NUESTRA OPINIÓN …

Suele pasar que entre unas lecturas y otras el tiempo se nos va pasando y algunas las vamos dejando más tiempo del que nos gustaría. Eso es lo que me estaba pasando con El Jardín Olvidado, pero cuando entré en el FNAC y vi esta otra novela de Kate Morton no pude resistir la tentación y hasta logró que adelantase su lectura a la que tantas ganas tenía de leer. Además, teniendo en cuenta que me atraía el tema y era anterior a la otra novela, sería interesante ver la evolución de la escritora.

El personaje principal de esta novela es Grace, aunque nos vamos a encontrar otros personajes con importancia como Hannah, Emmeline, Alfred, Teddy, etc. Unos personajes muy bien dibujados, en los que nos será muy fácil reconocer sus pasiones, sus sentimientos, sus carencias, sus miedos, ambiciones, engaños, su forma de actuar, hacernos una idea de su personalidad.

Grace nos relatará en primera persona sus vivencias y las de los habitantes de La Casa de Riverton desde que llegó a esa casa a servir hasta el suceso de la muerte del poeta, intercalando esta historia con su vida actual, aunque lo que nos cuenta de la actualidad es únicamente utilizado como hilo conductor de la narración de los hechos que va recordando. Así que aunque va intercalando el momento actual con el pasado, el grueso de la historia son sus recuerdos.

Pero esos recuerdos surgen poco a poco, así empieza recordando cuando llegó a La Casa Riverton, en la que ya había servido su madre, su primera sorpresa es que todos los integrantes del servicio tenían muy buenos recuerdos de ella, algo que para nada concuerda con la imagen que Grace tiene de ella. Además hay algo que a Grace se le escapa, es como si hubiese un gran misterio en torno al momento en que su madre dejó de trabajar en esa casa, pero quizás éste no sea el único misterio que nos encontremos en la novela.

Con lo anterior, puede que muchos pensaréis que se trata de una novela de misterio, pero a mi me sería muy difícil encuadrar esta novela en un sólo género, ya que además nos relata con gran acierto como era la decadente alta sociedad inglesa de finales del siglo XIX y principios del XX, así que quizás tenga también un poco de costumbrista; algunos se atreverían a decir que tiene algo de histórico, aunque yo no llegaría a tanto ya que aunque se enclava en un período histórico real (primera y segunda guerra mundial) de histórico no tiene nada más que eso. También hay quien puede calificarla de novela romántica, yo tampoco estoy de acuerdo. Hay una historia de amor, pero tampoco es, para mi, lo principal de la novela.

Uno de los mayores aciertos que le encuentro a esta novela es la forma de mostrarnos como era esa decadente, y llena de apariencias, sociedad inglesa, esa diferencia entre los de arriba y los de abajo, que en algunos momentos tanto me ha recordado a las series televisivas Arriba y Abajo o Downton Abbey. Otro de los aciertos que le encuentro es la forma de mostrarnos la influencia que pudo tener en la sociedad la Primera Guerra Mundial y después la Segunda, y como mientras una parte de esa sociedad se resiste a aceptar esos los cambios que se estaban produciendo, otros no están dispuestos a que no se reconozcan sus derechos.

En La casa de Riverton nos vamos a encontrar con una buena historia, estupendamente ambientada, bien contada, con un lenguaje fácil, una lectura amena, con una narración muy bien realizada, con buen ritmo sin que en ningún momento decaiga nuestro interés, una lectura por la que nos sentiremos atrapados y tendremos ganas de leer más, y aunque desde el principio, conocemos el final de la historia, esto no resta interés y el desenlace no dejará de sorprendernos.

Si tuviese que ponerle un pero a la novela para que ésta no sea redonda, es que la historia de amor, quizás, en algunos momentos nos pueda parecer un poco folletín, pero de todas formas recomiendo su lectura.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

 

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.