NUESTRA OPINIÓN…

Conocer de la publicación de un nuevo libro de Carmen Posadas siempre es una buena noticia y por eso cuando supimos de la publicación de La maestra de títeres nos decidimos a buscarle un hueco entre nuestras próximas lecturas.

Beatriz Calanda es una de esas caras habituales en las revistas del corazón. Lleva años vendiendo exclusivas a costa de matrimonios, divorcios, amores, nacimientos y otros acontecimientos que han ido teniendo lugar a lo largo de su vida.

Una vida que todos conocen a ritmo de exclusiva, pero en realidad ni siquiera su familia sabe quien es verdaderamente. Tanto es así que su hija pequeña se cuestiona quién es su madre en realidad y está dispuesta a indagar qué de lo que conoce sobre es real, ya que Beatriz nunca habla de su pasado.

¿Será realmente la vida de Beatriz esa que han ido relatando las revistas? ¿o a base de irse haciendo una a la medida que los acontecimientos le iban pidiendo habrá llegado a no saber que es lo que hay en su historia de realidad y qué de invención?

Beatriz Calanda es la protagonista principal de esta novela. Es un personaje potente, con mucha fuerza, es el prototipo de mujer que muchos miran con admiración, que vive de su imagen y su vida es consumida por los seguidores de la prensa rosa como una novela por entregas.

Pero aunque la principal, Beatriz no es la única protagonista de la novela ya que tanto Ina, su madre, como Gadea, su hija, tienen su parcela importan en esta novela. Unos personajes con entidad propia y en el caso de Ina con una historia que daría para su propia novela.

A través de estas tres mujeres Carmen Posadas hace un recorrido por los últimos 60 últimos años de la historia de España, un retrato de la aristocracia y la clase alta de la sociedad española en tres épocas distintas: la posguerra, la transición y el presente.

Tomando las palabras de Beatriz, La maestra de títeres es «una narración fragmentada«, que le permite a la autora «adentrarse tanto en el pasado como en el presente» de Beatriz, «hablar de sus padres, de sus hermanos, saltar de la historia de unos a la historia de otros porque lo que es una persona solo se comprende si, en paralelo, se cuenta como fue la vida de su familia, hablando de su infancia, de su adolescencia, de sus afanes, de sus amores y también de sus errores«.

La maestra de títeres es una novela compleja, muy bien escrita, con un lenguaje elegante, cuidado; bien documentada y con un toque costumbrista, en la que, los que ya tenemos una edad, nos será fácil reconocer lugares, situaciones, formas de vestir y comportamientos; y en la que veremos cruzarse a los personajes de ficción con otros reales aunque estos últimos podríamos decir que hacen simples cameos. Una historia contada a través de tres hilos temporales que se irán entrecruzando, saltando de uno a otro, para finalmente converger en un solo, en el que descubriremos se encierra un misterio.

Tengo que reconocer que en algunos momentos la narración me ha parecido un tanto fría y en la primera parte de la novela he echado en falta un poco de esa intriga que luego aparece y ese interés en la historia que surge en el hilo de Ina y que hizo que desde ese momento me pareciera una novela diferente. Esta es una apreciación totalmente personal que no tiene que puede que no coincida con la de otros lectores.

Es un placer leer a Carmen Posadas, me encanta su forma de escribir que logra mantenerte pegado a las páginas de una novela en la que en muchos momentos parecía que no sucedía nada, con una historia en la que parecía no avanzabas y que no te llevaba a ningún sitio, pero hacia la mitad la novela, en el punto que he comentado antes, va adquiriendo un ritmo distinto, el pasado empieza a tomar interés, la historia da un giro, aparece la intriga y vamos terminando de unir las piezas del puzzle que parecían ya puestas pero en el que estaba claro que faltaba pegamento.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.