NUESTRA OPINIÓN

En cuanto se dio a conocer la fecha de publicación de la entrega final de la Trilogía del Baztán, fuimos muchos los que comenzamos la cuenta atrás para hacernos con Ofrenda a la tormenta. No podía ser de otra forma.
La inspectora de homicidios Amaia Salazar había logrado atraparnos con las investigaciones que comenzó en El guardián invisible y continuó en Legado en los huesos. Ahora, según nos había adelantado Dolores Redondo, en Ofrenda a la tormenta todo iba a quedar atado y bien atado y queríamos conocer el final.

Dolores Redondo lo ha vuelto a hacer. Como ya sucediera con El guardián invisible y con Legado en los huesos, desde las primeras páginas de Ofrenda a la tormenta ha conseguido crear en mi esa necesidad de leer, de no querer dejar el libro hasta llegar al final y que, en alguna ocasión, casi me haya pasado de parada en el transporte público. Hasta cuando subía en el ascensor abría el libro para leer un poco más.Con Ofrenda en la tormenta Dolores Redondo pone fin a la Trilogía del Baztán, una trilogía que según la propia autora ha comentado, como publicamos aquí en la reseña del encuentro que tuvimos con ella,  tiene su origen en una noticia breve y siniestra publicada en la prensa que llamó su atención sobre la muerte de una niña y que después desapareció de los medios tan discretamente como había aparecido.

Dolores Rendondo vuelve a introducirnos en esa sociedad matriarcal del valle del Baztán, con esas mujeres fuertes, en la que sitúa sus novelas, que con el mundo mitológico y la investigación policial, y utilizando estos ingredientes difíciles de combinar con solvencia, y comunes en las tres novelas pertenecientes a la Trilogía de Baztán, logra montar una historia con una columna vertebral de una coherencia total, en la que todas las piezas encajan en su sitio. En El guardián invisible la figura de la mitología utilizada fue el Basajaún, en Legado en los huesos se sirvió del Tarttalo y en Ofrenda a la tormenta nos vamos a encontrar con Inguma, un demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento y les arrebata la vida durante el sueño.

En esta novela Amaia Salazar va a investigar una serie de muertes de cuna o muertes súbitas del lactante que responden a una pautas similares, y a la vez seremos testigos de la vida de Amaia y su entorno. Encontraremos que Amaia ha dejado atrás el período postparto que sufría en la anterior novela y del que, para la mayoría de los lectores, no salió muy bien parada, parece que los hechos que tuvieron lugar al final de la entrega anterior la hicieron reaccionar. Nos encontramos una Amaia más fuerte en lo que respecta a sus demonios interiores y que se va a ver sacudida por unos sentimientos de diferente tipo a los que va a tener que hacer frente.Y es que uno de los puntos fuertes de esta novela en particular y de la trilogía en general, son los personajes que desarrolla Dolores Redondo, unos personajes muy humanos, muy reales, con sus defectos y virtudes.

En esta ocasión también vamos a vernos transportados a esos ambientes asfixiantes en los que tanto influyen la naturaleza y la climatología propia del lugar, días muy lluviosos, con poca luz, mucha niebla y en la que una gran tormenta coincidirá con uno de los momentos más importantes de la novela.

En Ofrenda a la tormenta un narrador omnisciente será el encargado de relatarnos la historia, en tercera persona, con un hilo cronológico temporal, a lo largo de 57 capítulos, utilizando un lenguaje, sencillo, directo, que nos mantendrá enganchados a sus páginas y en la que nos vamos a encontrar con algunos giros que añadirán más interés si cabe.

Hubo un momento que tuve sospechas a cuenta de quien podría estar detrás de los hechos criminales, pero no por ello mi interés por llegar al final de la novela y ver como se iban a desarrollar los hechos decrecieron un ápice.

Como puede verse de todo lo anterior Ofrenda a la tormenta, al igual que las anteriores entregas, me ha gustado mucho y me ha parecido que no sólo ha estado a la altura de las anteriores entregas, sino más y me ha parecido un gran colofón para esta Trilogía.

Quizás haya quedado algún fleco, pero seguro que la Inspectora Salazar, aunque esta trilogía haya quedado cerrada, vuelve para aclarárnoslo. Más de uno estamos deseando de que así sea.

Hemos leído de la autora

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Sé el primero en puntuar este contenido.