NUESTRA OPINIÓN …

Para mi Las hojas de Julia no era un libro desconocido antes de publicarse en papel. Había visto muchos tuits, alguna que otra reseña con buenos comentarios, así que cuando me hablaron de un encuentro con la autora y la posibilidad de leerlos con anterioridad, enseguida dije que sí.

Me gustan los encuentros con autores y si además tienes la posibilidad de llevar el o los libros leídos creo que se disfrutan mucho más.

A quien piense que hay lecturas apropiadas para ciertas fechas sin ninguna duda le recomendaría este libro para San Valentín. Qué mejor lectura para esta celebración que una novela romántica o de amor.

Porque Las hojas de Julia es una historia de amor, una historia como esa de las que me encantaba leer cuando tenía unos cuantos años menos, una historia que casi es un cuento, aunque sea un cuento actual.

Julia es una chica que busca el que será el amor de su vida, pero ese chico no es uno cualquiera porque está empeñada en creer lo que, siendo más niña que adolescente, le dijo una adivina en una feria: Antes de los 30 conocerá a ese chico al que reconocerá porque tendrá una marca en la cara, una marca que no podía definir, podía ser una cicatriz, un lunar, …, no sabía muy bien qué, pero algo había en ella. Y ella no cejará en su empeño, hasta tal punto que se convertirá encontrar ese rasgo en casi una obsesión.

Julia lo tendrá claro, aunque haya varias relaciones en su vida, para que prolongarlas más de lo necesario. Si no cumplen el requisito de la marca en la cara mejor romperlas antes que después y que el sufrimiento sea mayor. Aun cuando en su fuero interno cree que ha encontrado al hombre de su vida, con el que se siente muy a gusto y quiere compartir todo su tiempo, y que hace saltar en ella todas las alarmas sintiéndose sumamente atraída es capaz de dar con todo al traste por esa obsesión, porque es así como yo la llamaría (en más de una ocasión me han dado ganas de darle un buen zarandeo y que se dejase de tonterías).

Las hojas de Julia una novela sencilla, con una historia a mi modo de ver bastante previsible en la que la autora ha utilizado una estructura sin complicaciones y que se lee rápido y bien, pero para mi gusto se trata de historia bastante edulcorada, pero quede claro que esto es una opinión totalmente personal.

Una vez terminada la lectura estimo que va sobretodo dirigida a chicas jóvenes, como la protagonista y quizás por ello la autora ha utilizado, a mi modo de ver, un lenguaje excesivamente coloquial, como el que se utiliza en la calle, pero que en una novela no sea quizás el más apropiado, además en algunos casos, para mi gusto, abusa de la repetición de frases  y expresiones, a veces en párrafos muy cercanos, pero nada que no se pueda perdonar y más si tenemos en cuenta que es su primera novela.

Nos vamos a encontrar una lectura fresca, muy fresca, sencilla y sin muchas complicaciones, muy entretenida, con unos personajes que cumplen su papel, aunque no están excesivamente trabajados y que sin ninguna duda nos hará pasar unas buenas horas de lectura alejándonos de nuestra rutina y nos dejará un buen sabor de boca.

Las hojas de Julia creo que ha resultado un buen inicio en la literatura para María Jeunet, pero os adelanto que si no os ha convencido del todo o si os ha gustado, no debéis dejar de leer su segunda novela: La foto de Nora, porque os va a sorprender lo que esta autora ha sido capaz de evolucionar. No os digo más porque esa novela será objeto de otra reseña que tendrás que leer si quieres descubrir más.

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.