Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta histórica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta histórica. Mostrar todas las entradas

domingo, 6 de diciembre de 2015

PRESENTACIÓN - FELIPE. Heredaras el mundo (Javier Olivares)




El otro día, tuvimos la suerte de asistir en la Casa del Libro de la Gran Vía madrileña a la prsentación de Felipe,  una novela histórica sobre Felipe II.

La presentación iba a consistir en una charla de Javier Olivares con Nacho Ares y la introducción estuvo a cargo de Lucia Luengo, editora de Ediciones B y de esta novela.

Tras una introducción por parte de Lucía en la que dio las gracias a la Casa del Libro por acoger este acto, y en la que entre otras cosas hizo mención a la labor que hacen los blogs en favor de la lectura, dándonos las gracias por ello y por la asistencia a este encuentro. También comentó la buena acogida que está teniendo la novela por los lectores y por los medios de comunicación.

Enseguida tomo la palabra Nacho Ares quien tras una breve introducción en la que reconoció que, aunque él es egiptólogo, el Siglo XVI le apasiona y llegó a Felipe II hace 20 años a través de una investigación que estaba realizando para una de sus novelas. Con esta introducción preguntó a Javier Olivares como llegó él hasta este personaje.

Javier comentó que él aunque es historiador de carrera lleva 30 años trabajando como guionista, y vuelve a la Historia de la mano de la serie Isabel y de esta manera vuelve a algo tan esencial para esta serie como es la documentación ya que ser guionista es ser documentalista.

A raíz de esta serie surge la posibilidad de escribir la novela de Isabel, aunque él al principio no estaba muy por la labor, porque odia las novelas de las series, y tuvo tantos problemas para que la gente supiera que el creador de la serie era él, que se propuso escribir una novela para que todo el mundo conociera este extremo.

Además, cuando escribió la novela de Isabel tuvo que redocumentarse y fue muy duro pero también descubrió que era muy divertido y un placer escribir sin que nadie te ponga cortapisas, sin tener que añadir ni quitar. Comentó que la historia te da mil opciones y es lo suficientemente rica en anécdotas, documentación y en imágenes que no hace falta inventarse nada, y que como novelista tan sólo hay rellenar lagunas sobre lo que sucede entre un hecho histórico y otro, sobre lo que no cuenta ningún historiador, convirtiendo a los personajes en motor de la historia, eligiendo los datos que das.

Está claro que cuando contrastas fuentes y todas dicen lo mismo eso va a misa, pero cuando se contradicen y no está claro lo que sucedió es donde entra su labor de creación, no en reinvertar lo que está contrastado porque te viene bien para lo que estás contando.

En Felipe ha huido de los tópicos que no tienen un respaldo histórico ni documentación y están más unidos a la leyenda. Javier Olivares tenía claro que no quería escribir un culebrón, ni dejarse llevar por los tópicos ni por el maniqueísmo. Quería fijarse en lo importante.

Al hilo de ésto, nos hizo reir cuando comentó que por Twitter le habían llegado a decir que la serie Isabel era un plagio de Juego de Tronos.

Nacho Ares le preguntó si había mucha diferencia cuando escribía una novela y cuando escribía un guión y Javier Olivares contestó que él crea imágenes y hace expresarse a los personajes a través de sus emociones y deseos, relación emocional, social, estado de ánimo y desde allí todo fluye. La gran diferencia es que en una novela puede contar lo que quiera y en cambio en una serie sólo puede escribir lo que se pueda producir. Aunque es menor la diferencia entre una novela y un guión de lo que la gente cree.

Lo que el guión le ha aportado a la hora de escribir la novela es la estructura, algo sobre lo que Lucía Luengo comentó que nunca nadie le había presentado una estructura tan organizada y tan clara de una novela.

En cuanto a los personajes comentó que a lo largo de la novela vamos a poder presenciar la gran evolución que tienen todos ellos. Que no sólo Felipe va a cambiar su forma de ver las cosas a lo largo de los años, sino que en personajes como Juana o Francisco de Borja (unos personajes de los que se enamoró y de los que recibió un golpe de realidad histórica al consultar documentos, que llegó a dolerle), vamos a ser testigos de su transformación en la que se dan hechos tan rocambolescos como que Francisco de Borja que junto a Juana fomentó la Inquisición contra los focos protestantes, tuvo que salir a Roma huyendo de ella.

También comentó es cierto que los españoles sentimos cierta vergüenza de nuestra historia, de nuestros grandes personajes históricos, no hemos valorado nuestros aciertos en la Historia así como tampoco han sido muy valoradas las Humanidades en nuestra educación y que quizás por eso ante una historia como la de Felipe II no era extraño que no se hubiese realizado una gran serie sobre su figura. Que, además, se ha perdido el afán cultural televisivo, sobre todo desde que existen las cadenas privadas.

En contra de la opinión que muchas veces se tiene de los televidentes, los espectadores saben reconocer la calidad y el trabajo bien hecho.

En cuanto a la posibilidad de que Felipe se termine convirtiendo en una serie Javier comentó que le encantaría ya que tiene gran parte del trabajo hecho, pero que cree que este momento quizás está un poco agotado el recorrido de las series históricas, ya que al contrario de lo que sucede en otros países nuestra televisión no tiene esa tradición en este tipo de series.

Y es que era inevitable hablar de series y más después del éxito que Javier ha obtenido con títulos como Isabel, Víctor Ros o El Ministerio del Tiempo.

Comentando la trayectoria de Javier Olivares tanto como guionista de las series como ahora con su novela, confesó que se sentía muy bien tratado incluso por historiadores y haciendo referencia a la serie de Isabel, aunque en un primer momento pensó en que era una suerte porque no había ninguna serie sobre esta reina, luego pensó que le iban a matar los historiadores, pero lo han invitado a congresos e incluso un historiador le felicitó porque era la primera vez que se utilizaba a los cronistas como protagonistas de la historia, utilizando incluso en los diálogos de los capítulos, numerosas frases tal y como aparecen en crónicas o cartas autógrafas de los personajes que aparecían en ellos.

La labor de documentación sobre los hechos históricos, tanto en las series como para el libro, ha sido siempre muy concienzuda ajustándose a hechos contrastados después de consultar varias fuentes y sólo cuando estas no estaban muy de acuerdo se ha tomado sus licencias pero siempre con respecto a personajes o situaciones que podrían haber existido perfectamente.

Haciendo referencia otra vez a las series se comentó como todo el público, hasta espectadores que en un principio no pareciera que pudieran estar interesados en este tipo de producto, ha acogido tan bien estas series, a lo que Javier Olivares contestó que cuando algo está bien hecho se nota y además que ellos se han divertido haciéndolo, que les gustaba lo que estaban haciendo, y eso al final se transmite, se nota. Que la cultura no tiene por qué estar reñida con el entretenimiento. Por ejemplo, cuando crearon El Ministerio del Tiempo hicieron la serie que ellos hubieran querido ver.

También se habló de lo desconocidos que llegan a ser nuestros personajes históricos y que gracias a series como Isabel podemos llegar a conocerlos.

Javier Olivares reconoció que pese ha haber cursado la Carrera de Historia, mientras llevó a cabo la documentación para la serie de Isabel fue cuando verdaderamente conoció muchas cosas de esta reina. Lo mismo le ha pasado con la documentación que ha llevado a cabo para escribir Felipe, de pronto descubría cosas que adquirían la proporción de inaudito llegando a decir "Dios mio, no puede ser que pasara esto". Hay cosas tan llamativas que puede parecer que son inventadas, pero no es así, está documentado, haciéndose realidad el tópico de que la realidad supera a la ficción. Además todas estas cosas hacen que la documentación le haya servido para aprender muchas cosas resultando muy entretenida y  divertida.

Con esto se dio por terminada la presentación en sí, pasando a la firma de los ejemplares de Felipe y a las fotos de rigor.


Muchas gracias a Javier Olivares, Ediciones B y Nacho Ares por este rato que compartieron con los lectores que allí nos congregamos.

FICHA DEL LIBRO



domingo, 30 de agosto de 2015

LA TERCERA VERSIÓN - Antonio Manzanera


Cuando Antonio Manzanera empezó a hablar de la que es su tercera novela por Twitter estuve muy atenta a lo que se iba comentando. 

Su segunda novela La suave superficie de la culata me había gustado y no iba a perder la oportunidad de leer este nuevo título, por eso cuando recibí un correo del autor ofreciéndome su lectura, no lo dudé un momento y acepté la propuesta. 

Lo que por entonces no sabía, y desde aquí le pido perdón por ello, era que iba a tardar tanto en poder leerla, pero es que a veces las cosas no resultan como nosotros queremos.

Pero como nunca es tarde si la dicha es buena, aquí os dejo mis impresiones sobre esta novela.

EL AUTOR

Antonio Manzanera nació en Murcia en 1974. Es doctor en Economía, MBA y un apasionado del emprendimiento, tanto es así que parte de su tiempo libre lo dedica a ayudar a jóvenes que quieren iniciar este camino. Ha ejercido como economista tanto en el sector privado como público.

El resto del tiempo libre que le queda lo reparte entre su familia y las novelas de intriga.

Además del manual "Finanzas para emprendedores" publicado por Ediciones Deusto en 2010, sus novelas "El informe Müller", "La suave superficie de la culata" y "La tercera versión" han visto la luz, en los años 2013 y 2014, de la mano de Umbriel.

Por lo que he leído no queda mucho para que tengamos en nuestras manos una nueva novela del autor.

ARGUMENTO

"En medio de los estertores finales de la Guerra Fría, un coronel del KGB llamado Vitaly Yurchenko se presenta en la embajada de los Estados Unidos en Roma afirmando que desea desertar. Para la CIA es un regalo del cielo. De inmediato, lo conducen a Washington en un vuelo fantasma. Pero, tres meses más tarde, Yurchenko elude la vigilancia de la CIA y se presenta en la embajada soviética de Washington aduciendo que quiere regresar a Moscú. El caso desorienta a todos los servicios de inteligencia. Los norteamericanos creen que no habían sabido tratar adecuadamente al coronel. La versión soviética, en cambio, es que Yurchenko era un desertor falso enviado para engañar a la CIA". 


MIS IMPRESIONES

Antonio Manzanera en su última novela nos trae un hecho real: la deserción de Vitaly Yurchenko, General de la KGB durante la última etapa de la Guerra Fría, y su posterior retorno a la URSS siendo condecorado con la Orden de la Estrella Roja que sólo se concedía por la prestación de servicios excepcionales en defensa de su país, un hecho un tanto extraordinario si tenemos en cuenta que la deserción estaba castigada con una fuerte pena.

Indudablemente son muchas las incógnitas que surgen de esta deserción y su posterior retorno, condecoración incluida, de las que se desconoce toda la verdad, y el autor utiliza con gran maestría estos acontecimientos para construir una novela que captará nuestra atención desde el primer momento.

No cabe duda que cuando sucede cualquier acontecimiento siempre hay distintas versiones, los puntos de vista de un mismo hecho siempre vienen sesgados dependiendo de quien te cuente la historia y en más de una ocasión es necesario escuchar y reunir distintas versiones para llegar a tener una aproximación real de lo acontecido.

Eso es lo que ha hecho Antonio Manzanera. Utilizando esta estructura, la de mostrarnos las versiones de diferentes implicados de una u otra forma en esta deserción. Desde antes de la llegada de Yurchenko a la Embajada de Estados Unidos en Roma, su traslado a Estados Unidos y los interrogatorios que se llevaron a cabo, hasta que el Coronel burla la vigilancia a la que estaba siendo sometido para presentarse en la embajada soviética de Washington aduciendo que quiere regresar a Moscú. Así, el autor pone a disposición del lector la información, para que a través de lo que va descubriendo desde las diferentes versiones, intente conformar el puzzle de lo que hay de realidad en ellas y de lo que pudo suceder verdaderamente. Sin embargo, no será hasta el final cuando el lector pueda completarlo.

En un primer momento podría parecer que al tratarse de la misma historia contada una y otra vez, el lector podría aburrirse, pero nada más lejos de la realidad, ya que Antonio Manzanera construye cada versión de tal forma que siempre encontramos, no sólo puntos de vista nuevos, sino elementos, acontecimientos, situaciones, etc. que en las otras no están, es casi como si fueran historias diferentes si no fuese porque los hechos principales y los personajes son los mismos. Hay que felicitar al autor por esta forma de plantear la novela y mantener la intriga y el interés del lector hasta el final.

Está claro que sin una gran labor de documentación detrás, no se podría haber llegado a este resultado. Se trata de conocer un hecho e ir más allá, investigar desde distintas fuentes y además haber ahondado en los sistemas de espionaje y contraespionaje a que estas dos grandes potencias se sometían durante la Guerra Fría, además del funcionamiento del FBI y la CIA, la forma de actuar sus agentes, los casos en los que se convertían en dobles agentes y actuar para los dos países, para después fabular con destreza y solvencia sobre todo ello.

También contribuye a que el lector se sienta atrapado por esta historia, el lenguaje ágil, fluido, con diálogos bien construidos, consiguiendo una lectura amena, rápida y absorbente.

Está claro que Antonio Manzanera domina la novela de intriga y espionaje y es una clara apuesta a la hora de decidirnos por este tipo de lecturas.

Parece que dentro de poco podremos tener en nuestras manos su próxima novela, así que habrá que estar atentos.



FICHA DEL LIBRO

PRIMER CAPITULO



sábado, 23 de mayo de 2015

LA MESA DEL REY SALOMÓN - Luis Montero Manglano




Tengo que reconocer que si no me hubiesen ofrecido especialmente esta novela la hubiese dejado pasar. No por el argumento que es verdaderamente atractivo, sino por otros motivos: la cantidad de lectura que tengo pendiente y que se trata de una trilogía, de las cuales generalmente huyo, ya que si te ha gustado el libro estás deseando leer los siguientes y nunca sabes cuando va a ser la fecha de publicación de los que la completan y a veces se suele demorar mucho más de lo que te gustaría. Afortunadamente este no será el caso, ya que la siguiente entrega está prevista para junio y la tercera para enero del año que viene.

EL AUTOR

Luis Montero Manglano nació en Madrid en 1981. Es Director de Formación y profesor de Arte e Historia Medieval en el Centro de Estudios del Románico de Madrid. Ha publicado anteriormente la novela El Lamento de Caín (Premio EATER mejor novela de terror, 2012).








ARGUMENTO

"Tirso Alfaro está terminando el doctorado en Historia del Arte en Canterbury, Inglaterra. Huérfano de padre desde pequeño y con una madre ausente que se preocupa más por su reputada carrera de arqueóloga que por su propio hijo, su vida transcurre con bastante apatía, hasta que una noche se ve envuelto en el robo de una antigua patena. Cuando regresa a Madrid, recibe una misteriosa oferta de trabajo y entra en el proceso de selección más extraño que ha vivido, sin sospechar que está siendo puesto a prueba por una organización secreta. A partir de ese momento, Tirso formará parte de una trepidante carrera por apropiarse de la mítica Mesa del rey Salomón, de la que se dice que traerá desgracias a todo aquel que la posea. Pero ninguna leyenda antigua podrá compararse con la espiral de peligro, traición y muerte en la que se convertirá su vida cuando entre en contacto con el misterioso grupo de Los Buscadores, un heterogéneo equipo de aventureros que trabaja de incógnito y que tiene su sede en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Lo que Tirso no sospecha es que la búsqueda de la valiosa reliquia lo pondrá sobre la pista de la verdad sobre el pasado oculto de su familia y su propia identidad. ¿Qué importa el tesoro cuando la aventura, el riesgo y la verdadera recompensa están en la misma búsqueda?" .

MIS IMPRESIONES

La mesa de Salomón forma parte de la Trilogía Los Buscadores, la cual se completa con La cadena del Profeta y La ciudad de los hombres santos, cuya publicación está prevista para los meses de junio de 2015 y enero de 2016 respectivamente.

Gracias al encuentro al que asistimos hace unas fechas y cuyo resumen publicamos, supimos que en un primer momento no se iba a tratar de una trilogía, pero que tras darle una vuelta al primer manuscrito decidieron sacar los tres volúmenes, y después de haber leído la primera entrega me alegro de que así lo hicieran.

Algo que tendremos claro cuando empecemos a leer La Mesa de Salomón es que Luis Montero es un buen contador de historias, sabe como engancharnos a la trama, tiene claro como atrapar al lector, y en esta ocasión conmigo lo logró con una fórmula que repite a lo largo de la historia. La fórmula es la misma con la que el padre de Tirso consigue que éste prefiera escuchar las historias que le cuenta mientras visitan los museos haciendo crecer en el su amor por la HISTORIA, en lugar de ir al cine o parques de atracciones como sus amigos: "¿Quieres conocer la historia? Podría contártela, desde luego, pero conozco una mejor". Yo lo tuve claro, quería conocerla.

La Mesa del Rey Salomón está escrita en primera persona, es Tirso el que toma la palabra. Y es que la novela lo pide, no podría ser de otra forma. Creo que es una buena elección para una novela de aventuras. Luis Montero ha sabido manejarla perfectamente, consiguiendo que el lector tenga una empatía total y fácil con el protagonista desde las primeras líneas.

Una buena baza de esta novela son los personajes. Están bien desarrollados los integrantes del equipo de "Buscadores", entre los que se encuentra Tirso que es el mejor perfilado, y que a modo de super héroes tienen unas habilidades y unas características muy distintas unos de otros que los llevan a complementarse entre sí, y que a su vez son tan normales como cualquier persona que, con sus luces y sus sombras, con su arrojo y sus miedos, nos podríamos encontrar por la calle,  Pero en algunos casos (a mi modo de ver uno de los ases que se guarda en la manga para próximas entregas) no sabremos mucho de ellos, también el resto de los personajes están bien dibujados, y hasta tendremos un malo malísimo al que nada bueno acompaña.

En esta novela se trata el tema del expolio en el arte, que en ocasiones es más legal que otras, un tema que requiere una buena documentación, y se nota que la que ha realizado Luis Montero es amplia y además de dominar la materia (es profesor de Arte e Historia Medieval) la historia le apasiona, pero en ningún momento nos apabulla con datos o descripciones tediosas, al revés, lo integra en la novela de tal manera que no abruma, que resulta atrayente lo que nos está contando, resultando un elemento adictivo y divertido en la trama, haciéndola interesante y llegando en algunos momentos en que lo que se vive pueda resultar hasta peligroso.

Y es que en algunos casos las escenas que nos relata Luis Montero nos llevan a recordar las películas de Indiana Jones, pero es que se trata de una novela de aventuras y además, ¿quién nos dice que la realidad a veces no supera la ficción?

La novela está dividida en cuatro partes, divididas a su vez en capítulos en los que el autor da voz a Tirso, pero encontraremos, a veces, intercalado algún pasaje en letra cursiva y en tercera persona titulados Ruksgevangenis (I, II y III), que nos amplían información, a la vez que aumentan nuestra intriga. A lo largo de la novela el autor nos va a sumergir en las aventuras de este equipo de Buscadores que van tras las obras de arte expoliadas más o menos legalmente, con un estilo fresco, ágil, de una manera atractiva (en más de una ocasión me fui a San Google buscando, tal o cual cosa, para saber si era verdad o intentando ampliar lo que allí se decía), sin abrumar, haciéndolo interesante, y dando como resultado una novela que te atrapa, que te vuela entre las manos, de esas que no puedes dejar de leer, ya que el autor, además, sabe como crear tensión, como acabar un capítulo o una serie de capítulos en un punto en que no puedas dejar la lectura, en que quieras leer un capítulo más.

Una novela que os recomiendo, y que reconozco que si no me hubiese lanzado a su lectura me hubiese equivocado. No me arrepiento de haberlo hecho.

Os he dicho que esta novela forma parte de una trilogía y ésto no debe ser un obstáculo para su lectura, por lo menos en el caso de esta primera entrega, ya que aunque la historia de los Buscadores continuará (no puede ser de otra forma) y me he quedado con la sensación de que hay cosas de esta novela que volverán en las siguientes y darán más juego (es una apreciación mía), esta historia queda cerrada y bien cerrada. Los Buscadores volverán porque "¿Quieres conocer la historia? Podría contártela, desde luego, pero conozco una mejor".

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO DEL PRIMER CAPÍTULO

miércoles, 20 de mayo de 2015

VOLVER A CANFRANC - Rosario Raro


Que importantes son los títulos, y más cuando son tan acertados como el que tiene esta novela. Quizás tengas que llegar al final para ver todo lo que encierra, ya que ese Volver a Cafranc tiene muchos significados. 

Volver a Canfrac, puede responder a la solicitud que hizo en su día, como único deseo, Laurent Juste (Albert Le Lay) o también a ese viaje que muchos de los que cruzaron ese paso fronterizo huyendo de los nazis, y/o sus familias, han realizado en sentido inverso al que entonces se vieron obligados a realizar. Un viaje que nada tiene que ver y que muchos de ellos han sentido la necesidad de emprender.

LA AUTORA

Rosario Raro (Castellón, 1971) es doctora en Filología. Estudió Técnicas de Escritura Creativa en la Universidad Mayor de San Marcos y la Pontificia Universidad Católica de Perú, país donde vivió durante una década. Cursó un Posgrado en Comunicación Empresarial en la Universitat Jaume I y otro de Pedagogía en la Universidad de Valencia después de licenciarse allí. 

En 2009 fue una de las dos únicas españolas finalistas del concurso de escritura literaria Virtuality Caza de Letras de la UNAM de México y Alfaguara. Ha impartido numerosas conferencias y dirige desde su fundación el Aula de Escritura Creativa de la Universitat Jaume I de Castellón. Es autora, entre otras obras, de Carretera de la Boca do Inferno, Surmenage, Perder el juicio, Los años debidos, Finlandia, La llave de Medusa, Desarmadas e invencibles y El alma de las máquinas. Su obra ha sido traducida al catalán, al japonés y al francés y reconocida con numerosos premios literarios, tanto nacionales como internacionales.


ARGUMENTO


"Marzo de 1943. Agazapados dentro de una habitación secreta, varias personas contienen la respiración mientras aguardan a que el sonido de las botas reforzadas con metal de los soldados alemanes se aleje. En la estación internacional de Canfranc, en el Pirineo, la esvástica ondea sobre la playa de vías. En medio de la oscuridad, Laurent Juste, jefe de la aduana, Jana Belerma, camarera del hotel, y el bandolero Esteve Durandarte arriesgan sus vidas para devolverles la libertad.

Volver a Canfranc es su historia. Jana y Esteve, armados tan solo con la valentía que da el amor, lucharon porque miles de ciudadanos judíos consiguieran atravesar esta estación mítica. Además de ellos, otras personas guiadas por la generosidad decidieron enfrentar el terror y ayudarlos. Para miles de perseguidos por el régimen nazi la esperanza se llamó Canfranc".

MIS IMPRESIONES

Rosario Raro nos traslada Canfranc, a los años 1943 y 1944, recién acabada la Guerra Civil, para, por medio de la ficción, darnos a conocer unos hechos reales que llevaron a cabo personas de carne y hueso. Unos hechos que pese a haber sucedido en nuestro país son muy poco conocidos aquí.

Canfrac y su estación fueron escenario de la huida de cientos, quizás miles, de personas, en su mayoría judíos, que escapaban del horror nazi tratando de poner su vida a salvo. Canfrac era la puerta de su libertad y su destino era el puerto de Lisboa para proseguir viaje hacia América. Pero Canfrac también fue un enclave decisivo para la liberación de Europa de la ocupación nazi y el fin de Tercer Reich.

Siempre me siento atraída por novelas que tienen como telón de fondo la II Guerra Mundial y sobre todo por las que tienen en sus historias nazis y judíos, y es que por más que conozcas y hayas leído las atrocidades que se cometieron, nunca dejas de sorprenderte. Como tampoco dejan de sorprenderte las historias de muchas personas anónimas que se jugaron literalmente la vida por ayudar a otros a huir de la barbarie.

Los protagonistas no sólo son Jana, Laurent, Durandarte, Montlum, Didier, etc. sino también todos los hombres y mujeres a los que representan. Todos esos hombres y mujeres que, sin buscar nada a cambio, se jugaron la vida, y que no sólo se pusieron ellos en riesgo sino que también pusieron a sus familias, a veces hasta a sus amigos, a los seres a quienes más querían, buscando erradicar la barbarie que se estaba instalando en Europa, para evitar todo el sufrimiento que podían a los que eran perseguidos simplemente por ser judíos, homosexuales, gitanos, o por cualquiera de los múltiples motivos que esgrimían los nazis para lograr la pureza de la raza.

Hay que reconocer que la labor de documentación e investigación que ha tenido que realizar la autora ha debido ser ardua, y se nota. No ha tenido que ser nada fácil tener en sus manos tantos datos, tantas historias y saber reflejarlas sin que se le hayan ido de las manos, sin perder el hilo, ya que cada una de los episodios que Rosario nos narra, seguramente, podrían haber dado mucho más de sí, y en este sentido hay que reconocerle a la autora la labor de contención a la hora de contarlas.

Rosario Raro toca en esta novela temas, algunos de ellos casi desconocidos, como la ruta del expolio nazi, la red de espionaje que estaba coordinada desde Canfranc (en la que Albert Le Lay, en la novela Laurent Juste, fue un pilar fundamental), la ayuda de la embajada española en Budapest de la mano de Ángel Sanz Briz, la existencia del SOE (cuerpo de élite creado por Churchill), la construcción del ferrocarril transahariano, la maternidad de Elna que ayudaba a mujeres que estaban en campos de concentración a parir de manera más humana, o el final de la guerra.

También me han gustado mucho los guiños literarios que aparecen en esta novela como la alusión a El Conde de Montecristo de Alejandro Dumas que es la lectura de Jana y que mucho tiene que ver con otro de los personajes de Volver a Canfranc (Esteve Duradarte), los libros que se utilizan para transmitir mensajes de la resistencia, Ser y Tiempo que es la lectura de uno de los alemanes encargados de la vigilancia del puesto fronterizo de Canfrac, o la mención a los Episodios Nacionales de Galdós.

No quiero terminar esta reseña sin hacer mención de un personaje que ha logrado cautivarme por lo que hizo y por lo que fue. Se trata de Albert Le Lay, en la novela Luarent Juste. Albert Le Lay fue un bretón, jefe de la aduana internacional de Canfranc y jefe del grupo de la Resistencia de la zona, siendo su intervención en este puesto fronterizo fundamental para salvar muchísimas vidas, aun poniendo en riesgo a toda su familia. Además fue héroe de guerra, pero fue un hombre que siempre rechazó todos los honores que le fueron concedidos y cada vez que le otorgaban una condecoración la guardaba en un cajón del que nunca las sacaba, llevando siempre una vida muy discreta. Cuando el General De Gaulle le ofreció ser ministro, el rechazó el ofrecimiento y lo único que pidió fue que le volvieran a destinar a su antiguo puesto de jefe de la aduana internacional de Canfrac. Eso era lo único que pedía, volver a Canfrac.

En un momento en el que estamos tan desencantados con los políticos que tenemos, encontrarse con un hombre así es de las cosas más emocionantes que te pueden suceder, y te hacen no dejar de creer en la naturaleza humana.

En Volver a Canfranc Rosario Raro novela con maestría unos hechos históricos mezclando personajes reales (aunque a algunos de ellos no aparezcan con su verdadero nombre) con personajes de ficción, de tal manera que no lograremos distinguir entre unos y otros, y lo hace de manera amena y natural, en un relato que resulta atractivo desde las primeras páginas, y que en muchos momentos nos emocionará.

En el encuentro con la autora al que acudimos, y que presentó Luz Gabás, nos dijeron que en la Estación de Canfrac encerraba muchas historias que contar y que merecían ser contadas. Esperemos que con el tiempo Rosario Raro nos relate alguna otra.






viernes, 27 de marzo de 2015

IN VINO VERITAS - Virginia Gasull



Como ya dije cuando publicamos el encuentro con la autora de este libro, esta novela nos atrajo desde el principio. Una novela de intriga, mezclada con hechos históricos y con el mundo del vino como trasfondo era algo que nos llamaba poderosamente la atención. Tanto, que nos hemos leído el libro una detrás de otra, cosa que pocas veces ocurre y en lo que claramente coincidimos es que ha sido una de las mejores novelas en lo que llevamos de año y seguro que continuará en ese puesto durante todo este 2015.

LA AUTORA

Nacida en Irún en la década de los setenta, Virginia Gasull comienza su actividad profesional en el sector de la arquitectura y después lo dirige hacia el desarrollo de proyectos relacionados con Internet. Durante la siguiente década mantendrá su actividad en este campo. En paralelo realiza estudios de sexología y en 2009 inicia su labor profesional como formadora impartiendo charlas sexológicas para grupos y asociaciones de mujeres. Su afición por la cultura del vino la lleva también a realizar diferentes cursos de enología y cata, así como visitas a bodegas en las principales regiones vinícolas de Europa. Durante una de estas visitas a la región de Burdeos comienza a conocer la historia de los viticultores franceses durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial y, tras años escribiendo relatos cortos, en 2013 se sumerge en la investigación y elaboración de In vino veritas, una novela que aúna la cultura del vino, el nazismo y el mundo del arte. Todos los acontecimientos históricos narrados en estas páginas están basados en hechos reales. 

Podemos encontrar a la autora en facebook.com/v.gasull, en Twitter @VirginiaGasull  o en su blog www.virginiagasull.com/blog

ARGUMENTO

"La inspectora Oteiza se enfrenta al caso más importante de su carrera. Historia, expolio nazi, intriga y vino en una investigación trepidante que la cambiará para siempre.

El robo de uno de los mosaicos mejor conservados de Europa hace que la inspectora Oteiza, de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Judicial, se traslade a una pequeña localidad de Burgos para investigar el caso. Todo cambiará para ella cuando su jefe decide involucrarla en una investigación de gran complejidad: la desaparición de unas valiosas botellas de vino de añadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Se inicia así un viaje que comienza en Madrid, continúa en San Sebastián en pleno Festival de Cine y finaliza en los viñedos de Burdeos. Un fascinante recorrido en el cual Oteiza contará con la ayuda de Édouard DeauVille experto en vinos y propietario de un château, con el que surgirá una innegable química. A medida que su investigación avanza descubrirá no solo la pasión por el vino, sino también la lucha de los viticultores franceses por defenderse del expolio nazi durante la guerra, su colaboración con la Resistencia durante la ocupación y la existencia de obras de arte que ocultaron y aún ocultan grandes misterios. Un entramado complejo que la enfrentará a los oscuros fantasmas de su propio pasado y en el que su rutinaria y solitaria vida dará un sorprendente giro: ya nada volverá a ser lo mismo para ella".

MIS IMPRESIONES

Llevaba unas pocas páginas de esta novela leídas y ya en varias ocasiones había hecho aflorar una leve sonrisa en mi boca, aquello era un buen augurio. Empezábamos bien, era un todo un presagio de que In vino veritas me iba a gustar.

Creo que el éxito de esta novela ha sido sin duda la mezcla de temas, de personajes tan distintos (en carácter, modo de vida y clase social) y tan bien descritos y sin duda la buena documentación de la autora en los diferentes temas que se tratan: el expolio de los nazis de las obras de arte y el saqueo a las bodegas durante la segunda guerra mundial y el mundo del vino en general.

Virginia, en varios puntos de la novela nos da una clase magistral de vinos además desde dos puntos de vista muy diferentes. Por una parte nos cuenta con todo lujo de detalles su proceso de creación: la plantación de la uva (los diferentes tipos de cultivo que se hacen y las diferentes condiciones, cómo cada propietario de bodega tiene su propio criterio para obtener un tipo de vino u otro o lo que cree cada uno que es mejor para conseguir un vino más potente), el mejor momento de recolección, la vendimia en sí y las condiciones de los vendimiadores, las diferentes máquinas y procesos que pasan las uvas hasta llegar a los toneles en los que pasan diferente tiempo según el vino que queramos conseguir y finalmente el embotellado y etiquetado. Todo esto lo describe Virginia con la perfección de alguien que sabe lo que te está contando, que lo ha visto en primera persona para impregnarse del amor que sienten estas personas por lo que hacen y que lo ha conseguido plasmar porque se ha logrado contagiar de ello.

Para mi personalmente ha sido una delicia leer todos estos procesos sintiendo que te lo están contando a ti como si estuvieras allí y es que Virginia logra introducirlo perfectamente en la historia para que no parezca una clase ni resulte aburrido. Todas estas descripciones no aparecen juntas, sino en diferentes partes de la trama para que aprendamos a la vez que lo hace Oteiza, ya que cuando inicia esta investigación no sabe absolutamente nada de vinos, es más, no le gustan especialmente.

El otro punto de vista es el mundo de la apreciación del vino, de las catas en sí. Oteiza aprenderá a apreciar el vino, a catarlo, a sacarle los olores, los sabores y a apreciarlo incluso antes de darle un trago. Este punto también me ha gustado mucho por los matices que tiene y las explicaciones que da. Como DeauVille consigue que Oteiza lo entienda y por lo tanto que lo entendamos también nosotros.
El momento de la cata a ciegas es magistral. Virginia consigue que llegados a este punto no podamos parar de leer por saber qué ocurre entre DeauVille y Oteiza entremezclando a la perfección la cata con momentos de coqueteo, sentimientos y emociones a flor de piel.

También es importante mencionar el componente histórico de la novela. Virginia nos hablará de todo lo que pasó a lo largo de la segunda guerra mundial, de los expolios de las obras de arte, del saqueo de las bodegas y de cómo Resistencia intentaba luchar contra los alemanes en un "comando" más que organizado en el que se falsificaban documentos para salvar a sus trabajadores, se escondían a familia judías, se intentaban salvaguardar sus propios vinos con distintas argucias (unas más acertadas que otras) y se ideaban técnicas para poder vencer a los alemanes anticipándose a los movimientos de las tropas mediante mensajes encriptados imposibles de descubrir por los alemanes. Toda esta parte también la he disfrutado mucho ya que es un tema del que no sabía nada y que me ha resultado muy interesante.

Otro de los puntos fuertes de esta novela son sin duda los personajes. Son unos personajes muy bien dibujados, aunque no entre en grandes descripciones, y Virginia consigue que los imaginemos a la perfección.

Aunque desfilarán varios personajes a lo largo de la historia a los que conoceremos en mayor profundidad será a la inspectora Oteiza y a DeauVille. 

Oteiza se nos presentará como una inspectora de policía, pero de policía de patrimonio, lo que ya marca un punto distintivo respecto a otras novelas policíacas que nos podamos encontrar.

Desde el principio se nos describirá como una persona que tiene un muro a su alrededor y aunque se nos contará a lo largo de la historia lo que ha ido pasando en su vida hasta llegar al momento actual, como llega a ser inspectora de policía y lo que la ha llevado a ser así, es cierto que nos faltan muchos detalles, como la relación con su padre, que no se desvelarán en esta novela, pero que la autora ya nos confesó que llegarán en la siguiente. Estos detalles de su vida nos llegarán tanto en pequeños capítulos en los que ella recuerda lo que pasó como en las conversaciones que tiene con DeauVille en las que le cuenta cosas que han sucedido.

Se nos mostrará una Oteiza que va evolucionando a lo largo de la historia ya que si bien al principio es una persona que no quiere salir de su rutina para tener controlados sus estados de ánimo poco a poco se dará cuenta de que lo que puede encontrar si se deja querer un poco y comparte sus miedos, es mucho mejor de lo que ha vivido hasta ahora.

Cuando a Oteiza la mandan a investigar el robo de las botellas de vino y se ve inmersa en una fiesta a la que ella nunca iría, rodeada de gente de mucho mayor nivel social y con otras perspectivas en la vida creerá que esta investigación la va a superar. Oteiza no sabe que lo que la espera es mucho mejor de lo que se imagina.

Por su parte DeaVille pertenece a la clase social de las personas que acuden a esas fiestas, cada vez acompañado de una persona diferente y en las que conoce y saluda a todo el mundo. No será nada fácil ganarse la confianza de Oteiza, aun cuando ella le pide que participe como asesor en la investigación, pero gracias a su tenacidad, su paciencia y comprensión con ella y sus notas de picardía logrará ganarse a una dura Oteiza que poco a poco irá bajando la guardia.

El juego entre estos dos personajes, con otra chica suspirando por DeauVille y otro hombre por Oteiza a sus espaldas nos sacarán más de una sonrisa. Me ha gustado esa ironía y sarcasmo que se gastan en ocasiones su personajes.

Tampoco podemos dejar de hablar de los escenarios. Viajaremos de Madrid a San Sebastián y de allí a Burdeos donde pasearemos por varios de los chateaux que allí se levantan.

En la novela podemos distinguir dos voces narrativas. Mientras en algunos capítulos es la voz de un narrador omnisciente quien en tercera persona es el encargado de mostrarnos todo lo que va sucediendo, de describirnos los lugares o de narrarnos los diálogos de los personaje, en otros capítulos, los menos numeroso, nos los encontramos escritos en segunda persona. Tras la extrañeza que me causó al principio, no es un voz narrativa habitual, es más creo que yo particularmente no me la había encontrado nunca, me ha resultado muy agradable. Es en estos capítulos narrados en segunda persona en los que me ha parecido encontrar una combinación entre voz interior y alguien que susurraba al oído de Oteiza, me ha proporcionado una cercanía a la inspectora, distinta de la que se consigue cuando es la propia protagonista quien en primera persona la que nos relata los hechos, pero muy agradable, quizás ganando una objetividad que podría haber perdido de haber utilizado esa primera persona. 

In vino veritas fue autopublicada en Amazon y obtuvo un gran éxito de descargas y críticas, manteniéndose durante varias semanas en el número 1 de la lista de más vendidos.

Con todas estas premisas creo que ha quedado claro que es un libro que nos ha encantado a las dos, de los que cuando llegas a cierta parte del libro en es imposible despegarte de sus páginas ya que coge un ritmo frenético que ya no suelta hasta el final. Todo esto mezclando una clase de historia y vino que hacen que además de fácil de leer sea un auténtico placer hacerlo, sobre todo, con una copa de vino en la mano.



martes, 10 de febrero de 2015

LA CAMARERA DE BACH - Antonio Gómez Rufo



Hay veces que parece que tenemos lecturas predestinadas. Eso es un poco lo que me pasó a mi con este libro. Me había fijado en él cuando estuve ojeando las novedades, después leí un par de reseñas que aumentaron mi interés, y de pronto un día me llegó un envío que no había solicitado y me lo encontré entre las manos.

Estaba claro, más pronto que tarde, tenía que leer aquel libro que tanto me había llamado la atención y conocería a Antonio Gómez Rufo, del que nada había leído hasta este momento.

EL AUTOR


Antonio Gómez Rufo nació en Madrid y estudió Derecho y Criminología en la Universidad Complutense. Considerado uno de los mejores escritores españoles, es autor de una docena de novelas, así como de la biografía de Berlanga y de diversos libros sobre Madrid. Su obra, elogiada por la crítica española e internacional, ha sido traducida al alemán, holandés, búlgaro, portugués, francés, griego, rumano, polaco e italiano. 

Premio Fernando Lara de Novela y Premio Independencia Dos de Mayo por El secreto del rey cautivo (2005), fue finalista del Premio Nacional de Narrativa con El alma de los peces (2000). También es autor, entre otras, de Las lágrimas de Henan, Los mares del miedo (2003, Premio de la Asociación de Libreros de Cartagena), Adiós a los hombres (2006), El señor de Cheshire (2006, Premio Ducal de Loeches), Balada triste en Madrid (2007), La noche del tamarindo (2008) y La abadía de los crímenes (2011).


ARGUMENTO


"Un nevado día de 1750 la pequeña Madlene sale del orfanato de Leipzig, en el que ha vivido, para servir como ayuda de cámara del gran músico Johann Sebastian Bach. La joven, tan adorable como curiosa y deseosa de aprender, se convierte en la luz que acompañará al genio en los últimos días de su vida, pero pronto conocerá la realidad de un mundo en el que no hay sitio para ella. Con la tenacidad que solo dan la miseria y la perseverancia, Madlene logrará convertirse en un ejemplo de superación para las mujeres de una Europa en los albores de la Revolución francesa.


La camarera de Bach es el retrato inolvidable de una criada alemana que se transformó, sin saberlo, en la primera mujer de una nueva era".


MIS IMPRESIONES


Hasta el momento no había leído nada escrito por Antonio Gómez Rufo y reconozco que su forma de escribir me ha enamorado. 

La Camarera de Bach no es una novela para leer con prisa, para leer en cualquier sitio, ni para devorar páginas, porque lo que merece la prosa de este autor es que te deleites con las palabras,  que disfrutes con lo leído, que te pierdas en su forma de escribir. Antonio Gómez Rufo utiliza un estilo depurado, una prosa exquisita, cuidada, rica y bella, muy bella, y a la vez fluida no resultando pesada ni rebuscada en ningún momento.

Continuando con la forma de escribir Antonio Gómez Rufo, no quiero dejar de señalar que aunque la narración es en tercera persona, corriendo a cargo de un narrador omnisciente, la forma en la que el autor transmite, describe y nos muestra los sentimientos de la protagonista, ha conseguido que en la mayoría de las ocasiones sintiera que era la propia Madlene la que me hacía participe de lo que pensaba, lo que sentía, lo que quería, lo que ansiaba. Es la primera vez que una narración en tercera persona me producía el efecto de que el personaje se dirigía a mi personalmente mostrándome su interior.

También muy importante es la ambientación de esta novela, el autor nos transporta con maestría a las ciudades en las que transcurre la acción, a como es vida en ellas mostrándonos con precisión tanto los ambientes de los bajos fondos como los de la nobleza aburguesada de la época; nos describe los momentos históricos que se están viviendo y los cambios que se están llevando a cabo: la revolución industrial, las bases que llevarán a la Ilustración y a la Revolución francesa, el comienzo del Romanticismo; a como era la sociedad, una sociedad que empieza a cambiar.

Quizás sea en esa minuciosidad con la que describe y se detiene en los momentos históricos que vive la convulsa Europa en la que le pudiera poner un pequeño pero a esta novela, pues aun siendo muy ilustrativo sentía que frenaba mi lectura.

En La camarera de Bach nos vamos a encontrar unos personajes magníficamente perfilados. Si bien Madlene es la gran protagonista de la novela y en la que vamos a percibir una gran evolución, Antonio Gómez Rufo no escatima esfuerzos en el resto de los personajes, unos personajes muy sólidos, muy reales, caracterizados en profundidad.

En conclusión me ha gustado la historia de superación de esta mujer que lucha por su sueño, que no se resigna a lo que se supone que la vida le tiene deparada por su condición social, a su lucha por el saber, el conocimiento, la superación, la justicia, su empecinamiento, su generosidad y por su visión de una vida mejor para las mujeres y los desheredados que la sociedad trata con tanto desprecio. Me ha gustado la forma de escribir de Antonio Gómez Rufo y he disfrutado con ella y sé que repetiré con este autor.

Hemos leído del autor

FICHA DEL LIBRO

PRIMER CAPÍTULO





lunes, 19 de enero de 2015

28 DIAS - David Safier


Aunque yo particularmente no he leído todas las novelas de David Safier (creo recordar que sólo le leído las tres primeras) Beatriz si lo ha hecho, y la nota dominante en todas ellas es el humor. 

Es cierto que, además de humor, en sus novelas y entre todas esas situaciones disparatadas que nos propone, siempre se puede sacar una moraleja, pero hasta el momento ninguna de ellas era lo que llamaríamos "una novela seria", por eso cuando tuve conocimiento de la nueva obra del autor, tan diferente a todo lo anterior, sentí mucha curiosidad sobre lo que nos podíamos encontrar en ella.

EL AUTOR

Nació en Bremen en 1966. Se dio a conocer como guionista de series de televisión de éxito como Mein Leben und Ich («Mivida y yo»), Nikola y Berlin, Berlin. Ha sido galardonado con el Premio Grimme y el Premio TV en Alemania, y con un Emmy en Estados Unidos. Vive y trabaja en Bremen. Maldito karma (Seix Barral, 2009), su primera novela, ha sido un éxito internacional en todo el mundo y lleva más de treinta ediciones en español. Jesús me quiere (Seix Barral, 2010) y Yo, mi, me... contigo (Seix Barral, 2011) lo han confirmado como uno de los autores más divertidos y alentadores del panorama literario actual: «Ni Platón ni Prozac: David Safier propone carcajadas para los malos tiempos», La Vanguardia. Sus novelas han vendido tres millones de ejemplares en Alemania y están en vías de publicación en veintinueve países. En reconocimiento a su éxito en España, los libreros de Bilbao le han otorgado la Pluma de Plata. Una familia feliz (Seix Barral, 2012) será convertida próximamente en una película de animación.

ARGUMENTO

"Varsovia 1943: Mira, una chica de 16 años, sobrevive como puede en el gueto de Varsovia dedicándose al contrabando de alimentos. Su único objetivo es proteger a su hermana pequeña, Hanna. Cuando empiezan a deportar a los habitantes del gueto a los campos de concentración, Mira se une a la Resistencia. Junto con otros compañeros consiguen hacer frente a las SS mucho más tiempo de lo imaginado. 28 días. 28 días en los que Mira experimentará la traición, el sufrimiento y la felicidad.

28 días para vivir toda una vida.
28 días para descubrir el amor verdadero.
28 días para convertirse en una leyenda.
28 días para contestar la mayor de las preguntas: ¿qué clase de persona quieres ser?"

MIS IMPRESIONES

Cuando leí la sinopsis de la nueva novela de David Safier, como ya he dicho, sentí mucha curiosidad sobre si alguien que nos tenía acostumbrados a esas novelas tan disparatadas podría salir airoso en esta nueva faceta en la que se había embarcado.

Después de haber leído 28 días David Safier no sólo no me ha defraudado en absoluto sino me ha gustado mucho en este nuevo camino que ha tomado y me ha quedado claro que lo mismo que sabe hacernos reír o sonreír desde las páginas de un libro, también sabe emocionarnos, y ¡¡de qué manera!!.

Después de leídas unas pocas páginas  ya intuí que Safier, con esta historia ambientada en el gueto de Varsovia y con sus personajes, iba a ser capaz de conmoverme y emocionarme, que iba a tratarse de una de esas lecturas que tanto me gustan, y no me equivoqué.

Basándose en hechos reales, aunque sus personajes sean inventados, David Safier logra de una manera impresionante reflejar como fue la vida del gueto y consigue sumergirnos en su ambiente como si nosotros también estuviésemos viviendo en él. Nos vemos inmersos en esa atmósfera asfixiante y nos transmite extraordinariamente la falta de libertad; el miedo; el modo en que cada día se iban recrudeciendo las medidas que se tomaban contra los que allí vivían; la dureza con la que transcurría la vida de los habitantes del gueto; la falta de lo más elemental; como poco a poco se iba produciendo lo que desde el principio pretendían los alemanes, exterminar a todos los que allí vivían utilizando toda clase de engaños para que entre ellos mismos se delataran; como una madre es capaz de sacrificar a su hijo para salvarse ella o como miembros de la misma se denunciaban pretendiendo con ello librarse del campo de concentración o la muerte.

Además, los habitantes del gueto que en un primer momento creían que sus únicos enemigos eran los alemanes y las SS, pronto descubrirán que a los polacos tampoco les importan y no les prestarán ninguna ayuda, pero no sólo eso, es que no los quieren, los rechazan  y que si malo es ser judío podría decirse que ser polaco judío es todavía peor. En este punto esta novela me recordó mucho a  El puente invisible, de Julie Orringer, y lo que en esta novela se contaba sobre la situación de los judíos en Hungría durante y después de la invasión nazi.

Pero no sólo vamos a encontrar desolación y tristeza, también vamos a descubrir en estas páginas un mensaje de esperanza. Como el ser humano en situaciones extremas es capaz de todo lo peor, pero también de todo lo mejor, como hay personas que están dispuestas a fomentar en otros la esperanza, a luchar, a sacarificarse por los demás, a no dejarse vencer, al heroismo, a luchar por la justicia, a arriesgar su vida por ayudar a los demás.

Tan importante es lo que nos cuenta como la manera en que lo hace.

Con una prosa sencilla, amena, utilizando capítulos cortos y dando a Mira la palabra para que en primera persona nos relate la historia. Una historia llena de sensibilidad que nos hará emocionarnos.

Si es difícil no empatizar con un personaje que cuenta en primera persona lo que le sucede personalmente y lo que acontece a su alrededor, en este caso resulta imposible no hacerlo con Mira, una chiquilla de 16 años que se ha convertido en adulta a causa de las duras circunstancias que le ha tocado vivir.

Mira es un personaje del que es fácil enamorarse y sufrir con ella. Sentimos con ella sus miedos, sus temores, sus ansias de vivir, sus esperanzas, sus dilemas. Es uno de esos maravillosos personajes que se quedan con nosotros una vez terminada la novela, que calan en el lector.

Este es otro de los puntos fuertes de la novela: sus personajes. Son personajes llenos de sensibilidad, muy reales, reflejando la manera en que cada uno de ellos afronta los momentos que les ha tocado vivir, sus caracteres, sus miedos, y cómo van evolucionando.

Está claro que David Safier me ha convencido y que ha creado una gran novela muy lejana en cuanto a género a lo que nos tenía acostumbrados. Por eso a los que os gusta Safier os animo a que leáis sin miedo esta nueva novela porque no os va a defraudar, y a los que quizás no os convencieran sus anteriores novelas os recomiendo que le deis una oportunidad a esta novela, porque logra sacar lo mejor de un buen escritor y no os arrepentiréis de haberlo hecho.


domingo, 16 de marzo de 2014

LOS AÑOS DEL MIEDO - Juan Eslava Galán



Hace años llegué a Juan Eslava Galán, leyendo una de las novelas de la trilogía que escribió bajo el pseudónimo de Nicholas Wilcox, que utilizó para hacerse pasar por un escritor inglés (ideó todo un personaje a tal fin, ya que utilizó la foto de su hermano, que podría pasar por un súbdito de Gran Bretaña, y hasta inventó una biografia) y escribir varios libros con temas del fenómeno literario que estaba muy en boga por entonces, y que concernía a todo lo que tenía que ver con templarios, hermandades secretas, el Santo Grial,  etc. Pero esta especie de engaño le duró poco, ya que su gran amigo y también escritor Arturo Pérez Reverte le descubrió el pastel.

Dando una vuelta por FNAC y sin ánimo de comprar (cosa que al fin y al cabo da igual porque al final siempre me llama la atención algo y acaba en la bolsa) me encontré con LOS AÑOS DEL MIEDO, de Juan Eslava Galán. 

Por lo que se vislumbraba en la portada y por comentarios que había oído por encima, ya que a veces oigo más que escucho, en la radio el tema me atraía. Sin pensarlo dos veces y como era edición de bolsillo caí en la tentación.

EL AUTOR

Juan Eslava Galán nació en Arjona, Jaén. Se licenció en Filología Inglesa por la Universidad de Granada y se doctoró en Letras con una tesis sobre historia medieval. Amplió estudios en el Reino Unido, donde residió en Bristol y Lichfield, y fue alumno y profesor asistente de la Universidad de Ashton (Birmingham). A su regreso a España ganó las oposiciones a Cátedra de Inglés de Educación Secundaria y fue profesor de bachillerato durante treinta años, una labor que simultaneó con la escritura de novelas y ensayos de tema histórico. Ha ganado los premios Planeta (1987), Ateneo de Sevilla (1991), Fernando Lara (1998) y Premio de la Crítica Andaluza (1998). Sus obras se han traducido a varios idiomas europeos.

Es Medalla de Plata de Andalucía y Consejero del Instituto de Estudios Giennenses.

Es autor de una docena de novelas entre las que destacan: En Busca del Unicornio, (Premio Planeta, 1987; Premio Chianti Rufino Enrico Fattore a su traducción italiana, Italia, 1988); El comedido Hidalgo (Premio Ateneo de Sevilla, 1994); Señorita, (Premio Fernando Lara en 1998 y Premio de la Crítica Andaluza, 1998); La Mula, ambientada en un episodio verdadero de la Guerra Civil.

También es autor de algunos ensayos entre los que cabe destacar: Los castillos de Jaén (Universidad de Jaén, 1999); Los templarios y otros enigmas de la historia (Ed. Planeta, 1991); Historia de España contada para escépticos (Ed. Planeta, 1995); Santos y Pecadores (Ed. Planeta, 2002); Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie (Ed. Planeta, 2005); Un jardín entre olivos (Ed. RBA, 2004) explica la cultura del olivo y del aceite; El paraíso disputado (Guías Aguilar, 2003) recorre la Ruta de los Castillos y las Batallas a través de las provincias de Ciudad Real, Jaén y Granada.

Juan Eslava Galán ha traducido la poesía de T.S. Eliot. También escribe novelas de ficción histórica con el pseudónimo Nicholas Wilcox. (La Lápida Templaria, Los falsos peregrinos, Las trompetas de Jericó, La sangre de Dios y Los templarios y la Mesa de Salomón).

ARGUMENTO

"Una historia de la posguerra que tampoco le va a gustar a nadie. Juan Eslava Galán nos ofrece con "Los años del miedo" la esperada continuación de "Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie". A través de las vidas de los personajes que pueblan sus páginas, "Los años del miedo" reconstruye la vida de los españoles durante los años de la posguerra. No es una novela, porque todo lo que cuenta forma parte de nuestra historia, pero si se lee como tal y pretende mostrar lo que sucedió al mismo tiempo que entretiene. El lector acompañará a un Franco que preside en Madrid el desfile de la victoria con una Gran Cruz Laureada de San Fernando prestada por otro general, porque olvidó mandar hacer una, mientras desde una ventana la duquesa de Pradoalto mira al caudillo pequeñito y panzón y se pregunta por qué no han podido tener un salvador de la patria que fuera un buen mozo, como Queipo o Primo de Rivera. El lector pasará hambre con los hijos de los encarcelados y sentirá lo que es hacer cola para las cartillas de razonamiento. Aprenderá que un tren "rápido" puede tardar siglos en llegar y que para aprobar las oposiciones a maestro nacional la respuesta correcta a "¿Quién descubrió América?", "¿Quién escribió el Quijote?", y "¿Quién pintó Las Meninas?" es la misma: Francisco Franco. Juan Eslava Galán nos cuenta la historia reciente de España con su estilo inimitable, continuando el relato emprendido con "Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie", que cosechó un éxito espectacular de ventas y consiguió la aclamación de la crítica. "Los años del miedo" se lee como una novela. En cada página se pueden encontrar anécdotas desconocidas e historias inolvidables que harán que el lector disfrute como nunca"

MIS IMPRESIONES

Después de bastante tiempo en las estanterías por fin le llegó el turno de lectura, y cuando me dispuse a ello, me encontré que su estructura no era exactamente la de una novela, como yo creía en un primer momento, aunque el autor se va a valer de un personaje como Teófilo González para introducirnos en la época de la postguerra y en la sociedad de aquel entonces.

No había leído "Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie" de la que parece que es continuación , pero eso no es impedimento para disfrutar del libro que he tenido en las manos, aunque visto lo visto, en algún momento me dedicaré a su lectura.

Aunque se lee como una novela no puede decirse que sea exactamente eso, y aunque no es estilo que yo elegiría de primeras me ha resultado muy agradable, ya que me ha gustado la forma en la que en autor nos relata cosas de las cuales tenía noticia y otras que me eran totalmente novedosas, pero lo más importante eran cosas reales que habían pasado en nuestro país en unos tiempos no tan lejanos y que casi siempre están influenciados por quien los recuerda. Así que me puse manos a la obra con esta especie de historia novelada que además es un libro de lectura fácil, muy bien escrito y a la vez sencillo, sin florituras lingüísticas pero no por ello exento de calidad literaria.

La novela consta de 76 capítulos, de pocas hojas cada uno, que hacen, todavía si cabe, más amena su lectura.

Así que leyendo y leyendo, pasando página tras página, y cada vez estaba más enganchada. 

Además nos encontraremos la lectura amenizada con la inserción de fotografías entre las que se encuentra algunas correspondientes a Franco que, según nos cuenta el autor, en algunas ocasiones eran trucadas según era conveniente  para que pareciese más delgado y alto, mas gallardo. También vamos a encontrar anuncios de la época, cancioncillas, chistes que circulaban por entonces, cuñas publicitarias que se oían en la radio, etc.

En Los años del miedo, Juan Eslava nos relata una época reciente de nuestra historia, la postguerra, y que en el libro abarca desde que acabó la guerra hasta los años 50.

En este libro el autor hace algún acercamiento a la política, a los que intervinieron en ella, a ciertos hechos históricos y a cómo funcionaba la propaganda del Régimen, pero también nos cuenta otras cosas, que a mi particularmente me interesan bastante más: como era la vida de la gente en un país arrasado después de una guerra, el hambre que pasaban, como se buscaban las habichuelas, como agudizaban el ingenio para no pasarlo tan mal, como hicieron aparición esos listillos que siempre se aprovechan de los otros, los anhelos de la gente, los inventos (pues como suele pasar en épocas de carencia la gente agudiza el ingenio), con lo poco que la gente se conformaba para hacer su vida más llevadera y hasta podría decirse que ser feliz, la doble moral que había, la influencia de la Iglesia, .....

En "Los años del miedo" me he encontrado con cosas que había oído contar, sobre todo a mi tía que entonces era una jovencita, y a mi madre que era una niña cuando estalló la guerra y a la que mandaron a Barcelona, con un grupo de niños porque allí "la guerra se notaba menos" que en este Madrid.

Tengo que reconocer que hay cosas en este libro que me han sorprendido, porque yo conocía la historia de otra forma, esa forma en la que nos la han contado las fuentes oficiales (no en mi casa que poco o nada se hablaba de política, y no precisamente porque no se hubiese sufrido en la guerra, que tanto a mi familia materna y paterna les pilló en Madrid, y sin comerlo ni beberlo se vieron afectados por hechos).

Aquí conoceremos a Franco como hacedor de lo bueno y lo malo y unos hechos, y que según Los años del miedo pone de manifiesto, se debió a un cúmulo de situaciones en el tiempo, de intereses de varias partes, de momentos oportunos y de casualidad en el manejo de los acontecimientos. De como Franco según venían los vientos iba distribuyendo la influencia y el poder de la Falange, el Ejército, la Iglesia, o como los pasaba a un segundo plano cuando podían perjudicarle para así quedarse instalado en el poder que tanto le gustaba, y que aunque según parece en un principio ese no era su propósito, lo cierto es que después no habría quien le apeara de él.

Me ha gustado poder ver desde otro prisma y plantearme la imagen de Franco que tenía y que no era muy exacta, quizás porque durante muchos años fue otra la que trataron de darnos, ya que, según nos cuenta el autor, y no hay que dudar de ello ya que la labor de documentación de este libro es extensa, se trataba de un hombre acomplejado, sin ninguna otra formación más que la militar, que se dejaba adular y llevar por quienes a él le interesaba, pero a la vez muy desconfiado. Un hombre que sin ciertos apoyos no hubiese sido, posiblemente, nadie. Pero no estaba sólo, a otros interesaba un personaje de estas características, para aprovecharse y llevar a cabo sus tejemanejes. Vamos que a él le gustaba el puesto y a otros les gustaba que estuviese él.

También nos acercará, como no podía ser de otra forma y aunque sea a vuela pluma a la personalidad de otros personajes de estos años, como la de su esposa Carmen Polo; el Rey Alfonso XIII, y su esposa la Reina Victoria Eugenia; Don Juan de Borbón y su esposa Doña María de las Mercedes, Condes de Barcelona; Serrano Suñer, Muñoz Grandes, Arias Salgado, el padre Llanos, Carrero Blanco, etc., etc.

En este libro se pondrán de manifiesto, hechos que nos habían contado de una forma, y en realidad fueron de otra. Así aunque durante muchos años nos habían contado que Franco nos había librado de entrar en la Segunda Guerra Mundial con las conversaciones que tuvo con Hitler en Hendaya, no hay nada más lejos de la realidad. Eslava Galán nos relata que la desaparición de ciertos documentos y una propaganda bien llevada hicieron cambiar la realidad del asunto. Con lo que no se contaba es que la otra copia de los documentos aparecerían años más tarde y se esclarecería la verdad. Y es que la verdad sólo tiene un camino.

También nos adentrará en como era y funcionaba la sociedad durante la postguerra donde la falta de libertades, el estraperlo, el enchufismo, el soborno, el tráfico de favores, el abuso de poder, la doble moral, .... eran actitudes que estaban a la orden del día. Cómo la religión se entrometía en la vida cotidiana de las gentes. 

Una sociedad donde el machismo era "aplaudido" y era lo que se esperaba del hombre, mientras que la mujer no podía olvidar que su único papel era el de esposa y madre, de salvaguarda de la vida familiar, y de la que se esperaba sumisión, honestidad, moralidad. La mujer tenía todos los deberes y pocos, más bien ningún, derechos.

En  Los años del miedo también vamos a encontrar cosas curiosas, como que Franco quiso aparecer en los billetes de curso legal y aunque lo intentó varias veces nunca lo consiguió; o la receta de cómo, en aquellos años del hambre, se conseguía hacer tortilla de patatas sin huevos y sin patatas; o el inicio de las quinielas; el estreno de Gilda; el éxito de Celia Gámez; el estreno de la revista Blanca Doble; los inicios como boy de Jose Manuel Lara, fundador de Editorial Planeta; cómo actuaba la censura; la vestimenta que había que utilizar en la playa; la estancia de Ava Gardner cuando vino a rodar una película en España, ya que se puso de moda nuestro país para estos menesteres por lo barato que salía hacer aquí una película, y sus amores con el actor español Mario Cabré (que, aunque le pesara a nuestro compatriota, duraron lo que la estancia de la estrella en España, ya que lo único que quería la Gardner era tener un hombre al lado); el descubrimiento de la penicilina y como fue tratado el Dr. Fleming cuando, después, visitó España, y otros hechos que en ese período acontecieron.

También nos cuenta como fueron las visitas de figuras como Evita Perón y todo lo que se movió a su alrededor; de estrellas como Jorge Negrete al que le arrancaron todos los botones de su vestimenta; la esperada y organizada visita del Papa Pio XII, que al final no vino, mandando un representante, y otras más.

En definitiva, un libro que quizás al saber que no se trataba de una novela nunca habría leído y me hubiese perdido mucho, ya que de una forma sencilla, ágil y amena me ha introducido en una parte de nuestra historia, que en muchos casos conocía tergiversada, mostrándome otros hechos y datos que desconocía, acercándome de paso a la sociedad tal y como era entonces en España.

Es un libro muy instructivo y bien documentado, prueba de ello son las seis páginas de bibliografía que aporta el autor, y si bien, como todos, seguro que tiene su visión de las cosas, me parece que las ha transmitido de una forma bastante objetiva y dejando a un lado su parecer.

Es una lectura que recomiendo a todo el que tenga un mínimo de curiosidad sobre esta época, y no debe echar para atrás el tema de que trata, ya que está estupendamente abordado, con mucha claridad, de forma muy amena e instructiva.

lunes, 24 de febrero de 2014

LA ESTEPA INFINITA - Esther Hautzig



Pese a tratar sobre un tema del que me gusta leer, no se trata de un libro que me haya llamado la atención desde las estanterías de las librerías, y eso que después de intentar echar un vistazo por las páginas de internet para hacerme una idea, he visto que es un libro bastante elogiado (y, después de haberlo leído no me extraña), y si no hubiese sido porque me lo recomendó una persona con la que suelo coincidir en gustos, quizás no hubiese pasado jamás por mis manos, ya que ni el título ni la portada hubieran conseguido que a simple vista me fijara en él. Además, el nombre de la autora tampoco me era conocido.

Indudablemente estar editado por Salamandra es una garantía, pero hasta este detalle creo que me hubiese pasado desapercibido.

LA AUTORA


Esther Hautzig es una escritora polaca, de origen judío, que nació en Vilna en 1930, desde donde fue deportada a Rubstoysk (Sibería) por un período de 5 años (período relatado en esta novela), cuando entraron en su país las tropas soviéticas.

Tras ser liberada vuelve a Polonia, después viaja a Suecia y por último se traslada a Nueva York, ciudad en la que murió en noviembre de 2009.

Aunque escribió algunos relatos para niños, la obra por la que Esther Hautzig es conocida es precisamente sobre la que versa esta opinión La Estepa Infinita, que escribió en 1968, y que fue nominada al National Book Award al año siguiente, y por la que recibió numerosos premios, entre los que se encuentran el Lewis Carroll Shelf Award, Jane Adams Children’s Book Award, o el Prix du Livre pour la Jeunesse de la Fondation de France, en 1987.


ARGUMENTO

Esther tiene 10 años y vive en Vilda, una ciudad de Polonia, en una casa con un gran jardín alrededor con macizos de flores. Es una casa enorme en la que vive toda su familia: sus padres, sus abuelos paternos, sus tíos, sus primos. Cada uno dispone de su propio apartamento pero las puertas nunca están cerradas.

A Esther no le falta de nada. El nivel económico de su familia es alto, aunque su madre opina que para formar el carácter de una niña rica le conviene ir a una escuela en la que haya niños de todos los niveles económicos.

El orden preside su vida, y tiene todos los días planificados hasta el último minuto con actividades a la salida del colegio: danza, clases de piano, ir a la biblioteca, etc.

Pero un día sus costumbres se verán alteradas y nada volverá a ser lo mismo.

Unos soldados rusos que apuntaban a su padre con una bayoneta llaman a la puerta de su casa y les ordenan que hagan la maleta, que recojan sus cosas que tienen que acompañarles. Después son trasladados en unos camiones, junto a otras personas, a la estación, donde les hacinaron en unos vagones para ganado, en los que emprenderían un viaje del que no sabían la duración, ni el destino.

Tras un viaje inhumano, días más tarde el tren pararía definitivamente en Rubtsovsk, un pueblo minúsculo en medio de la nada, en la Estepa Siberiana.

Allí viviría Esther durante los siguientes cinco años en unas condiciones que jamás se hubiese imaginado.

MIS IMPRESIONES

Según nos cuenta la autora esta novela existe gracias a que Adlai E. Stevenson, político y diplomático estadounidense, que tras visitar Rubtsovsk, publica varios artículos sobre su viaje.

Esther, después de leerlos, decide escribir a Stevenson para contarle lo que ella vivió en Siberia. Stevenson contesta su carta con una sugerencia: “Creo que debería escribir un libro sobre su vida en esa región de la Unión Soviética durante aquellos días tan difíciles de la guerra. Ese libro nos sería mucho más útil que mis artículos. ¡Y seguro que estaría mejor escrito!”.

Por fortuna, Esther se decidió a poner manos a la obra y hacer efectiva esta propuesta. 

Si tuviera que manifestar cual me parece el resultado lo calificaría como un relato que me ha encantado, me ha emocionado y recomiendo.

Después de lo mencionado unos párrafo antes, ya os imaginaréis que “La Estepa Infinita” es un relato autobiográfico de los años que Esther Hautzig vivió, junto con sus compatriotas deportados, en Rubtsovsk. Cómo fue su vida desde que llegó hasta que, por fin, les liberaron. Nos cuenta como fue ese viaje hasta aquel lejano lugar, en que condiciones lo hicieron. Cómo, cuando llegaron, les encomendaron a todos ellos unos trabajos sin tener en cuenta la edad, el sexo o las condiciones físicas en las que se encontraban. Cómo vivieron en una vieja escuela de totalmente vacía, donde todos dormían en el suelo, sin calefacción y con insuficiente comida.

También nos relata cómo después de este primer período se concede a los polacos deportados una anmistía consistente en que podrían vivir en el pueblo y se les asignaría un trabajo remunerado. Cómo aunque mejoró algo su situación y sus trabajos y hasta tuvieron la suerte de encontrar alojamiento en el pueblo compartiendo casa con otras familias, seguían viviendo en unas condiciones en las que jamás se hubiesen imaginado que podrían vivir. Con unos veranos tan calurosos que era costosa la supervivencia y unos inviernos en los que era muy difícil sobrevivir sin el calzado y la ropa adecuadas (aunque en algunos casos hasta esto era insuficiente), y en unas casas, por llamarlas de alguna forma, en las que hasta un vaso de agua se agua se congelaba por la noche; con unas raciones de comida sumamente escasas en las que algo de leche o un huevo era todo un lujo impagable en el mercado; donde cualquier enfermedad era casi imposible curar.

Todo esto nos es relatado en primera persona lo que hace que nos produzca una mayor sensibilidad hacia lo que nos cuenta, que nos sea más cercano, que nos impliquemos más en la historia, logrando que seamos conscientes de cómo se sintió en cada momento, en cada suceso, en cada acontecimiento, porque ella es la verdadera protagonista de los sucesos que nos lo cuenta.

Pero en cambio todo esto que es tan duro y negativo nos lo relata sin ninguna clase de resentimiento o pesimismo, no pretende dar pena, al revés, todo lo veía con optimismo, se podría decir que quiere encontrar el lado bueno de todo lo que allí sucedió, que no había que hundirse, al revés, había que mirar con la cabeza alta, con orgullo, luchar (en la medida en que podían) para que las cosas mejorasen. 

Nos cuenta sucesos de gran sufrimiento en aquel campo de trabajo, aunque no existiera la brutalidad o el exterminio que podría darse en un campo de concentración. De hecho no estaban encerrados y nadie les vigilaba, porque no hacía falta, no había forma de escapar de allí; pero todo esto nos lo relata sin recrearse en su infortunio, como si lo que allí sucediera fueran hechos normales, como si se tratara de lo que les había tocado vivir y no hubiera lugar a quejarse o compadecerse de ellos mismos.

Un relato que nos conmoverá tanto para que en alguna ocasión se nos salte alguna lágrima, pero también en algún momento nos hará sonreír.

Me he encontrado con relato distinto a lo que solemos encontrar. Como ya he dicho no se pierde en divagaciones, es un testimonio directo, contado por una adolescente, en el que utiliza un lenguaje sencillo, pero con unos comentarios que no son tan simples como a primera vista pueden parecer ya que contienen una gran profundidad, y que nos hacen comprender la madurez que ha alcanzado a pesar de su edad. 

El relato usa un tono adecuado a una niña/adolescente de esa edad, que se da cuenta y es consciente de lo que sucede, aunque no sea totalmente capaz de entender el motivo. Además no se recrea en los hechos negativos, como dando por sentado que es suficiente con lo que cuenta,  y el lector tiene que ser capaz de imaginar la intensidad de las penalidades, el sufrimiento, la necesidad, el cansancio, el calor, el frío, el hambre etc. por las que están pasando, y que por lo menos en mi caso lo ha conseguido.

Con todo esto, creo que ha quedado claro que Esther Hautzig ha conseguido que me haya sentido atrapada por las páginas de este relato, por su historia, por sus vicisitudes, por su sufrimiento, por sus penas y sus alegrías. Ha conseguido hacerme partícipe de su vida durante estos años y que conociera un poquito de la vida de estos deportados, cuyo único crimen consistió en que se les considerase capitalistas. En definitiva una novela que no te deja indiferente y cuya lectura recomiendo totalmente.