornos de las casas de la maqueta, las piedrecillas, las conchas que Marie-Laure coloca y ordena o de cualquier objeto de cae en sus manos. O cómo era capaz de trasladarme a esas noches en que Werner y su hermana escuchaban aquellas narraciones que les llegaban en francés a través aquella voz que les atrapaba y con las que tanto aprendían; o lograba ser parte de Wener cuando se quedaba mirando los aparatos de radio averiados, y sometiendo a un intenso escrutinio todos sus cables y casi sin tocarlos sabía que había que hacer para repararlos.

Podría estar enumerando muchos escenas más, pero esta reseña se haría interminable. Es impresionante la forma en que el autor nos transmite sensaciones, escenas, imágenes, hechos, detalles sin explayarse, de forma precisa y certera, no sobra pero tampoco falta, realizando un retrato veraz, con una narración que en algunos casos llega a ser poética.

Como no podría ser de otra forma, ya que La luz que no puedes ver transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, es una historia dura, en ocasiones hasta brutal, pero a la vez es delicada, emotiva, bella.

El autor utiliza una estructura compleja de capítulos cortos en los que se van alternando la vida de los dos protagonistas, retrocediendo y avanzando en el tiempo continuamente, para que vayamos conociendo como han llegado hasta allí, para finalmente confluir las dos historias. Pero lejos de que este formato narrativo suponga un freno o una dificultad para el lector, lo que hace es dotar al relato de una gran agilidad además de propiciar una intriga que nos incita a querer avanzar en su lectura.

Espero poder haber transmitido con claridad todo lo que me ha gustado esta novela, lo que me ha transmitido y lo que os vais a encontrar en ella,  y así conseguir que os animéis con su lectura, pero es curioso que, con todo lo mencionado anteriormente, me haya costado tanto realizar la reseña y plasmar aquí mis impresiones. 


Hemos leído del autor



jueves, 25 de junio de 2015

PARIS 2041 - Ezequiel Szafir


Cuando desde la editorial se pusieron en contacto con nosotras para saber si nos animábamos a ser de los primeros en leer París 2041 y vimos la sinopsis y los avales que traía la novela, no nos lo pensamos mucho, estábamos decididas. Además nos anunciaban una lectura totalmente adictiva. Qué más puede pedir un lector.

Como veis era difícil resistirse a la propuesta.

EL AUTOR 


Ezequiel Szafir (Buenos Aires, 1971) es doctor en Psicología por la Universidad de Tilburg, Países Bajos. Es también licenciado por la facultad de Ingeniería de la Universidad Argentina de la Empresa. En 1996 se trasladó a Estados Unidos, donde cursó estudios de posgrado en negocios en la ADL School of Management (Boston College) y fue investigador en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Comenzó su carrera profesional como periodista free lance para los diarios Clarín y Ámbito Financiero, y publicó artículos en revistas locales e internacionales. 

En el mundo empresarial, ha sido consultor en las filiales de Arthur D. Little en Buenos Aires y Rotterdam, y en la de McKinsey & Co de Ámsterdam. Asimismo, se ha desempeñado como director de estrategia y operaciones de Nike Europa, vicepresidente de Liberty Global, socio en Deloitte Madrid y consejero director general de Grupo Cortefiel. Ha vivido en Estados Unidos, Países Bajos y España, y actualmente reside en Luxemburgo, donde trabaja como vicepresidente de Amazon Europa. Szafir es también autor de la novela Marina de Buenos Aires (2004).

ARGUMENTO

"París, año 2041. Una Europa dividida, y dormida, cae en manos de dictadores fascistas tras una década de depresión económica y radicalismo islámico. Tres amigos de la nueva Resistencia francesa luchan contra un régimen totalitario que reedita el pasado nazi.

Ambientada en un futuro incómodamente cercano, París 2041 es un canto al multiculturalismo que incluye los pilares de toda buena novela: intriga, romance, amistad, acción y una mirada nueva sobre una ciudad emblemática".

MIS IMPRESIONES

No es difícil por el título de esta novela que intuyamos donde y cuando se va a desarrollar la acción.

Ezequiel Szafir nos traslada a un futuro no muy lejano y nada halagüeño, en el que vuelve a repetirse, en cierto modo, la historia. Parece que la raza humana no aprende de sus errores y una y otra vez, con algunos cambios, vuelve a caer en los mismos derroteros.

En París 2041 nos vamos a encontrar que la Unión Europea ya no existe, ni tampoco su moneda, y que Francia es un país enfrentado con Alemania debido a temas económicos y a esa sensación de que gobiernan al resto de los países, que el resto tienen que bailar al son que toca, siendo éstos sus marionetas.

Francia se ha convertido en un país totalmente xenófobo, algo que viendo las noticias de hoy en día no resulta inverosímil, y para lo que la crisis ha sido un buen caldo de cultivo. Además aduciendo el bien, la defensa de los ciudadanos y a su seguridad, éstos se hallan bajo un sistema policial en el que se controlan y analizan todos sus movimientos.

Y es que según vamos leyendo París 2041 nos damos cuenta de lo que se nos propone en esta novela, en cierto modo, ya se ha vivido. París está bajo un gobierno con un gran líder, que con la excusa de la defensa de los derechos de los ciudadanos y su seguridad les ha privado de la democracia y ha dividido la ciudad en dos partes, dejando en lo que ha dado en llamar la Zona Libre, que ocupa los Distritos 18 y 19  a todos aquellos que no son franceses de "pura cepa", a los judíos que no disponen de dinero para pagar por seguir mantenido su domicilio en la otra zona, y a los que por diversos motivos deben mantenerse alejados.

Pero no por ser Zona Libre allí se goza de libertad, muy al contrario, para pasar a esa zona hay que ser portador de una tarjeta en la que debe constar toda la información, y una vez estés en esa parte de la ciudad vas a ser vigilado de cerca por esos drones que todo lo ven y lo escuchan.

Claro que en la otra parte de la ciudad no están mucho mejor ya que toda la información está manejada por el Gobierno. Todo está bajo su control. Allí los ciudadanos tampoco se escapan de los drones y de su férreo control, tan férreo como al que son sometidos las redes sociales o las nuevas tecnologías mediante las cuales pueden ser controlados hasta en sus lecturas, porque tampoco se puede leer lo que se quiera, también hay libros prohibidos (otra vez se vuelve a tener miedo a lo que hay en los libros), o el control de esa policía con el símbolo del partido tatuado en la mano (en muchos casos junto con la esvástica), metidos en sus trajes de neopreno que parecen tener sólo músculo y ni una gota de cerebro, quedando muy claro que es lo que se espera de ellos.

Además, el FL1 es el único canal de televisión que se podía ver, y que además de emitir noticias continuamente, transmite los discursos de una hora de duración en la franja de mayor audiencia, del Comandante de la Francia Libre, unos discursos totalmente propagandísticos, con la información manipulada, en los que se le dice a la población justo aquello que esta quiere oir y lo que conviene transmitir desde gobierno, siendo además unos discursos completamente convincentes. Alguno de estos discursos son parte de la novela y merecen una lectura tranquila por parte del lector y una posterior reflexión, y seguramente no podremos evitar un escalofrío.

Pero no todos están de acuerdo en como se están desarrollando los acontecimientos, como ya sucediera en épocas pasadas de la Historia, existe la Resistencia. Una red que opera a uno y otro lado de París, integrada por personas de diferentes grupos que luchan por la liberación y para que la democracia vuelva a instaurarse. 

La verdad es que París 2041 nos lleva a la reflexión de hacia donde va nuestra sociedad, a qué medios se ponen para no llegar a lo que esta novela nos propone, a pensar en que se está confundiendo la sociedad y aquellos por los que estamos gobernados. Pero también sobre la manipulación de los medios de comunicación.

Nos incita a pensar sobre la dependencia que tenemos a veces de las nuevas tecnologías y como se nos olvida dedicarnos un rato de atención, de charla, de sentir cerca a los otros, a un rato de conversación delante de un café o una cerveza.

París 2041 resulta una lectura muy ágil, muy rápida, y aunque en un principio pudiéramos pensar que va a tratarse de una lectura con una acción trepidante no es así hasta prácticamente el final de la novela, y tampoco lo es en exceso.

Lo que sí transmite muy bien Paris 2041 es esa sensación de vigilancia, de opresión, de casi sometimiento y las ansias de algunos de cambiar las cosas, de ser verdaderamente libres.

No quiero acabar sin dejar de señalar que, aunque son poco los años que nos faltan para llegar a la fecha propuesta en la novela, si esperaba que tal y como avanzan, nos pudiéramos encontrar muchos más cambios tecnológicos que influyeran en la sociedad, aunque comprendo que no es especialmente a donde va dirigida la novela, que lo que sí nos propone es una crítica al abuso de la tecnología y lo que propone es que no seamos esclavos de esta y no nos olvidemos del placer de leer las páginas de un libro de papel o el simple hecho de tomar un lápiz y anotar en una libreta.

También me ha quedado la sensación de que me faltaban cosas, de que necesitaba, en algunas partes de la novela, conocer más datos.

Tampoco he entendido muy bien en cuanto al comportamiento de los protagonistas, ni la historia de amor que se nos propone, así como la decisión final que toman como integrantes de la Resistencia y que se han estado jugando la vida continuamente, ese cambio tan drástico en su determinación.

Pese a estos puntos señalados anteriormente París 2041 ha sido una buena lectura, rápida, ágil, que logra transmitirnos su atmósfera estupendamente y que nos lleva a la reflexión. Un futuro que fácilmente podría convertirse en realidad.




jueves, 18 de junio de 2015

PEZ EN LA HIERBA - Ángel Gil Cheza





De Ángel Gil Cheza ya había leído sus dos anteriores novelas: hace un año aproximadamente El hombre que arreglaba las bicicletas y hace unos meses La lluvia es una canción sin letra, dos novelas muy distintas entre sí y de géneros totalmente distintos. Así que cuando me ofrecieron Pez en la hierba que se anunciaba como novela negra, no me lo pensé mucho y acepté la oferta, a ver como afrontaba el autor este nuevo cambio de registro.

EL AUTOR

Ángel Gil Cheza nació en Vila-real en 1974. Es licenciado en Humanidades y máster en Edición. Con solo catorce años era baterista del grupo hardcore-punk Mala Hierba. En esa misma época fundó el fanzine de contenido crítico Sátira Coenta. En los años noventa ofreció más de doscientos conciertos como cantautor en centros y movimientos sociales. Actividad que dio como resultado la casete Futuro (Comú), con repercusión internacional, y el disco autoeditado Con la miel en los labios. 

Es autor de las novelas El hombre que arreglaba las bicicletas, con buena acogida entre la crítica, y La lluvia es una canción sin letra, tercer ebook más leído en 2013 según Babelia de El País. 

Actualmente trabaja como editor y creativo en PAPEL MOJADO //projects; desempeña el puesto de editor digital en la revista académica kultur e integra la formación musical Bonjour Potemkin junto a su pareja, la violonchelista Lluïsa Ros Bouché. Es padre, tiene un perro y un huerto. 

ARGUMENTO

"Miquel Ortells es un editor que regresa a su pueblo natal, Vila-real, para cuidar de su padre, convaleciente tras un ataque al corazón, en la casa que la familia posee en un pequeño bosque junto al río. Allí se enfrenta, catorce años después, a los viejos problemas que le empujaron a marchar; en especial, el divorcio de sus padres enturbiado por el asesinato de dos niñas de trece y diecisiete años.

Ainara Arza es una escritora navarra a la que Miquel ayuda con su última novela. Juntos comienzan a investigar lo que ocurrió a aquellas chicas y, a pesar de sus contradicciones y luchas internas por evitarlo, se enamoran durante aquel frío otoño.

Una leyenda local sobre una gran cueva que atraviesa todo el municipio y llega hasta el río, en el boscaje; un misterioso túnel que forma parte del trazado de la desaparecida acequia del Diablo, de origen romano; y el fútbol femenino, invisible por los intereses ocultos de los más altos estamentos de este deporte, se entrecruzan en el eje de este envolvente relato".


MIS IMPRESIONES

Pez en la hierba empieza con un prefacio impactante, con mucha intensidad, con unos sucesos que no nos dejan indiferentes. Uno de esos comienzos de novela, que pese a su dureza, nos atrapa, nos incita a seguir leyendo, a querer conocer la historia que Angel Gil Cheza quiere contarnos.

La  novela está divida en tres partes a lo largo de las cuales conoceremos a Miquel, un editor que regresa a su pueblo para cuidar a su padre que acaba de sufrir un ataque al corazón, y nos adentraremos en unos tristes hechos que ocasionaron la fractura de su familia y su marcha de Vila-real.

La estancia de Miquel en el pueblo se prolonga más de lo que en principio pensaba, quizás porque ahora que se ha separado de su mujer (y no tiene ningún interés en que la noticia se conozca) tampoco tiene mucha prisa por volver, así que con pretexto de no querer dejar a su padre hasta que no esté recuperado se instala con éste en su casa.

Esta convivencia, en un principio, hace patente el distanciamiento existente entre padre e hijo que ni siquiera son capaces de comer juntos, a la misma hora, un distanciamiento debido quizás a aquellos hechos fatídicos que les cambiaron la vida, o quizás era anterior y aquello fue sólo el detonante.

Me ha gustado esta historia de encuentros y desencuentros entre Pasqual y Miquel, ese ir conociéndose poco a poco, desconfiando a veces, para volver a acercarse, esa manera en la que asumen sus papeles, aunque a veces es como si también se los intercambiaran, una relación en la que terminan entendiéndose, comprendiéndose e intentan recuperar todo lo que ambos han perdido.

Aunque en un primer momento podamos pensar que se trata de una novela negra o policíaca, no es sólo eso, ya que son muchos los temas que van a tener cabida en esta novela: el mundo literario, las relaciones entre padres e hijos, el maltrato, el abuso, la violencia de género, la maldad, el mundo y el negocio del fútbol, el fútbol femenino, una leyenda local presente en la trama, una historia "de amor".

Y es que todos estos temas se tocan en las diversas subtramas y en la trama principal en la que todas convergen, que no es otra que el intento de Miquel de investigar y poner en claro que fue lo que realmente sucedió años atrás cuando dos adolescentes fueron halladas muertas, y saber que fue lo que en realidad sucedió y cual fue el motivo por el que, en un primer momento, se sospechó de su padre. Una investigación que se resolvió y cerró de una forma un tanto "artificial".

Me ha resultado muy curioso que Miquel realiza esta investigación, con la ayuda de una escritora, como si fueran a escribir una novela, fijándose donde el lector pondría en tela de juicio la trama, donde pensaría que algo no funcionaba y escudriñando lugares y documentos como si estuviera realizando una labor de documentación para escribirla.

También me ha gustado mucho como el autor ha introducido en el argumento el trabajo de escritura de la novela por parte del autor y su posterior labor de corrección y edición de la mano de Miquel, pudiendo descubrir como es ese proceso en una novela antes de que llegue a nuestras manos.

En cuanto a los personajes no todos me han gustado por igual, aunque creo que desde el principio tuve claro que mi favorito era Pasqual. Ese hombre con luces y sombras, al que vamos conociendo poco a poco y de cuya evolución vamos a ser testigos. Como va tejiendo esa relación con su hijo, prácticamente nula al principio, como se va acomodando a él hasta llegarle a hacer entender cuales han sido siempre sus sentimientos aunque no ha sido capaz de demostrarlos. Aunque en menor medida también me ha gustado el personaje de Miquel y con quien no he sido capaz de conectar, ya que ni siquiera he sido capaz de entenderla, ha sido con Ainara.

El resto de los personajes me han dado la sensación de que pasaban por ahí.

Distinto es el caso del señor Ramón un personaje nauseabundo y deleznable en el que se condensa tanta maldad y tal cantidad de actos repugnantes, y que tan bien nos transmite Angel Gil Cheza, que logra que sin ningún esfuerzo sintamos repulsión hacia él.

Está claro que también Vila-real tiene un papel importante en esta novela, de la que el autor nos pinta un buen retrato con su industria azulejera, su pasión por el fútbol y esa gran cueva y túneles que atraviesan la ciudad. Y precisamente aquí es donde para mí ha perdido la novela, ya que en esa última parte en la que se enreda Miquel tratando de comprender y explicando todo ese entramado de túneles, para mi gusto hace perder ritmo a la novela. Además, reconozco haberme liado mucho con sus descripciones de las acequias, los túneles y las cuevas, pese a haber consultado en más de una ocasión el plano que se adjunta al final de la novela.

En líneas generales la lectura de Pez en la hierba ha resultado una lectura muy agradable. Además de todo lo anteriormente expuesto, siempre es un placer poder disfrutar de una prosa tan especial como la de Angel Gil Cheza, de ese lenguaje cuidado con el que plasma de forma tan acertada lo que nos quiere transmitir.

No quiero que esto os aleje de adentraros en la obra de Ángel Gil Cheza, ya que es totalmente algo subjetivo y como suelo decir, no a todos las mismas lecturas nos proporcionan las mismas sensaciones, ni siquiera a uno mismo una misma novela leída en dos momentos diferentes, a veces, nos produce la misma sensación.




martes, 12 de mayo de 2015

LISTADO DE PARTICIPANTES EN LA LECTURA DE PARIS 2041, DE EZEQUIEL SZAFIR




Como el otro día os comentábamos, de manera totalmente improvisada, un@s cuant@s lector@s que habíamos recibido París 2041 organizamos una lectura simultánea de manera que iríamos colgando en Twitter nuestras impresiones según fuésemos avanzando en el libro con la etiqueta #Paris2014. Puedes consultar como vamos a hacerlo AQUI

HOY DÍA 12 DE MAYO EMPEZAMOS

Por si queréis seguirnos os dejo el listado de los que vamos a participar.

Laky - Libros que hay que leer (@LAKYlibros)
Mari Carmen - Adictos a los libros (@Mcms1987)
Manuela - Entre mis libros y yo (@entremilibrosyo)
Albanta -  Adivina quien lee (@adivinaquienlee)
Tatty - El universo de los libros  (@universolibros)
y nosotras - De Lector a Lector (@deLectorALector)

Si alguien falta en este listado o se anima no tenéis más que decirlo para estar atentos, también, a vuestros comentarios


miércoles, 6 de mayo de 2015

LECTURA SIMULTÁNEA PARIS 2041



Esta mañana, en un momentito y como quien no quiere la cosa, mientras comentábamos en Twitter que algun@s habíamos recibido este libro , hemos pensado que podíamos leerlo junt@s.

Como necesitamos poco para animarnos, se nos ha ocurrido organizar una lectura simultánea por Twitter que comenzaría el 12 de mayo, utilizando la etiqueta #Paris2041 para los comentarios.

Así que estáis invitados, el que quiera que se anime que cuantos más seamos mejor nos lo pasaremos comentando.

Como he dicho se trata de una lectura simultánea (no conjunta), por lo que cada uno reseñará cuando quiera,si es que quiere hacerlo.

Os dejo la sinopsis del libro por si andáis indecisos

"París, año 2041. Una Europa dividida, y dormida, cae en manos de dictadores fascistas tras una década de depresión económica y radicalismo islámico. Tres amigos de la nueva Resistencia francesa luchan contra un régimen totalitario que reedita el pasado nazi.

Ambientada en un futuro incómodamente cercano, París 2041 es un canto al multiculturalismo que incluye los pilares de toda buena novela: intriga, romance, amistad, acción y una mirada nueva sobre una ciudad emblemática. 

Ezequiel Szafir te trasladará a una realidad de la que ya no podrás regresar. Una vez hayas estado allí, verás el presente con otros ojos, y las vidas de sus protagonistas te acompañarán durante mucho tiempo".

AQUI puedes leer las primeras páginas, pero cuidado porque seguro que no puedes parar.

Gracias a Ediciones B por facilitarnos un ejemplar de este libro.